11 mujeres 'freelance' nos hablan de cómo han sacado adelante sus proyectos creativos

Testimonios personales que nos ayudan a comprender que sí, todavía queda mucho por hacer.

por Raquel Zas
|
06 Marzo 2020, 1:05pm

"¿Y te vas a atrever a hacerlo tú sola?" "¿Y de dónde vas a sacar el dinero?" "¿No será mejor que te busques un trabajo estable?" "Eso no te va a dar de comer". ¿Te suenan de algo estas preguntas? Si en este país ya es difícil ser autónomo, cuando tu negocio es creativo y encima eres mujer, las complicaciones se acumulan. Se acerca el 8 de marzo, día de la mujer, y este año quisimos reivindicar el trabajo de las mujeres que han dado el paso a llevar a cabo su propio negocio en solitario, con los riesgos y los dolores de cabeza que eso conlleva. Hemos hablado con 11 mujeres amigas de i-D que admiramos, cuyo trabajo está destacando a muchos niveles en la escena artística de nuestro país. Cada una tiene una situación y unas circunstancias determinadas, pero todas coinciden en una cosa: si nos apoyamos unas a otras, podemos llegar a donde queramos.

1583495809002-87707905_147535203404759_3579548393266139323_n
Imagen de @marcelthejuan

Irene Moray, cineasta y fotógrafa

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
Porque era la única forma de acceder al tipo de trabajos que me interesaban como fotógrafa. Además me gusta la libertad de poder gestionar mis horarios a mi manera.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Las dificultades que he tenido por ser mujer han sido sobre todo cuando era joven, algunos clientes me confesaban que les parecía arriesgado apostar por una chica tan joven pese a que mi trabajo les gustara. Y de adulta me ha pasado que le dirigieran la palabra a mi asistente en lugar de a mí porque él era hombre, o que alguien en un set me gritara que no tocara el equipo del fotógrafo, porque no podía imaginarse que era yo la fotógrafa de la campaña. Surrealismo y a la vez muy real.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sí que he sentido que cuentan conmigo por ser mujer simplemente, sin tener en cuenta mi visión concreta. Creo que hay gente que se piensa que hay una “voz o mirada femenina”, como si todas las mujeres hiciéramos lo mismo y de la misma manera. Me gustaría que me valoraran como creadora y no sólo como mujer.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Después de varios años trabajando en la industria se me ha quitado el miedo a hablar de dinero y a pedir lo que creo que es justo por mi trabajo. Pero he tenido que hacer mucho trabajo personal para llegar a este punto, de joven me sentía culpable y no me atrevía a negociar y subir mi tarifa.

¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
En el cine sé que hay una diferencia salarial importante y sobretodo una diferencia abismal en los presupuestos que se destinan a películas de directores o directoras. Se les da casi el doble a ellos para realizar sus óperas primas.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
El consejo que le daría a cualquier artista joven es que construya una red de contactos y amistades con otras creadoras. Para mí ha sido muy beneficioso tener otros referentes de mi generación que finalmente se han convertido en mis amigas. Y les diría que pidan ayuda a las mujeres con más experiencia. No están solas.

@irenemoray

gina balde mujeres freelance moda feminismo 8m
Imagen de @nereis__

Gina Baldé, diseñadora de moda

Por qué has decidido hacerte freelance?
Si lo pienso creo que durante mi trayectoria no ha habido un momento concreto en el que decidiera llevar a cabo mi propio proyecto. Ha sido algo que se ha dado de forma un tanto natural, convirtiéndose en mi forma habitual de trabajar, pero la verdad es que desde siempre me he sentido mucho más cómoda creando de esta forma, incluso antes de conocer el término “freelance”.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
No se si se debe a mi corta trayectoria en mi campo de trabajo o por el hecho de encontrarme rodeada habitualmente por más mujeres que por hombres pero podría decir (supongo que de forma afortunada) que hasta el momento no me he encontrado con ninguna dificultad a la hora de crear. Me he enfeontado a otras dificultades, pero estas no se regían por el hecho de ser mujer.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sinceramente, siendo mujer racializada y con lo de moda que se ha puesto la interseccionalidad últimamente, he rechazado participar en muchos proyectos que se consideraban “feministas”, ya que me di cuenta que la intención de escogerme a mí no era porque realmente estuvieran interesadxs en el mensaje que quería transmitir o por lo que yo pudiese aportar, sino que solo interesaba completar el cupo de la diversidad.

Muchos de estos proyectos caen en la instrumentalizacion de los cuerpos oprimidos en los que interesa la imagen pero no la problemática de trasfondo que los rodea. Yo hablo como mujer negra pero pondría la mano en el fuego que esto se puede extrapolar a otrxs compañerxs que se han encontrado en situaciones similares.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
No lo voy a negar, me cuesta hablar de dinero cuando se trata de trabajo. La verdad es que me genera un poco de conflicto exigir x cantidad por el trabajo hecho porque siempre me acaban surgiendo inseguridades respecto a lo que debería o no debería cobrar. Poco a poco estoy aprendiendo a sentirme cómoda exigiendo lo que me merezco y a no rebajarme cuando creo que me merezco mas.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?
Trabajando en el ámbito artístico como mujer, sí que siento que siempre hay que “demostrar” de alguna forma que lo que haces es válido. Muchas veces la gente no entiende que te dediques a ámbitos como la moda/ diseño, así que te ves obligada a dar explicaciones sobre lo que haces. Imagino que es fruto de que socialmente no se considere como un empleo normativo.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Cada uno está en su proceso y se me hace extraño pensar que alguien quiera seguir mis pasos, así que el único consejo que podría dar es que cada uno esté en paz con el camino en el que se encuentre e intente sacar el máximo partido desde el punto en el que esté. Que refuerce su individualidad como artista en el buen sentido, pensar en lo que puede ofrecer a esta sociedad de una forma innovadora y empezar a crear desde allí.

@gina.balde

1583496363732-59985761_160526201647539_6963918556456377164_n
Imagen de @adrianaroslin

Rocío, Dj, cantante y promotora

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Millones. Mujer en la música = dificultades. No conozco ninguna que no tenga al menos un mental breakdown al mes y lo quiera dejar todo.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sí, sobre todo en estas fechas. Se nota mucho cuando una marca quiere apostar a largo plazo y bien en talento femenino o si es por pura imagen y oportunismo.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Económicamente es una ruina y una responsabilidad brutal tener que depender únicamente de ti misma. Además cuando vives así, creo que nunca te ves como una auténtica profesional. Esto es lo peor porque empiezas a plantearte tus decisiones y a confundir tu trabajo con tu valía como ser humano y se te va la cabeza.

¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Sé que hay desigualdad salarial en mi campo.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Actualmente no me cuesta, pero si me dieran un euro por cada vez que me han insistido para bookearme, he dicho mi fee y el promotor ha desaparecido del mapa...

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
Todo el rato. Cuando eres una mujer en la música te sientes a prueba todo el rato. En el estudio, en redes sociales, probando sonido antes de un bolo, en una entrevista, dando clase... Siempre va a haber alguien con algo que decir pero nunca nadie para escuchar.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
Millones de veces, creo que es uno de los principales problemas que tenemos las mujeres en los ámbitos creativos. Si ya es un suplicio sentir que tienes que demostrar a los demás que mereces estar donde estás, a ti misma ni te cuento. Por desgracia nos han enseñado a odiarnos y juzgarnos a nosotras mismas hasta la saciedad, es algo estructural, pero yo vivo esperando el momento en el que nos deshagamos de todo ese odio y todos esos juicios. ¡Matriarcado vibes! 🥰

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Mi consejo es que sigan sus propios pasos, no los míos ni los de nadie, que creen su propio camino y confíen en él hasta el final. Y que se junten con otras chicas. Unirse siempre trae cosas buenas.

@rorotten

1583496442957-04D25D81-B5C8-4408-A6D8-5268761A6182
Imagen de @pedroveneno_

Virginia Ice, artista y modelo

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
El mundo del arte (y el mundo en general) no sabe muy bien qué hacer con una mujer trans. Era muy frustrante sentir que mi ética profesional y mi visión eran secundarias al hecho de que soy una identidad disidente y cansada de esperar a que me ofrecieran oportunidades, empecé a crearlas yo misma.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
Por suerte hasta ahora no he tenido especial problema y mi público se ha volcado en apoyarme, aparte de algunas dificultades técnicas por temas de impresión y de gestión diría que el mayor problema que tengo es el shadowbanning de instagram que discrimina contra las identidades queer y disidentes.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Sí, y sobretodo por ser trans. En el mundo del arte, lo más importante es que entiendan tu visión y quieran darle plataforma a tu voz. Al final ser una mujer trans significa que mi trabajo trata temas intrínsecamente ligados a la feminidad y a mi identidad, en el mundo del arte hay un enorme techo de cristal que limita las oportunidades tanto de las mujeres cis como de las personas trans.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
El 90% de los trabajos que hice como modelo los dos primeros años de mi transición fueron muy cínicos, se nota mucho cuando te contratan simplemente para llenar el cupo de personas trans y luego no hay ningún esfuerzo por apoyar al colectivo o aprender al respecto. Proyectos como el videoclip de “Pop your pussy” de C.Tangana fueron enriquecedores por el equipo que participó (shoutout a @yessi_perse), pero te roban el alma y el tiempo sin compensarte económicamente.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Creo que más que desigualdad salarial hay una falta de oportunidades, al final el arte y la moda acaban siendo industrias controladas por hombres y que suelen dar oportunidades a hombres. Yo personalmente noto mucha diferencia entre las oportunidades remuneradas que les llegan a amigos cis y las que me llegan a mí incluso siendo más reconocida y teniendo mejor currículum, pero como mujer parece que debes estar agradecida por la oportunidad que te ofrecen.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Me cuesta horrores y en gran parte por mi juventud y mi falta de autoestima en general. Ahora empiezo a valorar mi trabajo y a creer que merezco remuneración, pero me sigue costando mucho plantarme y pedir más dinero por trabajos que considero que deberían pagar mejor.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
Siento que todo lo que hago se acaba convirtiendo en algo sobre género cuando hace ya una temporada que evito el tema tanto como puedo. Odio ser encasillada como mujer trans artista porque citando a Patti Smith; “el arte no tiene género, cuando creo no pienso en hombre o mujer”. A la vez es inevitable sentir sororidad por las chicas que estamos luchando por hacer visible nuestro arte en un mundo que la mayoría del tiempo nos ignora. Odio tener que ser una mujer trans artista, una mujer artista, pero la verdad es que mientras haya desigualdad vamos a tener que serlo y a mucha honra.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
Todo el tiempo, creo que nos pasa a todxs.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
No esperes a que te hagan una estrella, coge lo que es tuyo y construye un nombre con integridad, hacerlo a tu manera es más importante que llegar lejos para estándares ajenos.

@virginia_ice

Marina de Luis Fotógrafa

Marina de Luis, fotógrafa

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
Porque debía, no quedaba otra.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
Sí, mi familia. Aunque ahora mi madre es mi fan número uno, y esta súper feliz de mis logros, fue todo un trabajo que ella entendiera este mundo. No fue hasta que empecé a poder mantenerme como fotógrafa que mi madre no se calmó. Ella insistió muchos años que tenía que hacer unas oposiciones como funcionaria para tener trabajo toda la vida, pero claro, a miíeso no me hacía feliz.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
La verdad es que sí. Mi profesión es híper machista, y cuando digo "híper" no exagero. Si piensas cinco nombres de fotógrafos, salen rápido pero, ¿mujeres? ¿Ves? Cuesta más, hasta a mí me cuesta. Durante muchos años la fotografía y, sobre todo en moda, ha sido un trabajo de hombres, está claro que estamos cambiando, pero aún queda mucho por hacer. Hoy en día los fotógrafos que hacen grandes campañas siguen siendo hombres. A veces pienso; '¿Y si me llamara Mario de Luís? ¿tendría más trabajo? ¿cobraría más?

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sí, pero el curro era muy ñoño, es como si todo lo sensible o noño lo tuviéramos que hacer las chicas. Que me parece ideal porque soy sensible y entiendo que mi curro desde fuera se pueda ver de esa manera, pero hay algo que asocia la debilidad y lo ñoño con las mujeres y eso es lo que no me gusta.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Es una jungla, he tenido que aprender muchísimo. No tenemos ayudas, da igual si eres hombre o mujer. Estamos desamparados. Yo tengo un dinero en el banco que es como si no fuera mío y sufro muchísimo cada vez que tengo que pagar el trimestre y veo cómo ese dinero se va. Desigualdad, no sé si existe, no me he puesto a compartir presupuestos entre colegas porque hablar de eso en España esta como mal visto, no sé porque, pero nadie habla sobre lo que gana, es un tema tabú total. Así que ni idea.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
A mí me cuesta cero hablar de dinero, con el tiempo he aprendido a exigir lo que creo que es normal. Hay veces que me ha costado más que otra y he tenido que hacer un mapa para que entendiera por qué pedía ese presupuesto, pero es algo muy frecuente, siempre quieren darte menos. Es la historia de la autónoma.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
A mí me pasó una cosa en una empresa que puede responder a esta pregunta perfectamente. Hice una entrevista para una empresa, pasé todas las pruebas y parecían muy contentos conmigo. Luego llegó la prueba final con la cámara y con el fotógrafo al que iba a sustituir, un chico. No me lo puso nada fácil, sentía que me estaba juzgando por ser mujer. Me decía que estaba todo bien, pero sabía que no lo estaba haciendo bien porque no me estaba ayudando y me lo estaba poniendo muy difícil. Después, hablando con gente que trabaja en esa empresa, descubrí que, como el trabajo era para el departamento de ropa de hombre, querían a un hombre. Yo ahí sentí que me trataron con superioridad y con condescendencia.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
No, pero de compararme sí. Y muchas veces con fotógrafos hombres. Es un sentimiento que aparece a veces pero intento bloquearlo y canalizarlo en algo productivo, porque no sirve de nada.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Pues yo lo he conseguido a base de hostiarme, levantarme y aprender mucho.

@marinadeluis

1583496818411-59363613_346751072693172_8834700035746064483_n
Imagen de @pericodelospa

Helena Contreras, estilista

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
En mi caso fue algo que se fue dando solo a medida que empezó a salir trabajo, no es una elección que tomara voluntariamente.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
No, para nada, sobretodo mi padre siempre me ha empujado a seguir adelante con ello, supongo que la única que se pone trabas soy yo misma.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
La verdad es que no, o por lo menos yo no he sido consciente de ello.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
A nivel profesional, no, a otros niveles sí, es decir a nivel exposición en el contexto de mi trabajo, tal vez sí.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma?
Sobre todo, el mayor problema es a la hora de reclamar los cobros. También tengo que lidiar con que me ofrezcan trabajos gratis, como si fuese algo normal por el hecho de ser creativo trabajar gratis para rellenar tu portfolio. Sinceramente, eso es mentira y no debería suceder.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Y al ser yo sola, que no tenga una agencia que me haga de intermediario, me cuesta plantear una tarifa sin sentir que estoy sobrevalorando mi trabajo (aunque en realidad no lo esté haciendo). Además, las empresas no están dispuestas a pagar mucho dinero.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
No sé si el termino mujer artista define muy bien la situación, considero que en general el creativo freelance en España tiene que enfrentarse a propuestas precarias e injustas, alguna vez he tenido que decir que no a alguna trabajo, porque era abusiva la tarifa/ volumen de trabajo que se planteaba.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
¡Sí! Muchísimo, cada día de mi vida, es algo que arrastro constantemente y no consigo quitármelo, la verdad que no hay mañana que no me despierte y no piense, “menuda mentira más grande todo esto, verás cuando todo esto acabe y te quedes sin nada”. No se, es complicado salir de ahí la verdad, a mí me cuesta mucho, es lo que peor llevo.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Primero que tenga algo que realmente le motive, que el trabajo es un medio para vivir y que la vida no gira entorno a eso, y que si no tiene una estabilidad emocional suficiente como para lanzarse a ser freelance, se lo tome con calma y entienda que es un proceso largo. Aunque cuesta, tiene sus partes buenas.

@gooroo.gooroo

1583496977599-74682980_459031918046678_2771631167659298467_n

Roberta Vázquez, ilustradora y dibujante de cómics

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
Siendo ilustradora y dibujante de cómics es lo que me toca (risas).

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
Sí. Recuerdo tener 18 o 19 años, y hablar con ilusión de todas los proyectos que quería hacer en el futuro, y un tío mayor bastante fracasado me dijo que era una ingenua y una ilusa, y que no era tan fácil publicar un cómic e ilustrar para revistas. El punto es que yo nunca dije que fuese fácil, sólo hablé con ilusión de las cosas que quería hacer, e intentó hundirme. Ahora me doy cuenta de que era pura frustración.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Una vez cometí el error de mezclar lo profesional con lo personal, y cuando las cosas empezaron a ir mal en lo personal, decidí dejar de colaborar con él. Esta persona me amenazó, diciéndome que si me iba, mi carrera profesional se acababa. Esto es muy loco porque me lo creí, estuve una semana con un ataque de ansiedad, pero seguí adelante con mi decisión porque no podía más. Curiosamente desde que no trabajo con él, me dedico profesionalmente a la ilustración.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser
mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?

También. Me molesta cuando insisten en que hay que darle oportunidades a las mujeres, ya me ha quedado claro y estoy de acuerdo, pero lo vuelven a repetir. Ese intento de ponerse un pin en plan "dame las gracias que soy un aliado". Sería más feminista que me dieran el encargo porque les gusta mi trabajo y punto.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
A invertir un montón de tiempo en papeleo y burocracia (cosa que desgasta muchísimo si no estás familiarizado con ese argot que manejan) que me impide hacer las cosas en las que de verdad me gustaría centrarme: dibujar. Sí que existe la desigualdad, pero es difícil comparar cuando trabajas de manera freelance.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Muchísimo. Hago el esfuerzo, cada vez me atrevo más a reclamar lo que es mío, pero muchas veces ya te entran con un presupuesto cerrado, y es un "o lo tomas o lo dejas". Y si estás mal de pasta, lo coges y te jodes.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
Hay un poco ese estereotipo de "Ah! Eres ilustradora, haces dibujitos, que bonito". Como si fuese una tonta del bote. Me revienta. No soy un ser de luz rodeado de mariposas mientras dibujo flores. Condescendencia: El típico consejo de una persona mayor que está completamente fuera del circuito artístico que te dice "tú lo que tienes que hacer para que te vaya bien...". Hacerse un hueco dentro de la ilustración exige muchísimo tiempo y constancia, tienes que tener muchísima fortaleza mental para seguir insistiendo en ello, y escuchar ideítas de bombero de alguien que no tiene ni idea, es lo último que necesitamos para avanzar.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
Constantemente.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Que tenga mucha paciencia, que dibuje a diario, y que no se tomen el rechazo de manera personal.

@robertavazquez

1583497196461-88279150_542310553061455_7955167078881011243_n

Nikita Wolfe, modelo

Por qué has decidido hacerte freelance?
No fue algo premeditado. Me costaba encontrar trabajo a través de agencias, a la hora de trabajar con ellas me ponían muchas pegas y habían muchos inconvenientes. Por lo que decidí que trabajar por mi cuenta sería la mejor opción por ahora. Ser tu propia jefa no tiene precio.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
No, por suerte nunca me ha pasado.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Sí. Quieras o no, por más que el mundo de modelaje intente parecer más diverso y a pie con el nuevo siglo, sigue habiendo la misma dictadura de estándares de belleza. En España trabajan un par de perfiles clásicos y ya. Por otra parte, dependiendo de con qué agencia estés, aun sigue habiendo mucho control sobre tu aspecto pasando los límites personales, como por ejemplo tu peso. Además, como mujer transgénero, siempre me ha costado más encontrar trabajo por que en vez de valorarme por como de bien hago mi trabajo, me valoran por como creen que se ven mis partes íntimas.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sí. Últimamente muchas marcas se han sumado al tren “pseudo feminista”. Por ejemplo, para una publicidad se busca una chica gordita, un hombre chino, una mujer trans, una chica negra, un albino, etc. Se supone que intentan mostrar diversidad y deberíamos estar agradecidos por esto. Pero pocas veces siento una intención sincera a parte de la comercial, ha habido casos que en las mismas publicidades se me ha tratado con discriminación.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Soy freelance pero no autónoma. Nunca he visto desigualdad salarial de géneros en este campo. Más bien he visto casos de abuso de empresas, agencias que han pagado menos a una modelo en comparación a sus compañeras que hicieron el mismo trabajo. Son manipulaciones y engaños que sí pasan puertas adentro.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
No. Poco a poco aprendes que si no aprendes a dar tu opinión y defender lo que te pertenece, los clientes, las empresas y otra gente te van a pisar sin tener tu opinión en cuenta. Si veo una paga injusta lo hago saber.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
No, no me ha pasado.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
No.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Ten mucha confianza en ti misma. Valora tu trabajo, también escucha la opinión de otra gente sobre y ve mejorando. Si eres buena en tu oficio y persistes, antes o después tus esfuerzos darán frutos. Se tú, innova, trabaja, busca otras maneras de hacer las cosas.

@nikitawolverina

1583497344313-66775870_2629619630403388_2431412701460260662_n

Julia Buigues, interiorista y fundadora de Güeiv y Sustainable Records

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
Creo que se dio como una necesidad de poder expresar quién soy y hacerlo de la forma que quiero. Siempre he soñado con tener mis propios negocios, ser totalmente dueña de lo que estoy haciendo y de mi tiempo. También si miro mi camino, las cosas se fueron dando. Primero al vivir en México, una experiencia que me abrió los ojos y me dio a conocer el mundo de la ‘moda lenta’, lo que me llevó luego a cuestionar todos mis hábitos de consumo de ropa, investigar a fondo sobre el tema y finalmente hoy estar trabajando a través de Güeiv (@gueiv_), un proyecto que creamos para expandir y acelerar el cambio hacia un nuevo paradigma de moda en Latino América, y realizado eventos y colaboraciones en Barcelona, la ciudad en la que resido, a través de Sustainable Records, proyecto que nació como una celebración que fusiona música y moda sostenible.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
Frenar no, pero sí he tenido esa sensación de dudar si estoy haciendo las cosas bien luego de conversar con ciertas personas que tienen una visión, según ellos, “realista” de las cosas. Luego hago el esfuerzo de recordar que cada uno vive su propia realidad y tiene su propia visión del mundo.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
Lamentablemente sí. Aún existen muchos comportamientos y hábitos en la sociedad que menosprecian a las mujeres en el ambiente laboral. También por eso disfruto de estar cada vez mas dentro del sector de la moda sostenible, porque promueve una visión inclusiva e igualitaria, me siento más cómoda trabajando en algo alineado a mis valores.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
¡También! Ser escogida para un trabajo por ser ‘mona’.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
¡Me cuesta mucho! Pero es algo que voy aprendiendo, empezando por aprender a valorarme a mí misma y por consiguiente a mi trabajo.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
Algunas veces me encuentro explicando mis proyectos intentando encontrar un guión coherente que de alguna manera sea convincente para otra persona, con cierto deseo de que esa persona me avale y valore lo que hago, sobretodo me pasa con personas que tienen otra madurez profesional (y especialmente con hombres).

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
Tengo que admitir que tuve que googlear qué era, y ¡definitivamente sí! De hecho lo sigo padeciendo y por momentos me lleva a mirar el vaso vacío, siempre falta algo o las cosas no me salen de la forma que quiero. Es algo que me costó mucho identificar, pero cada vez soy más consciente de ello e intento aprender y poner más límites a esa auto-exigencia que no sana.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Si puedo decir algo en base a mi experiencia, diría que cuando encuentras algo que te mueve, persíguelo. No importa si no tienes el ‘business plan’ resuelto, o si no tienes idea de cómo funcionan ciertas cosas. Todo eso se aprende y las cosas se van dando, cada vez que inviertes tu tiempo y ganas en algo se van abriendo puertas. Creo que es importante tener la humildad y apertura para aceptar que es un camino de constante aprendizaje, en el que probablemente te darás la cabeza contra la pared muchas veces. Y por último, como mujeres creo que es fundamental escucharnos y respetar nuestros tiempos internos. Vivimos en un sistema que si bien está cambiando, fue creado por hombres con un ritmo y una dinámica diferente a lo que quizás nosotras necesitamos. Respetar nuestros tiempos y confiar en nuestro instinto, que todo llega.

@juliabuigues

1583497631051-74930249_446787492928009_8453544777886540701_n

Neelam Khan Vela, fotógrafa musical

¿Por qué decidiste hacerte freelance?
Desde bastante joven empecé a trabajar como fotógrafa de bandas y ser freelance venía un poco de la mano: me gusta trabajar con mucha gente diferente constantemente y también sentir que nadie me dice lo que tengo que hacer. Es un trabajo muy agotador pero me siento muy afortunada de poder vivir de algo que disfruto tantísimo.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Durante los primeros años que empecé a ser freelance me provocaba muchísima ansiedad cuando había que hablar de dinero. No sabía cuánto cobrar, si era muy poco o demasiado, si me estaban estafando o, lo que más me estresa de todo: tener que insistir a gente para que te pague una factura que enviaste hace seis meses. Con los años he ido aprendiendo mucho sobre la parte business del trabajo a la vez que la creativa. Me siento más cómoda y segura en mi ámbito y he empezado realmente a valorar mi trabajo mucho más. Ahora ya no me pongo nerviosa cuando hay que negociar un precio o tengo que insistir por cobrar porque simplemente se ha convertido en una parte del trabajo y no dejo que nadie me tome el pelo.

@neelastica

1583674214812-79971764_516136239251818_8454042929412817129_n

Mirena Ossorno, escritora y artista gráfica

¿Por qué has decidido hacerte freelance?
No ha sido una decisión consciente, es lo que hay. Como escritora o artista gráfica no se hacen contratos, no habitualmente al menos. Más bien vas colaborando por aquí y por allá.

¿Alguien te ha intentado frenar alguna vez cuando decidiste emprender tu propio negocio?
Bueno, siempre hay gente que te apoya y gente que te aconseja desde el miedo, pero nadie me ha intentando frenar. Mis padres siempre me han apoyado lo mejor que han podido.

¿Has tenido algún tipo de dificultad en tu trabajo por el hecho de ser mujer?
La verdad es que tengo tan asumido que por ser mujer no soy menos que no me suelo dar cuenta de esas cosas. Es más, a veces se me olvida que soy mujer, no es algo que esté pensando cada segundo de mi vida. Quizá esté hablando desde una situación privilegiada, pero es que a mí se me empezó a conocer a través de Fanzine Bulbasaur, y eso me ha allanado mucho el camino en ese sentido.

¿Y al revés? ¿Has sentido alguna vez que te escogían para un trabajo por ser mujer con una cierta intención de dar buena imagen como marca/empresa/institución?
Sí, alguna oferta del palo “queremos cumplir la cuota” me ha llegado, pero no muchas. También es verdad que yo no vivo el feminismo de cara a la galería, no necesito estar constantemente demostrado al mundo lo feminista que soy. Supongo que por eso soy menos interesante para dar el toque violeta a proyectos que no lo son tanto. No soy feminfluencer.

¿A qué problemas te enfrentas hoy en día por ser autónoma? ¿Crees que hay desigualdad salarial en tu campo?
Lo de la desigualdad salarial en los trabajos creativos me parece algo complejo, no sé hasta qué punto afecta el género. Quizá pese más el caché u otros factores, como la fama o la influencia que tengas en las redes. También es la época que me ha tocado, lo escrito cada vez tiene menos valor y los medios -desde cabeceras poderosas hasta revistas independientes- eso lo saben, por eso pagan tan poco por los artículos, si es que pagan algo. Debido a ello, mi mayor obstáculo sigue siendo el tener que tener trabajos paralelos para ganar un sueldo decente.

¿Te cuesta hablar de dinero o tienes problemas a la hora de exigir cobrar más?
Antes mucho, ahora no. Hay muchos prejuicios y complejos derivados de ciertas ideologías políticas en relación al dinero. El dinero no es ni bueno ni malo, es dinero, otra cosa ya es lo que se hace luego con él. Y todo cuesta un dinero, es como está montado el chiringuito, y si yo pago por ciertos bienes y servicios, lo mismo he de recibir yo a cambio de mi trabajo.

¿Sientes o has sentido alguna vez que tienes que reivindicar más tu trabajo para que se te valore más como mujer artista?¿Alguna vez la gente te trata con condescendencia por este motivo?
Me siento muy agradecida en ese sentido, ya que la gente con la que he tenido la oportunidad de trabajar -desde Fulgencio Pimentel a Terranova Editorial, pasando por Vice, VEIN o i-D- nunca me han hecho sentir de menos, al contrario. Saliéndome un poco de mi entorno, sí que es verdad que en alguna ocasión he sentido cierto paternalismo, pero mira, no hay mal que por bien no venga, así una no se duerme en los laureles; hay que estar alerta.

¿Has padecido alguna vez el síndrome de la impostora?
Es posible. He tenido épocas de estar con mil cosas al mismo tiempo y no poder con todo. Pero también es algo que va muy con estos tiempos, y ciudades como Madrid o Barcelona te empujan a ello. Todo es consumir: ocio, viajes, vida social, cultura, incluso trabajo. Tienes que estar todo el rato activa, a tope con todo, no vaya a ser que te pares un rato y te pongas a pensar o peor, desaparezcas. Yo estoy muy saturada de ese ritmo; te desconecta de ti misma, te pierdes en el ajetreo de la multitud.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere seguir tus pasos?
Pues quizá que crees tú misma tus propias oportunidades. Es como lo que comentaba antes de Fanzine Bulbasaur, ha sido un proyecto determinante para mí, todo lo que ha venido después ha sido, en parte, gracias a lo que hice junto a Andrea y Blanca.

Tagged:
Freelance
mujeres
Feminismo
ESPAÑA
Día Internacional de la Mujer
autonomos
8M