esto es lo que pasa cuando encierras a tres parejas en una habitación durante 24 horas

El nuevo vídeo de Bonobo no es exactamente un 'reality' de parejas, pero se le acerca mucho.

por Georgie Wright
|
26 Octubre 2017, 8:00am

¿Qué sucede cuando coges a tres parejas diversas, las encierras en una habitación de motel y tiras la llave? No, no obtienes un reality de la tele. Lo que obtienes es el nuevo videoclip de Bonobo. Un vídeo increíblemente bueno.

El clip acompaña a "Break Apart", el nuevo tema de este melancólico músico, lo que resulta en cierto modo irónico dado que las parejas van atravesando diversos estados de acercamiento y "Break Apart" significa "separación". El director residente en Los Ángeles Spencer Creigh encerró a las tres parejas de amantes en la misma habitación (pero en momentos diferentes) durante 24 horas sin teléfono, sin televisión y sin cortaúñas... Todas esas pequeñas distracciones a las que recurres inconscientemente cuando tu media naranja empieza a quejarse de los espaguetis escapistas que están atascando el fregadero.

"Quería que el espectador, al ver el vídeo, se sintiera como un voyeur", explica Spencer. Y lo ha conseguido. Ver el vídeo da una sensación extraña y cautivadoramente intrusiva. Puede que estemos acostumbrados a ver a Kim K hablando con entusiasmo en la televisión pública sobre lo poco que le gusta hablar públicamente sobre nadie, pero en ese caso los personajes están interpretando de forma obvia sus vidas "reales". Aquí, todo resulta bellamente aburrido, más íntimo y auténtico, más cercano a un reality que los mismos realities.

Spencer lo resume bastante bien: "Cuando ves el vídeo, experimentas una gran dualidad, porque te sientes conmovido viendo esos momentos tan auténticos de sentimientos reales pero a la vez notas cierta inquietud por estar invadiendo la intimidad de esas personas". La canción en sí misma es la banda sonora perfecta para este sentimiento paradójico. Las inquietantes aunque relajantes voces de Rhye, la producción estratificada aunque minimalista, todo ello converge para crear ese equilibrio de melancolía vivificante que nos recuerda a Bon Iver. El tema incluso cuenta con un sonido subyacente ligeramente enervante, como de un segundero, porque pasar 24 horas con una única persona y cero posibilidades de reírte de los memes de hipopótamos que se cuelgan en Instagram es algo muy intenso.

Tú no tienes que invertir 24 horas... Pero el vídeo que te mostramos a continuación definitivamente merece tres minutos de tu tiempo.

Tagged:
Música
Bonobo
videoclip
rhys