Publicidad

lecciones de alta costura con galliano

La vida de Galliano dio un giro de 180º una fría noche de invierno de 2011 en el café La Perle de París. Unos comentarios antisemitas tan desafortunados como condenables desencadenaron su despido de Dior y la reprobación de la mayor parte de la...

por i-D Team
|
17 Noviembre 2014, 4:50pm

Primavera / Verano '03
Un viaje por Asia en el que recorrió Pekín, el Tibet, Hong-Kong y Japón fue la excusa perfecta para presentar una colección donde los volúmenes inauditos, las lineas asimétricas y la multitud de texturas
y estampados se impregnaban en los más de 40 looks diseñados bajo una mirada oriental simplemente majestuosa.

Primavera / Verano '04
De Asia a Egipto. John Galliano quiso trasladar la mítica iconografía faraónica en vestidos de ensueño que recreaban momias, emperatrices, dioses y faraones. Aunque no solo de Egipto le vino la inspiración, sino también de la sofisticación y elegancia de grandes fotógrafos como Avedon o Penn, algo que el diseñador Gibraltareño quiso transmitir en vestidos que son pequeñas obras de arte presentadas sobre la pasarela. Una mezcla perfecta con un resultado utópico.

Primavera / Verano '07
Una oda a Madame Butterfly fue el punto de inflexión de toda la colección primavera/verano'07, que presentó una combinación entre las raíces del glamour parisino de los 50 y la delicadeza tan característica de las Geishas. Los estampados florales y pliegues simulando la antiquísima técnica del origami destacaron en unos vestidos llenos de color y volumen que Galliano diseñó para celebrar su décimo aniversario al frente de la casa francesa.

Otoño / Invierno '08
Al menos por una vez, John Galliano quiso deshacerse de su trayectoria como diseñador de Alta Costura de vestidos imposibles con volúmenes de vértigo para presentar una colección más cerca del Prêt-à-Porter que del Haute-Couture -pero siendo igual de exquisita o incluso más, claro-. Una elegancia femenina y sofisticada, realzando la belleza de la mujer fue clave para plasmar la figura de Lisa Fonssagrives, primera supermodelo de la historia y centro de la inspiración para la propuesta otoño/invierno'08.

Otoño / Invierno '10
Cada look se convertía en un ramo de flores a medida que iba desfilando con delicadeza por los rincones del Museo Rodin. John Galliano se había transformado en uno de los mejores jardineros del mundo, en el que detrás de cada falda con volúmenes inauditos se escondían vestidos que emulaban orquídeas, tulipanes, peonías y demás flores del paraíso. Una vez más, una gran obra maestra.

Recomendados


Texto Pol Valero
'¿Los polos opuestos se atraen?' Una reflexión del fichaje de Galliano por Margiela