hablamos con hinds para descubrir el secreto que las ha hecho imparables

Llenando salas, bailando como locas en el 'backstage', de fiesta en casa de Selena Gómez... Hinds puede con todo. Tras dos años cosechando éxitos por el mundo, nos ponemos al día con ellas de la mano de Bershka y su última iniciativa: 'Women in Music'.

por en colaboración con Bershka y Mirena Ossorno
|
12 Junio 2018, 7:04am

De subir una canción a Bandcamp a tocar en The Late Show with Stephen Colbert: Carlota, Ana, Ade y Amber están haciendo historia en la industria de la música en nuestro país. Herederas espirituales de grupos como The Go Go’s, el cuarteto madrileño ha conseguido conquistar al público de medio mundo con su sonido pegadizo —de corazón pop y alma punk rock— y una puesta en escena tan enérgica como honesta.

El pasado abril, por fin veía la luz I Don’t Run y hace tan solo unos días, todavía con 'jet lag' de su gira por Estados Unidos, volvían por fin a España para deleitarnos con su nuevo trabajo y el desenfadado espíritu que las caracteriza desde sus inicios.

Por ello, con motivo de su actuación en la última edición de Primavera Sound, nos reunimos con Hinds para descubrir un poco más acerca de esta segunda etapa en su carrera, su vuelta a casa y algunas de las anécdotas que han marcado su última gira.

Venís de estar de gira por Estados Unidos y Reino Unido. ¿Cómo está yendo la presentación del disco? ¿Cómo están respondiendo los fans?
Lo cierto es que el contacto con el público es la mejor manera de saber cómo está funcionando el álbum. Son los fans los que le dan a las canciones una vida diferente, como si de pronto dejaran de ser sólo nuestras. Está siendo precioso y súper alentador verles gozar, bailar, cantar y sudar con nuestra música en salas completamente llenas. Es un lujazo, la verdad.

Con tantas idas y venidas, ¿cómo es la sensación de volver a Madrid? ¿Cómo han cambiado las cosas cuando volvéis a casa?
Creo que cambiamos más nosotras mismas que la propia ciudad o nuestro entorno. Cada gira es como una evolución, porque cada día de tour vale por cinco. Todo es siempre tan nuevo y absorbente y emocionante, loco e intenso al mismo tiempo, que contarían como 5 días en la vida de una persona con una rutina normal. Por eso nos volvemos un poco locas también y perdemos la lógica del espacio-tiempo. Por eso, al volver a Madrid necesitamos un reajuste de velocidades. Aun así, Madrid sigue siendo la mejor para nosotras: el mejor agua, el mejor cielo, el mejor suelo, los mejores amigos, las mejores bromas y la mejor cerveza.

¿Tenéis algún ritual de preparación antes de los conciertos para salir con tanta energía?
¡Sí claro! Ha ido cambiando a lo largo de estos cuatro años, pero ahora lo que hacemos es bailar y cantar. Lo que bautizó [nuestra amiga] Neelam con el término de "international bangers" (lo que vendría a ser canciones clásicas del mundo del pop que te obligan a gritar mucho o a mover los brazos muy rápido) durante una media hora; si es más, mejor. Es una imagen un poco rara, pero sí, antes de salir a un escenario, en el backstage suena " Man! I Feel Like A Woman".

En la reseña de Pitchfork sobre I Don’t Run dicen que vosotras hacéis canciones sobre amor, no de amor. ¿Os identificáis con esta definición?
Ya, bueno, en la traducción al español suena a casi lo mismo. Ellos se refieren a que no hacemos, digamos, el género "love songs", sino que hacemos songs que hablan de amor. A mí me parece una distinción muy bonita, aunque también me encantaría hacer love songs al estilo clásico —en cuanto a la estructura o forma o sonido— algún día, porque en cuanto a contenido es imposible.

Somos tan realistas y nos gusta tanto ser precisas con nuestros sentimientos que jamás podríamos hacer canciones pop sobre el amor, siempre llenas de exageraciones y donde la culpa siempre la tiene el otro y el que canta "siempre tiene razón". En nuestras letras no ocurre eso en absoluto, ¡pero pensémoslo como algo bueno! Es algo que nos diferencia mucho en el mundo de las lyrics.

Como ya comentamos en su día, este nuevo álbum suena como la banda sonora de un verano inolvidable. ¿Cuál es vuestro mejor recuerdo estival como banda?
No ocultamos a nadie que el verano es nuestra estación favorita porque hace que todo sea un poquito más fácil. Desde hacer la maleta para girar como poder sentarte en la calle a charlar sin morirte de frío ni consumir. El FIB nos ha dado muchísimas alegrías todos estos años, tanto cuando hemos tocado como cuando sólo íbamos a disfrutar.

Recientemente habéis subido un vídeo a vuestro Instagram cantando junto a Selena Gómez en lo que parecía ser un backstage. ¿Cómo surgió el encuentro?
Es que ella es amiga de amigos nuestros. Coincidió que ella vive ahora en Santa Ana, donde estábamos tocando, así que se vino antes del concierto y todo. Fue una noche surrealista: le flipó el concierto [tanto] a ella y [como a] sus amigos, y nos invitó a su casa (bueno, mansión). Preparó un fuego en el jardín, nos prestó bikinis a Ana y a mí para bañarnos en su piscina, compró como 20 hamburguesas del In&Out para todos…

En fin, de verdad que era lo último que nos esperábamos en esta vida. También nos estuvo hablando de sus cosas en el mundo de la música ahora mismo, y sus miedos y dudas… No sé, fue muy íntimo, divertido y genial.

¿Cuál ha sido vuestro último descubrimiento musical?
QTY. Son de Nueva York, acaban de sacar disco y son la hostia.

Además de Hinds, ¿tenéis algún otro proyecto en paralelo del que os gustaría hablar o que tengáis en mente?
Estamos trabajando para hacer un festival y un gran documental. Todavía no podemos asegurar fechas de ninguna de las dos, ¡pero ambas cosas ocurrirán!

¿Qué retos os gustaría alcanzar en 2018?
Si seguimos vivas, es que todo va bien.

Con la iniciativa 'Women in Music', Bershka quiere celebrar el talento de las artistas emergentes que están poniendo patas arriba la industria de la música con su mensaje y su talento.

Créditos


Texto Mirena Ossorno
Fotografía Xavi Prat
Estilismo Jon Morales
Maquillaje y peluquería Itziar Nzang
Asistente de maquillaje y peluquería Iria Salgado