Fotografía Petra Collins

el exorcismo de petra collins

El último proyecto de la pionera de la fotografía post Internet, parece la muerte natural de una década de retratos íntimos en dormitorios.

por Ryan White
|
01 Julio 2019, 10:39am

Fotografía Petra Collins

Hay una imagen en el medio del nuevo proyecto de Petra Collins, la última edición de la revista de culto erótico Baron, que transmite todas las emociones que se esconden tras la publicación. Su hermana, Anna, se sienta al volante de su coche y conduce por el vecindario de su infancia en Toronto, con los ojos enfocados en la carretera y bajo un disfraz que replica la cara de la propia Petra. "Es muy inquietante, pero también es muy bonita y tranquila", dice Petra, mirando la imagen en su portátil y describiéndola por teléfono. "No hay preocupación, solo serenidad", agrega. “Me encanta esta calma, que es algo que rara vez experimento. Y me siento muy segura, porque es mi hermana, y también soy yo".

La edición de Baron de Petra, titulada Miért vagy te, ha lehetsz én is is?, es su serie más reciente, que ha funcionado además como exorcismo. "Para mí fue como una forma de terapia", dice. "Tengo todas estas cosas en mi cabeza que necesitan salir". Filmadas en el transcurso de un año, los diferentes moldes de su cuerpo, cortesía de la artista Sarah Sitkin, se colocan contra telones de fondo significativos para su infancia y adolescencia; algunos en un estudio hecho para parecerse a su dormitorio de la infancia, otros alrededor de Toronto. "El libro trata sobre mi cuerpo en relación con la sexualidad, así que lo coloqué en fantasías, o en fantasías infantiles", dice. “Pocas cosas me sorprenden hoy en día, pero ver por primera vez una réplica de mi cuerpo y diferentes partes de mí misma fue una locura. Puedes ver cada poro, cada vena”.

Podría decirse que es su proyecto más ambicioso hasta la fecha, marcando una nueva era en su carrera al retratarse a sí misma, o al menos una versión de silicona de sí misma, siendo así la protagonista de sus propias fotos. El título de la serie se basa en la ascendencia húngara de su familia y se traduce con la frase "¿Por qué ser tú cuándo puedes ser yo?", algo que lo señala inmediatamente como un trabajo autobiográfico. Después de haber pasado la última década capturando la mayoría de edad de sus compañeras con un nivel de comprensión que solo se ofrece a aquellos que están madurando al mismo ritmo que sus súbditos, Petra ahora enciende su cámara y se convierte en ella misma. Mientras lo hace, su trabajo se acerca a lugares más oscuros y surrealistas.

"Ni siquiera creo que esté capturando algo surrealista, porque parece muy real", dice ella. "Realmente creo que vivimos en una época en la que puedes vivir en realidades muy diferentes". La tensión entre lo real y lo surrealista es algo que siempre ha fascinado a Petra y continúa inspirando su trabajo. Su trabajo en las páginas de Baron demuestran que estas ideas han llegado a su clímax.

Petra-Collins-Baron

Describes este número de Baron como un investigador de "la evolución de la sociedad a través del intercambio de imágenes y si esto está cambiando nuestra relación con nosotros mismos y con el mundo". ¿Puedes explicar esto un poco más?
Llevo mucho tiempo haciendo fotografía, es una locura. Tengo 26 años y empecé cuando tenía 15. La forma en que nos vemos y nos fotografiamos ha cambiado mucho desde entonces, por lo que es interesante volver a eso, porque creo que cuando empecé a hacer fotos estaba realmente obsesionada con la cultura selfie, pero apenas estaba empezando. Esto fue antes de que Facetune o cualquiera de esas aplicaciones existiese, así que en realidad todos estaban descubriendo cómo poder adentrarse en esa otra realidad. Estamos avanzando tan rápido... Creo que hemos llegado a tal extremo que hemos comenzado a perder nuestro sentido de la realidad.

Literalmente ya nada es real. Todo el mundo está en modo Facetuned, todos están cambiando sus caras físicamente. Me parece gracioso muchas veces cuando me piden que haga fotos o realice campañas, la gente siempre me dice: 'oh, puedes hacer algo que es real, queremos algo real y auténtico'. Quiero decir que nada es real o autentico ya, entonces de ahí es de donde viene mi trabajo, esa es mi realidad.

Cuéntanos un poco sobre cómo fue hacer moldes de tu cuerpo. ¿Por qué decidiste hacer esto y qué te ayudó a lograrlo?
Me estaba preguntando: ¿cómo puedo llegar a otro nivel donde pueda fotografiarme, pero también ser eliminada de la fotografía? Terminé trabajando con esta artista que amo, Sarah Sitkin. Ella hace estos trajes de cuerpo realmente hermosos. Realmente me conmovieron. Replica a las personas en silicona y hace estos trajes que puedes ponerte. Entonces decidí que haría mi propio cuerpo para poder físicamente retirarme, pero también me ubicaría en lugares a los que, en mi mente, tenía que volver para aprender a lidiar con ellos.

Regresé mi cuerpo a mi ciudad natal. La mitad se filmó en Toronto, y la otra mitad se filmó en un set, porque Toronto, donde viven mis padres y mi hermana, es solo el lugar donde crecí. Construimos el conjunto inspirado en la habitación de mi infancia donde tengo a esas tres chicas con mis máscaras, tres versiones mías, y terminamos tomando el conjunto y sumergiéndolo en el agua. El otro aspecto es que crecí en los suburbios durante un tiempo, pero siempre he tenido una gran fantasía alrededor de eso, al igual que mucha gente. Es un tema importante en las películas que amo, el vacío de la vida suburbana.

Petra-Collins-Baron

¿Cuál fue la experiencia de volver a colocarte, o una versión de ti mismo, en esos territorios familiares?
Este es un punto al que he estado yendo y viniendo en algunos de mis últimos trabajos. Mucha gente ha dicho que es muy surrealista, "ahora estás trabajando en lo surrealista", pero para mí es más bien que ya no sé qué es lo real, y no sé si cualquiera de nosotros sabe lo que es real. No creo que podamos identificar cómo se ve alguien. Este es mi estilo documental ahora, porque solo estoy documentando a mi mente.

Pero nunca has trabajado con autorretrato antes...
No, pero es gracioso porque mucha gente piensa que hago autorretratos, pero no los hago. Nunca lo he hecho. Aún así, fue muy divertido poder verme a través de la cámara.

¿Es este proyecto un reflejo de la dirección en la que se está moviendo su trabajo ahora, hacia un lugar más oscuro?
Sin lugar a duda. Mi trabajo siempre ha salido de mi dolor, y siempre ha sido un poco oscuro, pero creo que ahora me tomo más libertades. Porque cuando estoy trabajando para otros temas, obviamente me encanta oscurecer, pero siempre quiero mantenerme fiel a su realidad, sea lo que sea, pero no refleja necesariamente la oscuridad que realmente quiero explorar. Por lo tanto, para responder a tu pregunta, ¡sí! Esto es una especie de preludio, porque eso es lo que voy a hacer a partir de ahora. El terror es mi género favorito, y durante el último año he estado escribiendo un personaje con mi compañera de redacción Melissa.

Petra-Collins-Baron

Tu hermana juega un papel importante en las imágenes.
Mi hermana es la persona que siento más cercana a mí: además de crecer conmigo ha compartido otras cosas -desafortunadamente- como la dismorfia corporal. Tenemos una edad bastante parecida, con una diferencia de dos años y medio, por lo que pasábamos por la pubertad casi al mismo tiempo y tuvimos traumas muy similares. Supongo que crecimos en un hogar donde la realidad siempre estuvo en cuestión, no necesariamente sabíamos lo que era real. Ambas somos como contadoras de historias entre nosotras, ella valida o simplemente me ayuda a saber qué era real, y yo también hago eso por ella. Este tema también ha estado presente a lo largo de todo esto: la realidad.

[Mis padres] lucharon mucho, y la realidad siempre estuvo en duda. Mi hermana y yo crecimos con eso, crecimos cuestionándonos qué era real y qué no: fue muy confuso, pero también creo que fomentó la creatividad. [Mis padres] provienen de orígenes inmigrantes, donde tampoco experimentaron necesariamente nada que pareciese de verdad. Mi madre vino de Hungría, básicamente vino un año antes de que se cayera el muro, por lo que ella aprendió desde muy temprana edad que no se podía confiar en nadie; todos los teléfonos estaban intervenidos, los amigos echaban a los amigos, ese tipo de cosas.

Petra-Collins-Baron

¿Qué crees que ha cambiado en la última década?
Cuando empecé a hacer fotos, me dedicaba a capturar a chicas jóvenes, esa era también mi realidad así que pude hacerlo con facilidad. También fue en un momento en el que, sí, existían las redes sociales y existían personas en Internet, pero no en la medida en que estamos ahora. Si me acercara a hacer fotos de la misma manera que hace 10 años, no sería lo mismo. Simplemente no lo haría. Debido a que nuestra presencia en Internet se ha vuelto casi mayor que nosotros mismos. Creo que hay una manera diferente de capturar lo real.

En lugar de pensar, dispararé lo que estás haciendo físicamente, que es muy superficial, dispararé lo que es interno para ti, cuál es la realidad que ves como real. Muy rara vez puedes capturar imágenes que reflejen tu interior o lo que estás viendo. Quiero decir, de nuevo, volviendo a la palabra exorcismo, es, literalmente, lo más satisfactorio de todos. Es lo que cada artista a través de un medio diferente experimenta, cuando puede obtener la salida interna de forma externa, es muy gratificante.

¿Todavía revelas fotografías en el laboratorio y te sorprendes con lo que conseguiste hacer?
Cada vez. Estoy como, ok, aquí es donde estoy, pensé que estaba en otro lugar, pero aquí es donde estoy. Es impactante y satisfactorio cada vez que lo hago, creo que es una sensación que nunca se terminará. Es gracioso el resultado, pues nunca es lo que pensabas.

'Baron' by Petra Collins está disponible para reserva aquí.

Petra-Collins-Baron
Petra-Collins-Baron
Petra-Collins-Baron
Petra-Collins-Baron
Petra-Collins-Baron

Créditos


Fotografía Petra Collins. Cortesía de 'Baron'.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.