Imágenes cortesía de Ksenia Schnaider. Dirección de arte Anton Schnaider. 

los vaqueros asimétricos son la última frontera del 'denim'

El dúo tras la firma Ksenia Schnaider todavía no se pone de acuerdo en si son necesarios o simplemente una locura.

|
04 febrero 2019, 1:59pm

Imágenes cortesía de Ksenia Schnaider. Dirección de arte Anton Schnaider. 

Quizás crees que no conoces la marca ucraniana Ksenia Schnaider, pero es probable que hayas visto alguno de sus numerosos vaqueros experimentales. En 2016, la marca se dio a conocer gracias a sus "demi-denims", que contaban con el visto bueno de Bella Hadid. Luego vino el "denim fur" [es decir, un tipo de vaquero deshilachado que produce un efecto similar al pelo]. Este año, la firma nos presenta una de sus declaraciones de intenciones más audaces hasta el momento: los vaqueros asimétricos.

Es obvio que la diseñadora residente Kiev, Ksenia Schnaider, está obsesionada con el tejido vaquero. En el pasado, le contó a i-D que ese sentimiento está arraigado a la revolución de los vaqueros de la Unión Soviética, ya que, de pequeña, los pantalones vaqueros tenían un estatus de culto que los convertía en un lujo. También recuerda cuando su madre le pedía prestados a su padre el único par de pantalones vaqueros que tenía.

Si combinamos todo eso con la fascinación que tiene Anton Schnaider, su socio y esposo, con hacer cosas sin "ningún sentido", es fácil entender cómo la pareja intercambia ideas hasta que consiguen crear un diseño completamente nuevo.

Cuando les preguntamos por qué fundaron la marca, la respuesta de Anton es, de nuevo, "no hay motivo". "Es como preguntar por qué naciste", dice. "Ha pasado. Fue algo secuencial. Los dos hacíamos ropa todo el rato".

Sin embargo, fue Ksenia a quien se le ocurrió la idea de crear los vaqueros asimétricos, algo que ella cree que se convertirá en una tendencia, aunque Anton no está de acuerdo. "Fue idea mía combinar nuestros dos modelos más vendidos, pero Anton dijo en su momento que era una locura y que nadie necesita pantalones así", explica. "Así que abandoné la idea durante un par de temporadas. Hace unos meses, me di cuenta de que hay al menos una persona que necesita este tipo de vaqueros: yo".

ksenia schnaider

Desde que compartió por primera vez el diseño en el Instagram de la marca a principios de año, Ksenia asegura que se sienten realmente "abrumados" por el interés que ha despertado. También dice que "nadie se queda indiferente" ante el diseño y cree que son más fáciles de entender que sus "demi-denims".

"La noticia está siendo difundida por la gente que se ha quedado en 'shock' al verlos", dice. "Pero luego también llegan a ojos de aquellos que entienden bien de moda y que están interesados, dispuestos a ponérselos y subir una foto con ellos en sus redes sociales".

Ksenia ha agregado un par para ella misma en la producción y exhorta a los clientes a no pensar en ellos solo como una "obra de arte" porque, hasta ahora, los clientes que los están pidiendo son "muy promedio".

Este diseño forma parte de su colección Pre-Fall 2019, que presenta además otras prendas de ropa deportiva reciclada. Conocidos por su historial de reutilización de materiales y reciclaje, sus diseños vaqueros contienen tienen al menos un 30% de piezas vintage que sacan de los gigantescos mercadillos de segunda mano de Kiev.

ksenia schnaider

La pareja parece tener una relación de amor y odio con la vida en Ucrania, en gran parte debido a una sobreabundancia de publicidad y "diseño gráfico feo". "Nos quejamos mucho de Ucrania", dice Anton. "Todo el 'kitsch' y toda la información. No hay gusto en la planificación urbana ni en la publicidad. Pero si viviéramos en otro lugar, digamos en Europa, creo que nunca volvería a diseñar nada. Todo está demasiado ordenado allí; no hay nada que arreglar".

Esperan que sus diseños experimentales puedan poner a Ucrania en el mapa en el mundo de la moda, como parte del movimiento más aperturista que está desarrollando la industria ucraniana. "Los modelos experimentales como estos son lo que nos dan visibilidad", dice Anton.

Es por eso que sus únicos planes para el futuro son "divertirse más" y "entretener a la gente". Ksenia explica que esto significa alejarse del denim y buscar nuevos desafíos. Hasta entonces, ya puedes disfrutar de esta locura asimétrica.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.