Fotografía Daniel Jackson

la pureza y el poder de una camiseta: celebramos el legado de stüssy

Navega por los archivos de Stüssy con este exclusivo anticipo que nos ofrecen el director de moda de i-D Alastair McKimm y el director creativo residente en Nueva York Ryan Willms del libro 'An IDEA book about T-Shirts by Stüssy'.

|
ago. 30 2017, 7:23am

Fotografía Daniel Jackson

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Alastair McKimm y Ryan Willms crecieron a unos 8.000 kilómetros de distancia el uno del otro: el director de moda de i-D en la costa de Irlanda del Norte y Willms, que trabaja en dirección creativa y proyectos especiales, en la Isla de Vancouver. Ninguno de ellos vivía cerca de Laguna Beach, pero ambos desarrollaron una obsesión durante su adolescencia por Stüssy.

En casi 40 años, la pionera marca del Sur de California ha establecido una auténtica tribu global de surfistas, skaters, ravers, líderes del hip hop y otros seres humanos, que se extiende desde Tijuana hasta Taiwán.

"Lo que más mola de la marca es que fue adoptada por diferentes subculturas en diferentes partes del mundo y en diferentes momentos. En California era sinónimo de skate y surf. En Nueva York es más hip hop. En Londres era mucho más sinónimo de la cultura de club, de las raves", explica Willms. "Significa diferentes cosas para diferentes personas, dependiendo de su ubicación geográfica y su generación".

Fotografía Ryan Willms

Este dúo explora el legado único, intercultural e intercontinental de Stüssy en su impresionante nuevo libro. Y lo hacen centrándose exclusivamente en la prenda más omnipresente, democrática, impactante e icónica: la camiseta.

Publicado por la biblioteca residente de libros raros de Dover Street Market, An IDEA book about T-Shirts by Stüssy podría fácilmente ser uno de los títulos sobre moda más emocionantes del año. Incluye una colección de imágenes extraídas de cuatro décadas de archivo de Stüssy: instantáneas improvisadas en el backstage, campañas antiguas, gráficos dibujados a mano y reportajes para revistas. El libro también incorpora entrevistas con autoridades actuales del mundo de la camiseta, como Brendon Babenzien, Cali Thornhill-Dewitt y Venus X.

Fotografía Inez & Vinoodh

Ya solo esto lo convierte en un proyecto épico. Pero el aspecto más fascinante de la obra de McKimm y Willms es el giro completamente nuevo que han aplicado a la larga historia de Stüssy. Mientras desenterraban imágenes del archivo de la marca, cayó en sus manos una serie de camisetas Stüssy de los 80 y los 90. Después se pusieron en contacto con un grupo de fotógrafos colaboradores y les pidieron que crearan nuevas imágenes en las que aparecieran las camisetas.

El elenco de colaboradores del libro es como los Chicago Bulls de 1996 de la fotografía contemporánea sobre moda. Líderes iconoclastas de la industria, incluyendo a Alasdair McLellan, Amy Troost, Ari Marcopoulos, Collier Schorr, Dan Martensen, Daniel Jackson, Glen Luchford, Inez y Vinoodh, Josh Olins, Mario Sorrenti, Terry Richardson y Willy Vanderperre, han creado imágenes tan energéticas y variadas como su trabajo en las páginas de i-D.

Fotografía Collier Schorr

Por si todo esto no fuera suficiente (en serio, hay más), Dover Street Market estrenó una retrospectiva sobre camisetas para que coincidiera con la publicación del libro, el pasado 25 de agosto. Ocho de las camisetas de archivo que aparecen volverán a editarse y a venderse en establecimientos de DSM de todo el mundo junto con las nuevas camisetas creadas en colaboración con DSM. Además de estas camisetas de archivo, Stüssy ha creado en colaboración con McKimm una camiseta completamente nueva de edición limitada para conmemorar el proyecto y una camiseta especial con IDEA que se venderá online y en las tiendas Chapter de Stüssy.

Antes del lanzamiento del libro, McKimm y Willms hablaron con nosotros sobre sus primeros recuerdos de la ropa surf de Stüssy y compartieron un primer vistazo al contenido del libro. ¿Ya estás sudando? Cámbiate de camiseta.

Fotografía Alasdair McLellan

¿Cuál fue la primera prenda de Stüssy que recordáis haber tenido? ¿Qué significaba la marca para vosotros cuando erais críos?
AM: Stüssy da la sensación de ser una marca con la que, a nivel global, todo el mundo ha crecido. No era solo una marca norteamericana, era muy internacional. Cuando publiqué las primeras fotos de esta colaboración en Instagram, amigos míos de Australia, de mi Irlanda natal, de Japón y de todo el mundo me dijeron: "Oh, dios mío, no puedo creer que estés colaborando con Stüssy". Todo el mundo llevaba sus prendas, daba igual el rollo que llevaran. Para mí, en realidad representaba la intersección surf- skate, que es el rollo que llevaba yo por entonces.

RW: Totalmente. Yo crecí en la costa oeste de Canadá, donde Stüssy era menos visible. Pero empecé a ir a Hawái con mis padres cuando tenía 10 años. Allí había tiendas de ropa surf y los críos llevaban camisetas con la marca Stüssy estampada. AM: Yo vivía en Irlanda del Norte e iba a hace surf siempre que no tenía colegio. Recuerdo que en los 90 tenía una sudadera con un personaje en la parte delantera: un tío con una pequeña corona rota. Decía " Knowledge is King" [El conocimiento es el rey]. Llevé esa sudadera hasta que se deshizo en pedazos. No recuerdo cómo la conseguí. Alguien me la debió de comprar, porque fue antes de que tuviera dinero para gastar. Y la silueta que hemos hecho para la nueva edición especial está basada en parte en aquella sudadera, en aquel personaje de la corona. También está basada en parte en la foto de Natalie Westling que Willy [Vanderperre] y yo hicimos para i-D. Natalie lleva una camiseta Stüssy alrededor de los brazos. Así que tomamos aquella silueta y jugamos con ella. Ahora, el gráfico parece bastante un guiño a las Stüssy de la vieja escuela, las de los 80.

Fotografía Dan Martensen

De algún modo, también se parece a esa foto que hizo Tyrone Lebon en Jamaica del niño pequeño con la corona de Stüssy.
AM: Exacto, también hicimos referencia a esa fotografía. [Este diseño] toma todas esas cosas y las une de una forma completamente nueva. RW: En eso Shawn [Stüssy] era realmente asombroso. Podía tomar ideas de todas partes ―de Comme des Garçons, de otra marca de skate, o de la letra de una canción de Talking Heads― y hacer algo nuevo a partir de ellas.

Da la sensación de que realmente habéis aplicado esa filosofía en este libro. ¿Cómo elegisteis con qué fotógrafos queríais trabajar para los nuevos retratos? ¿Y cómo elegisteis qué camisetas de archivo enviarles?
AM: Ha sido todo un conjunto de fotógrafos. Queríamos disponer de varias voces. Pero, en realidad, todos son personas con las que mantenemos una gran relación. Era preciso que fueran personas a las que pudiéramos llamar y explicar el proyecto personalmente. Y dar esa carta blanca a los fotógrafos hizo que para ellos fuera en cierto modo un proyecto fácil en el que participar. Elegí las camisetas que pensaba que estarían más en consonancia con la estética de cada fotógrafo. Después, ellos podían hacer lo que quisieran. El único requisito fue que debían ser entre dos y seis páginas. De modo que, para Ryan y para mí, supuso bastante trabajo de producción.

Fotografía Glen Luchford

¿Os sorprendieron los resultados de alguien en particular?
AM: De un modo u otro, todos nos sorprendieron. Lanzamos la idea y recogimos la cosecha. Todos hicieron cosas diferentes y especiales. Las primeras imágenes que llegaron fueron las de Glen [Luchford] y yo estoy obsesionado con ellas. Willy [Vanderperre] creó una naturaleza muerta. Mario [Sorrenti] fotografió a Freja [Beja] y consiguió que todo tuviera un aspecto muy elevado, casi como si fueran cuadros. Dan Jackson organizó un casting abierto durante todo un día y en él fotografió a cientos de personas con la camiseta. Otras personas fotografiaban mientras trabajaban en otros proyectos, o lo hacían al final de su jornada. Consistía en que fotografiaran a su reparto favorito de modelos, o la cosa que más les gustara hacer. Inez y Vinoodh recrearon una imagen que hicieron hace diez años: su hijo y su amigo del colegio. Amy retrató a Syd (mi asistente) y a la hija de un amigo nuestro con la misma camiseta. Terry [Richardson] hizo las fotos al norte del estado, en Woodstock, que es donde pasa la mitad del tiempo. ¡Y fotografió a Skinny con la camiseta en el lavabo! RW: Cuando Glen envió sus primeras fotos, inmediatamente pensé, "De acuerdo, esto va a funcionar".

Fotografía Terry Richardson

Habladme sobre la sección de archivo del libro.
AM: ¡Es una biblioteca de referencia que voy a seguir usando para siempre!

RW: Incluye antiguas campañas, fotos antiguas y fotos que algunos de mis amigos habían hecho pero nunca se publicaron en ningún sitio. En la oficina, tienen todas esas imágenes quemadas que solían enviar a los estampadores de camisetas antes de que todo se hiciera digitalmente. También hay diseños realizados a mano e instrucciones para los gráficos de las camisetas. Emmy [Coats, directora de RRPP de Stüssy que lleva trabajando en la marca desde el primer día] encontró una fotografía de 5 x 7 tomada en el backstage durante una sesión de fotos para una campaña de los 80 dentro de una caja de zapatos, o algo así. También descubrimos algunas fotos que había hecho Terry en 2001.

AM: Es como una pequeña cápsula del tiempo. Abarca toda la historia de la marca, pero añade algo nuevo a esa historia.

RW: Tengo muchísimas ganas de que la gente lo coja y vea los editoriales nuevos, los increíbles colaboradores, todas las imágenes nuevas... Pero para cuando llegas a esta sección de archivo, cuando pasas un par de páginas de esta sección, te quedas embebido en todas las cosas antiguas. Es casi como dos libros en uno.

AM: Me sorprendió la cantidad de imágenes que no había visto antes. Incluso algunas de números antiguos de i-D. Lee McQueen llevando una camiseta Stüssy. ¿Eso es Beavis o Butthead? RW y EM: ¡Beavis!

Fotografía Josh Olins

También habéis incluido mucho texto en el libro.
RW: El primer ensayo es de Gary Warnett, el hombre definitivo al que recurrir, él lo sabe todo. Una vez le pedí que escribiera sobre Gore-Tex cuando Stüssy hizo una colaboración ¡y escribió 4.000 palabras sobre la historia de Gore-Tex! También tenemos un puñado de entrevistas con personas acerca de las camisetas. Gente que siempre ha usado camisetas de algún modo.

AM: Tal y como está organizado el libro, casi parece un diario médico. Es muy informativo.

RW: La camiseta es un medio absolutamente increíble. Para el arte, para la política, para las subculturas. Quería hablar sobre las camisetas en ese sentido. El medio tan importante y democrático que suponen.

Fotografía Ari Marcopoulos

Las camisetas son un género de auto expresión en sí mismas, una forma de comunicarse sin hablar realmente con nadie. Y el lenguaje de las camisetas a menudo puede ser muy osado. Caminando hasta aquí he visto un tío con una camiseta que decía: "Fuck Love, I'm a Sucka For Success" [A la mierda el amor. Yo solo busco el éxito]. Pero las camisetas también poseen esa especie de ternura profundamente personal y calmada. Las compartes con otras personas, se vuelven más suaves con el tiempo... Este libro captura todas estas facetas diferentes.
AM: Estamos muy acostumbrados a que la camiseta sea una prenda a la que recurrimos sin más. Pero cuando la observas con detenimiento, hay mucho ahí que analizar. Tengo una camiseta Stüssy que no me quitaba jamás cuando era nueva y negra. Pero cuanto más se deterioraba, más le gustaba a Amy llevarla. Ahora es gris, no tiene mangas y se la ha quedado ella. Hay montones de fotos en las que yo llevo la camiseta y un año más tarde la cosa cambió.

RW: Lo que dijo David de IDEA la primera vez que me reuní con él para hablar de este proyecto es que la marca ahora pertenece a las personas que la han ido adoptando a lo largo de los años. Creo que eso nos incluye a nosotros.

AM: Usamos mucho la palabra "tribu" en el mundo de la moda, pero Stüssy realmente lo es.

RW: Tiene tantísima historia... Inventó un género, con algo tan simple como una camiseta.

An IDEA book about T-Shirts by Stüssy, de Ryan Willms y Alastair McKimm, se presentó en Dover Street el 25 de agosto de 2017.

Fotografía Mario Sorrenti
Fotografía Willy Vanderperre
Fotografía Amy Troost