balenciaga imagina un fabuloso infierno cibernético para su última campaña

El conocido artista digital Jon Rafman colabora con Demna Gvasalia en la creación de este caótico vídeo de dos minutos.

|
13 Febrero 2019, 4:11pm

Ya está aquí la nueva campaña de Balenciaga, y ha llevado aún más lejos su desaforada estética Y2K presentada inicialmente en su último desfile.

Si haces memoria y regresas al desfile primavera/verano '19 en París, probablemente recuerdes la épica instalación de Balenciaga, a medio camino entre una instalación de vídeo inmersiva y una pasarela. Los modelos desfilaron a través de un túnel revestido de luces LED, creando un universo que evocaba a la espiral de datos digitales que se transmiten a través de Internet (esta es de hecho una explicación muy técnica y precisa de cómo funciona Internet). "Queríamos transportar a la gente", explicó después del desfile el director creativo de la firma, Demna Gvasalia. "Los desfiles de moda deben transportar a la gente, de lo contrario no tiene sentido. Fue como trabajar en una película, hacer que la gente adquiera otra realidad; será algo que recordaremos siempre".

Demna describió la colección como "neo-sastrería, un nuevo glamour para una nueva generación que no ha crecido con él", con looks excéntricos que ofrecen un equilibrio casi paradójico de estilo futurista y nostálgico.

El set fue obra del conocido artista digital canadiense Jon Rafman. Cuando Demna lo conoció en Art Basel, no tardó en pedirle que colaborase con él para el desfile, y tal fue el resultado que decidieron trabajar juntos de nuevo para la campaña. Las referencias del caótico universo cósmico que han creado para la pieza probablemente incluyen The Matrix, la estética Y2K y los videojuegos de los 90. Parece que las gafas de sol diminutas han llegado para quedarse.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.