tyshawn jones es la nueva superestrella del skate

Es el skater del año, es modelo de Supreme, tiene una línea de zapatillas con Adidas y ahora protagoniza la portada de i-D. Conoce al patinador más guay de Nueva York.

por Felix Petty; fotografías de Mario Sorrenti
|
09 Septiembre 2019, 8:08am

La historia de Tyshawn Jones aparece en 'The Post Truth Truth Issue' de i-D, nº 357, otoño de 2019. Encarga tu copia aquí.

Tyshawn Jones se encuentra en un momento de plena transformación en su carrera. Está pasando de chaval neoyorkino y principiante del skate a superestrella reconocida. Su aparición en Blessed, el largometraje de 2018 de Supreme, le ha cambiado la vida. Sobrevolando barandillas, patinando a través del tráfico, huyendo de la policía y los guardias de seguridad, haciendo 'ollies' en las entradas del metro.

Esas escenas en Blessed son precisamente las que le han brindado a Tyshawn el codiciado premio 'Skater of the Year' otorgado por Thrasher; el premio más prestigioso con el que se puede hacer un skater. Tiene 20 años. Es modelo de Supreme. Es el mejor skater del mundo. Está en la portada de la i-D. Acaba de abrir un restaurante en el Bronx. Es 22 de junio de 2019. Está sentado sobre un coche frente a su apartamento en Nueva York, junto a William Strobeck, el director de Blessed. Esta noche lanza su línea de zapatillas con Adidas. La vida le va bien.

William dice: "He visto personas motivadas, pero no con tu impulso. Cuando estábamos grabando Blessed, te levantaste a las cuatro de la mañana para saltar por unas escaleras del Madison Square Garden. Me llamabas para salir a la calle y patinar. Encuentro tu dedicación comparable a la de Michael Jordan. Dime, ¿como te motivas?".

Tyshawn se queda desconcertado por los elogios de William. Perdido entre sus pensamientos. "Mi motivación nace de las cosas que quiero en la vida. Quiero cuidar a mi familia; quiero cuidar a mi madre. Quiero comprar una cuna. Un coche bonito. Quiero cuidar a mi gente. Cuanto más trabaje, antes llegaré a eso", dice.

1567172720278-000752-IDM-02E-MRS-CC-F02_SD
Tyshawn lleva ropa Supreme. Durag de seda Hardies Harware. Joyas del modelo

"No vengo del dinero. Cuando vienes del dinero, no te importa", continúa. "Si eres rico, si vienes de una familia rica, no quieres trabajar; lo único que quieres es molar... No sé cómo explicarlo, pero tengo la sensación de que nací para mantener estable a mi familia. ¿Quién más cuidará de mi madre? ¿Quién cuidará a mis hijos cuando los tenga? Quiero pasar la antorcha. Queremos ser buenos para la vida. Empieza la cadena".

Tyshawn se encuentra en una especie de viaje tipo sueño americano de la vieja escuela. Un joven del Bronx que ha alcanzado el estrellato y se ha ganado los patrocinios, el dinero y la fama nada más que con su talento innato y su duro trabajo.

Se puso a patinar de la mano de Skate, un juego de ordenador que tenía un amigo suyo. Después, su hermano mayor se puso a patinar de verdad. "Le seguía a todas horas", dice. "Quería ser él. Eso es todo. Yo era el hermano mediano. Quería hacer todo lo que él hacía, y el quería patinar, así que yo también. Así fue como pasó. En el instituto, me preguntaron que qué iba a hacer con mi vida y pensé: 'no me importa el colegio; voy a ser skater profesional, no necesito un título'".

En nuestra conversación, Tyshawn parece sentirse algo avergonzado por su fama. No le interesa examinarla, o tal vez es que es tímido simplemente. También niega el virtuosismo que rebosan sus habilidades.

"Creo que si, algún día, consigo todo lo que quiero, quizás se me va el toque. He logrado mucho, pero no todo".

"Has ganado 'Skater Of The Year'. el mayor logro que puedes alcanzar en el skate", agrega William. "¿Te sientes satisfecho ahora?".

"No", dice Tyshawn. "Cuando me sienta satisfecho, me empanaré. Intento olvidar que he ganado eso". Él sabe que es bueno, sabe lo mucho que vale y sabe todo lo que todavía le queda por hacer.

1567172843054-000752-IDM-03D-MRS-CC-F02_SD
Camiseta de tirantes Calvin Klein Underwear. Durag de seda Hardies Harware. Joyas del modelo

La primera aparición oficial de Tyshawn en la escena fue cuando tan solo era un niño pequeño y escuálido, y tuvo lugar en Buddy, junto a Jason Dill —un legendario skater de Supreme—. En el vídeo de 50 segundos de duración, que también dirigió William, Jason y Tyshawn se entremezclan con algunos personajes estereotipados de las calles de Nueva York ("Hace un tiempo solía fumar un poco de crack de vez en cuando", le dice un sintecho a Jason. "Hola. Yo también. No es gran cosa", responde Jason). El talento divino de Tyshawn es fácilmente apreciable cuando le ves deslizándose por el Palacio de Justicia de Nueva York. Algo que también repite al final de Blessed, pero con un mayor efecto emocional. Lleva haciendo suyo este emblemático punto de encuentro de skaters en Nueva York desde que tenía la edad suficiente para patinar.

A esta pieza la siguió Cherry, el primer largometraje de skate de William para Supreme. Hay una escena muy bonita en la que vemos a Tyshawn pasando el rato con Dylan Reider, con la voz todavía de niño pequeño, mirando con admiración al famoso skater de Supreme. Cherry consiguió consolidar a nueva generación de skaters en el ya mítico legado de la firma, que ahora tiene 25 años. Tyshawn Jones, Na-Kel Smith, Kevin Bradley, Sage Elsesser y Sean Pablo lo han dado todo por reclamar la corona.

"Tenía unos 14 años cuando hice Cherry. No tenía ninguna idea hecha sobre lo que significaba estar en una película de Supreme en ese momento; estaba viviendo mi vida, tratando de convertirme en profesional. No pienso en nada realmente; lo hago y acabo teniendo que hablar de ello luego. La gente dice: '¡Has hecho esto! ¡Qué locura!', pero yo solo voy a lo mío. Me gusta mirar hacia el futuro, no me paro a pensar en las cosas. Siempre tengo la sensación de que no he hecho una mierda; solo quiero mejorar y mejorar". ¿Qué consejo le habría dado a su yo de entonces? "Ninguno", dice después de una pausa. "Yo ya lo sabía todo".

Hay una libertad particular en la forma de patinar de Tyshawn; una poesía que se ha ganado a duras penas. Es el primer patinador de Nueva York en ganar 'Skater of the Year'. Nacer en una ciudad así le exige al skater ver la ciudad de una forma distinta, rompiendo sus normas, existiendo en los límites de lo permitido. Y evitando a la policía y a los "seguratas".

"Tyshawn no deja que nadie le pare", me dijo William el año pasado, cuando justo acababa de salir Blessed. "La gente está levantando las barreras, pero él las está moviendo. ¿Que llaman a la poli? 'Si viene la poli, no me pillarán de todos modos'. Así es como él lo ve. Le da igual. Esta movida no es fácil. Lidiamos con toda esa mierda en las calles".

Tal vez la pregunta no sea "¿es Tyshawn es el Michael Jordan del skate?", sino "¿debería querer ser algo?". Tyshawn es Tyshawn. Un niño bueno, impulsivo y sobrio que quiere ganar mucho dinero y comprarle una casa a su madre: "¿Qué vas a hacer con todo el dinero que saques de tus zapatillas?", le pregunta William. "Haré algunas inversiones", responde. "Tienes que hacer que tu dinero trabaje para ti. Todos en mi familia son unos estafadores; mi abuela es una estafadora".

"Sin embargo, no te lo has gastado todo; no han lanzado una bebida energética con tu nombre. Todavía tienes los pies en la tierra", continúa William. Tyshawn interrumpe la conversación para contestar una llamada telefónica de alguien que quiere comprar un coche.

"Tienes los mejores patrocinadores: Supreme. Fucking Awesome. Adidas. Sin embargo, si pudieras elegir cualquier firma del mundo para que te patrocinase, ¿cuál sería?". Lamborghini, responde Tyshawn, inexpresivo. Ahora tiene que irse. Tiene que acabar unas cosas antes del lanzamiento de esta noche.

"¿Tienes algo más que decir?", le pregunta William. "No tío. Vámonos de aquí". "¡Gracias, tío! La próxima entrevista que hagamos será para Forbes". "Voy a colarme en la lista esa de Forbes muy pronto, tío". "Paz".

1567172923987-i_D_357_COVER_TYSHAWN_JONES
Ropa Supreme

Créditos


Fotografía Mario Sorrenti
Estilismo Alastair McKimm

Peluquería Bob Recine para Rodin
Maquillaje Kanako Takase de Streeters
Uñas Honey de Exposure NY con productos Dior
Asistente de fotografía Lars Beaulieu, Kotaro Kawashima, Javier Villegas y Chad Meyer
Asistente de estilismo Madison Matusich, Milton Dixon III y Yasmin Regisford
Asistente de peluquería Kabuto Okuzawa y Kazuhide Katahira
Asistente de maquillaje Kuma
Producción Katie Fash
Asistente de producción Layla Néméjanksi y Adam Gowan
Consultor creativo y de casting Ruba Abu-Nimah
Director de casting Samuel Ellis Scheinman para DMCASTING

Tagged:
Features
Skate
supreme
William Strobeck
Destacados
tyshawn jones