chloe wise pinta el verano de tus sueños para la nueva campaña de jacquemus

"Ambos tendemos a celebrar la belleza y el humor, ya sea con una inmensa puesta de sol o una inmensa tabla de quesos".

|
15 Febrero 2019, 9:42am

Cualquier seguidor de Simon Porte Jacquemus sabe lo que le inspira una playa mediterránea, una piel bronceada por el sol y el sonido de las olas de mar de fondo. Fue durante unas vacaciones cuando descubrió que la artista Chloe Wise estaba veraneando por la misma zona. Curioseando sus historias de Instagram, el diseñador se dio cuenta de que sus pinturas estaban inspiradas por la Riviera Francesa, al igual que su última colección. Fue en ese momento cuando decidió ponerse en contacto con ella para colaborar juntos, y de ahí nació la imagen de su campaña primavera/verano 2019: una pintura hecha por Wise que retrata a la perfección el tan anhelado universo Jacquemus.

Las protagonistas de la imagen son dos mujeres (y una mano) que descansan relajadas en una lujosa terraza. El naranja y el amarillo limón, tonalidades muy arraigadas ya en el mundo del diseñador, atrapan toda nuestra atención y contrastan con los azules del mar y el cielo. Ambas mujeres, a las que apenas se les ve la cara, visten con las prendas de su última colección, en la que destacamos especialmente un minibolso/cinturón/riñonera verde que seguro se convertirá en el próximo accesorio de culto. Como guinda del pastel, la mano de una tercera mujer, que sostiene un limón a medio pelar y de la que cuelga un brazalete con la letra "J".

1550160698077-fulljpg-2

"Encuentro fascinante la transformación entre la realidad, una foto y una pintura", dijo Jacquemus en una entrevista para WWD, afirmando que el arte pictórico —especialmente la obra de Matisse y Picasso— siempre ha sido una gran inspiración para sus colecciones. "Chloe logró realmente dar vida y belleza a las telas (pintadas), lo cual no es nada fácil. Las curvas de las chicas también permitieron jugar con luces y sombras, algo que me parece magnífico".

Simon consiguió ponerse en contacto con Wise a través de las redes, para luego quedar en el café favorito del diseñador, La Perle, en París. Allí crearon la composición de la pintura utilizando a tres modelos. La artista voló después a Nueva York para pintar la obra en la comodidad de su estudio. "Nuestro trabajo, por diferente que sea, tiene mucho en común. Ambos tendemos a celebrar la belleza y el humor, ya sea con una inmensa puesta de sol o una inmensa tabla de quesos", afirma Wise, en referencia al último desfile masculino de Jacquemus, en el que los modelos disfrutaron de un riquísimo desayuno improvisado a base de quesos y croissants. Sin lugar a dudas, una unión fructífera y muy acertada.