exclusiva: sisyphe cuestiona las normas del género en la moda con su última campaña

El diseñador Pablo López Torres nos explica por qué el concepto de 'unisex' no se usa correctamente.

por Raquel Zas
|
09 Noviembre 2016, 8:08am

La firma Sisyphe nació en 2013 bajo la filosofía de que la libertad y la falta de restricciones son la clave de una buena colección. Ni temporadas, ni géneros, ningún otro tipo de etiqueta limitan el imaginario de esta marca que poco a poco va labrándose un camino en la industria con una propuesta genuina y alternativa. Ahora, Pablo López Torres y su equipo, acaban de presentar Ma jolie, una colección basada en las mujeres más importantes de la vida del diseñador. Le entrevistamos para que nos hable de Nueva York, la influencia de las redes sociales en la moda y el poder del mito de Sísifo. 

Toda firma tiene un mensaje implícito, ¿qué quiere decirnos Sisyphe?
Hablo mucho, cada día digo una cosa nueva. En el estudio hay un folio impreso con una frase de un tema del rapero DMX: "talk is cheap, motherfucker". Pues eso, "Talk is cheap, 2017".

¿De dónde nace esta nueva colección? ¿Qué o quién te ha inspirado?
El moodboard inicial era una foto de los 90 en la que salimos mi madre y yo vestido con un traje y una imagen de la modelo Iman. A partir de ahí descubrí todo aquello que me atraía del armario femenino y cómo podía capturarlo para llevarlo a mi terreno. Tras finalizar la colección, puedo decir que es una mezcla entre la estética Puerto Banús y el New York uniform, que para mí son dos referentes en todo lo que hago.

Os habéis trasladado a Nueva York para llevar a cabo la campaña, ¿qué tiene la Gran Manzana para atraer de tal manera a diseñadores y fotógrafos de moda?
Siempre me ha atraído Nueva York. Cuando vimos la oportunidad de trasladarnos allí temporalmente para colaborar con marcas y realizar historias para revistas del sector, no lo pensamos dos veces.

Es complicado, es una ciudad hostil y bastante cara en general, pero es cuestión de adaptarse. Aún siendo una ciudad enorme y con una industria bastante asentada, curiosamente la comunicación con agencias, showrooms y marcas en general ha sido mucho más fácil que en Madrid, donde me sigo sintiendo fuera de lugar a nivel laboral por mucho que me encante la ciudad.

Tu filosofía se basa en no determinar tus diseños por género, época o cualquier otra etiqueta. ¿Hay alguna razón por la que esta campaña sea protagonizada exclusivamente por mujeres?
No tiene sentido catalogar a estas alturas la ropa ni ponerle la etiqueta de unisex para tranquilizar a las masas. Si me quiero poner una falda, lo hago, sin tener que dar una explicación religioso-política, no es un statement en 2016 a mi parecer, al fin y al cabo sigue siendo ropa.

Desde este punto de vista, estaba cansado de ver cómo todo lo que se llamaba unisex era ropa históricamente masculina adaptada al público femenino. Simplemente pensé en partir de un punto de vista femenino y aplicarlo al sportswear, al workwear y a la sastrería, y orgánicamente la campaña esta protagonizada por mujeres.

Siempre vas de la mano de Adriana Roslin para fotografiar tus campañas, ¿de qué manera encarna el espíritu de Sisyphe?
La encontré por Instagram en verano de 2015, cuando buscaba un fotógrafo que me ayudase a contar la historia de la primera colección oficial de la marca. Es decidida, mucho más organizada que yo y nos entendemos a la perfección sin necesidad de reuniones previas, así que no hemos parado de trabajar desde entonces. Literalmente, no hemos parado, podéis comprobarlo en su web o en redes sociales.

Sabemos que las redes sociales son una herramienta muy útil para dar a conocer una firma pequeña pero, ¿cuál dirías que es su parte mala?No le veo parte mala, no hay mala publicidad. La peña blogger pidiendo ropa gratis es entrañable. Es curioso la cantidad de gente que literalmente no hace nada ligada al mundo de la moda aparte de saltar de evento en evento y pedir cosas, me fascina.

Sisyphe debe su nombre al dios Sísifo, un heroico griego que fue condenado por los dioses por romper las reglas y ser un rebelde. ¿Qué es para ti ser rebelde hoy en día?
Ser consecuente con lo que se dice o se hace, poco más. No es cuestión de montar números ni pasarse el día quejándose. Rebelde, en general, es mantener tu negocio a flote siendo autónomo en España, esa es la rebeldía máxima: sobrevivir. Si Inditex es Zeus y el Olimpo es irse a A Coruña, ser Sísifo me parece de puta madre.

Sisyphe es por y para los jóvenes y celebra esta etapa de la vida, ¿a qué jóvenes de nuestro país destacarías dentro del mundo de la moda y del arte en general?
Destacaría a la gente que decide ser fotógrafo, diseñador o se dedica a imprimir fanzines en fotocopiadoras de barrio. Lo ven claro desde el minuto uno, como una realidad, no como un "voy a intentarlo". Para intentarlo tienes el cole.

A nivel moda y fotografía tengo a mi alrededor (y trabajo) con todos los que considero top. A nivel gráfico, el trabajo de Naranjo-Etxeberria.

¿Tienes algún proyecto nuevo entre manos?
Nuevas prendas de cara a la temporada navideña y nuevas publicaciones en papel junto con Adriana. Estoy buscando alguna marca que me ayude a montar en Navidad una pop up desarrollando un concepto muy guay, pero es jodido.

También me encantaría dar clase, como he dicho antes hablo mucho, así que al menos me pagarían por ello.

Recomendados


Texto Raquel Zas
Fotografía Adriana Roslin
Dirección de arte ElPablo
Modelos Carolina Sobisch y Shoshy

Tagged:
Entrevista
Noticias
Campaña
sisyphe