virgil abloh rinde homenaje a michael jackson en louis vuitton

El nuevo Rey de la Moda celebró el legado del Rey del Pop en su colección de otoño/invierno'19.

|
17 Enero 2019, 6:33pm

Imagen vía @lubakilubaki 

La mayoría de los directores creativos tendrían problemas con el síndrome de la segunda colección después de un debut que fue el momento de la temporada pasada, pero no Virgil Abloh. Para Louis Vuitton otoño/invierno'19, tomó Man in the Mirror y canalizó la vida, el mensaje y el significado de Michael Jackson. Virgil aprovechó las lentejuelas, el polvo de estrellas y el espíritu de la estrella del pop para elevar la vida cotidiana y darle un nuevo significado a la moda masculina de lujo.

"Por el destino, y su sentido de identidad en progreso, se convirtió en un fenómeno culturalmente indefinible: una maravilla universalmente identificable", explican las extensas notas del espectáculo en referencia a Michael Jackson. “Toda persona en la Tierra podía reflejarse en él. Todos los niños y adultos le aplaudieron. Años luz adelantado a su tiempo, el muchacho inspiró una revolución cultural que aún hoy retumba. Ese niño una vez caminó entre nosotros. Michael Jackson estuvo aquí”, continuaron. Y Virgil Abloh está aquí ahora, inspirando una nueva revolución que promete cambiar la moda para siempre.

El debut masculino de Virgil Abloh en Louis Vuitton fue un momento diferente a todo lo que habíamos visto antes en la moda. ¿Por qué? Significaba mucho más que una nueva propuesta de moda de lujo, encapsulaba un cambio sísmico que era una celebración de esperanza, diversidad y belleza en un nuevo mundo. Derribó los muros de la moda. Pasó de ser un outsider, a ser jefe de una de las casas de moda más históricas de Francia, pero no se detendrá allí. Tiene el plan para construir un nuevo mundo, acuñando palabras para un nuevo lenguaje que se estaba formando. De hecho, como parte de los materiales del show, a los asistentes se les proporcionó un abecedario enciclopédico actualizado; la tercera edición de El vocabulario según Virgil Abloh, y continuó cristalizando por qué hay tanto interés en el diseñador y su ascenso a Louis Vuitton. Del “3%” necesario para transformar lo común en extraordinario a “compresomorfosis” de accesorios adheridos a las prendas, el “banderismo” que celebra las nacionalidades del equipo de diseño de Louis Vuitton a su versión del traje zoot, como el léxico de Louis Vuitton crece, y cada vez es más evidente que Virgil está hablando el idioma de ahora y de mañana.

Homenajeando a Broadway y las producciones teatrales de los cortometrajes de Michael Jackson, Virgil trajo consigo la escena callejera de Nueva York al Jardín de las Tullerías. En su esquina de Ludlow y Rivington, su elenco repleto de estrellas –que iban desde Sheck Wes hasta Lucien Clarke y Octavian–, serpenteaba por el paisaje urbano en su nueva era de elegancia, mientras que los artistas de graffiti Futura, Lewy y Jim Joe dejaron su marca, todos acompañados musicalmente por una actuación en vivo de un supergrupo liderado por Devonte Hynes. Frente a nosotros, Naomi Campbell y Skepta aplaudieron desde la primera fila y gritaron cuando Alton Mason, vestido de satén de seda, dio un salto hacia atrás en la pasarela, y las estrellas de portada de i-D Timothée Chalamet y Frank Ocean bailaron en sus asientos.

Más que un desfile de moda, esto era entretenimiento, esto era una fiesta.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.