Publicidad

las mejores películas para disfrutar de la comida

Recorre el tiempo y el espacio y redescubre la comida de nuestras películas favoritas. Con nuestra mente fija en los pasteles, viajamos a través de los años en la gran pantalla para encontrar esta selección de maravillas dignas de un repostero estrella...

por Francesca Dunn
|
10 Septiembre 2015, 1:45pm

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Los pasteles de Maria Antoineta
Kirsten Dunst y Rose Byrne montan una azucarada fiesta de princesas en esta escena de Maria Antonieta. Entre rondas de poker y sesiones de vestuario, beben champán, abrazan a cachorros y se comen las delicias de Ladurée de toda una vida. Torres de macarons color pastel, petits fours y gateaux apilados para hacer que el mundo se replantee cómo fue realmente la Revolución Francesa.

Los hot cakes de arándano imaginarios de Pulp Fiction
La adorable novia de Butch, Fabienne, vestida tan solo con una camiseta blanca, planea su desayuno y hace rugir nuestros estómagos. "Voy a ordenar un gran plato de hot cakes de arándanos con miel, huevos estrellados y cinco salchichas", le dice a su novio. "Para beber, un vaso de zumo de naranja y una taza de café negro. Después de eso, voy a pedir un trozo de pastel". 

¿Pastel? ¿Para desayunar? Es demasiado, cariño. "Cualquier momento del día es un buen momento para comer pastel. Pastel de arándano para acompañar los hot cakes. Y encima, una rebanada delgada de queso derretido". A pesar de que en realidad nunca vemos la comida, la suma de todos estos detalles es más que suficiente para hacer que nos entre antojo de comernos absolutamente todo.

El pastel de chocolate de Bruce Bogtrotter en Matilda
En la película favorita de la infancia de todos los nacidos en los 90, Matilda ve cómo el furtivo ladrón que robó un trozo del pastel de la señorita Trunchbull es reprendido delante de toda la escuela. Aunque es difícil para él recordar un pastel en específico, seguramente Bruce reconoce el más delicioso de todos. 

Lo cierto es que parece ser el tipo de pastel que recordaríamos el reto de nuestras vidas. Aunque, para ser honestos, la revelación de que "el sudor y la sangre de Cooky entraron en ese pastel" nos dejó, como niños que éramos, perturbados y confundidos... (Por aquel entonces no conocíamos la diferencia entre el sentido figurado y el literal). Por cierto, saludos a quien puso la canción Birthday Cake de Rihanna como fondo en esta escena.

El café y la tarta de cereza en Twin Peaks
Con la noticia de que abrirán una cafetería temática de Twin Peaks en Londres, no podía faltar en esta lista el pastel de cereza de la serie acompañada de una buena taza de café. De tan solo escribirlo se nos antoja una porción acompañada de helado de vainilla y un trozo de papel para escribir un poema sobre lo que nos inspira su sabor. 

El crème brûlée de Amélie
Además de meter su mano en la bolsa de legumbres, la dulce Amélie adora romper la capa de caramelo de los crème brûlées. Nos gusta pensar que lo hace no solo con los suyos, sino también con los crème brûlées de los extraños en los restaurantes y riéndose en silencio. Ese plano de cuatro segundos nos hace la boca agua. 

El incómodo strudel de Malditos bastardos.
Shosanna acompaña al coronel Hans Lander, intentando evitar que recordase su cara por aquel día en el que él masacró a su familia en una granja lechera. El coronel pide un par de deliciosos strudels coronados con una cucharada de crema batida, con un espresso para él y un vaso de leche para la dama. Las cosas siempre saben mejor cuando se sirven con cubiertos de lujo y una guarnición de profundo terror. 

El Coutesan au Chocolat de Mendl's en El Gran Hotel Budapest
Intercaladas con una útil guía de instrucciones que nos hace sentir como si en realidad pudiéramos ser capaces de crear algo tan hermoso, estas escenas de The Grand Budapest Hotel son perfectas. 

Los pasteles de Mendl's es la Ladurée del mundo de Wes Anderson y son tan buenos que ni siquiera los miserables guardias de la prisión tienen el corazón para revisarlos y destruirlos. ¿Cuándo es tu cumpleaños? Tal vez lleguemos a tu puerta con un mediocre intento de esto… Tal vez.

Absolutamente todo en Charlie y la fábrica de chocolate
"No os emocionéis demasiado", les dice Willy Wonka a los ganadores del ticket dorado mientras les abre las puertas a su mundo. El río de chocolate derretido, los árboles de bastón de caramelo y las setas de malvavisco crean un escenario muy apetitoso, pero no todo es lo que parece...

La gelatina verde en Jurassic Park
Tim y Lex han pasado por muchas cosas (escapar de dinosaurios entre ellas) cuando regresan a JPHQ y se tropiezan con un buffet de almuerzo abandonado. Los perfectos panes y pasteles les tranquilizan -como suele pasar con estas cosas- y les hacen pensar que todo está bien. De hecho todo es maravilloso hasta que la brillante gelatina verde de Lex comienza a temblar. ¿Es una receta especial especial para ellos? No. Es un maldito velociraptor.

El cupcake solitario en La boda de mi mejor amiga
Cuando cocinas para intentar reconciliarte con tus amigos es obvio que acabarás comiéndote todo lo que habías cocinado. Tal vez por eso Annie hace uno de estos cupcakes tan perfectos que parecen irreales. A día de hoy todavía estamos impresionados con su dedicación a la causa y su magistral obra de glaseado. 

No te pierdas:

*35 películas en las que nos gustaría vivir
*35 sabias lecciones del cine adolescente
*Los mejores primeros besos y amores del cine

Recomendados


Texto Francesca Dunn

Tagged:
Quentin Tarantino
Sofia Coppola
Kirsten Dunst
Twin Peaks
Wes Anderson
Cultura
kristen wiig