ya puedes ver el nuevo documental de björk (y es realmente inspirador)

Además, la hemos entrevistado para hablar de la imagen corporal, los sueños y todas esas cosas que hacen que la vida sea abrumadora.

|
28 marzo 2018, 8:17am

"Hay mucho más en la música que solo trabajo" comienza el primer episodio de Work in Progress, una nueva y brillante serie documental de WeTransfer. "Si colaboro, quiero que las conexiones sean genuinas, es necesario para que sea vea real". Con el objetivo de descubrir más sobre los procesos creativos de algunos de los artistas más importantes de la actualidad, la serie da comienzo nada más y nada menos que con la icónica Björk y con su amigo y colaborador Jesse Kanda. Juntos hicieron la portada del álbum Utopía, el videoclip de Mouth Mantra y el de Arisen My Senses. Órganos reproductores, material carnoso rosado, sexo, nacimiento y muerte, todo en uno. Un ciclo de vida completo y tan surrealista como bello.

El documental se graba en Islandia, donde Björk explica que no hay separación entre la naturaleza y las personas, pues nosotros somos naturaleza. Además, reflexiona sobre cómo fue nacer en Reykjavik en el seno de una pequeña comunidad de músicos donde todos se ayudaron unos a otros, compartiendo material y haciendo videoclips de las bandas de punk ochenteras Vonbrigði y Tappi Tíkarrass (la primera de Björk). "El video musical es uno de los formatos más increíbles que existen. Gente como Jesse, Nick Knight, Chris Cunningham, todos son artistas visuales. Me veo a mí como una especie de comisaria".

Jesse, un maestro de la manipulación del cuerpo, diseñó los órganos antes mencionados y fue responsable de dar vida a ese mundo extraño, convirtiendo a Björk y Arca en hermosas criaturas aladas. A continuación, echa un vistazo al documental y sumérgete en una conversación inspiradora de la mano de Björk.

¡Hola Björk! En Arisen My Senses cambias de forma. Si pudieras aumentar cualquier parte de tu cuerpo, ¿cuál sería y por qué?
Cuando Jesse y yo hablamos por primera vez del video, le dije que quería que las flores floreciesen con cada latido de la música. James [Merry] y yo hablamos de orquídeas. Me interesaba convertirme en una planta, en un mutante humano, un híbrido postapocalíptico, un poco jodido quizás, pero muy feliz. Jesse luego lo llevó al siguiente nivel y las flores acabaron convirtiéndose en polillas que se transformaban en mariposas.

El video de Arisen My Senses retrata el ciclo de la vida. Cuando la vida te abruma, ¿qué haces para sentirte mejor?
Una y otra vez recurro a la música para todo. Intento poner la canción correcta por las mañanas y si la escojo bien, ni demasiado estresante ni demasiado lenta, logra darme energía para el resto del día. Pero es un acto de equilibrio constante ser honesto con uno mismo.

¿Qué obras de arte te gustaría haber creado a ti?
En realidad no me planteo esas cosas, son una trampa. Te aleja de tu propia misión. Pero si tengo que decir quién me inspira, hablaría de Meredith Monk, que acaba de estrenar una importante pieza el fin de semana pasado a los 75 años. Ella es una buena amiga mía y ha demostrado la forma en que las mujeres envejecen y crecen mientras se mantienen creativas.

¿Cuál es el último sueño que recuerdas haber tenido?
Estoy preparando mi próxima gira y en realidad esta noche me estaba riendo de haber tenido un sueño muy Jungiano: estaba perdida en un suburbio en algún lugar y no podía deletrear la calle en la que me encontraba para coger un Uber. Bueno, tal vez es un sueño muy profundo. ¿Quién sabe?

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.