Publicidad

la mirada femenina: descubre el imaginario naif de martina matencio

Hablamos con la fotógrafa detrás de @lalovenenoso para que nos cuente un poco más sobre ella y sus misteriosas mujeres.

por Raquel Zas
|
20 Septiembre 2016, 12:10pm

Delicadeza, sensualidad y honestidad. Pese a la cantidad de fotografía que consumimos hoy en día, todavía más con el auge de las rede sociales, pocas veces encontramos una obra que aúne estos tres adjetivos. Sin embargo, cuando entras en el Instagram de Martina Matencio (@lalovenenoso), te encuentras con un verdadero retrato de lo que significa hoy la feminidad. Ya sea fotografiando una mano, una mirada, o un cuerpo tendido en el suelo, esta joven de 26 años y su exquisito elenco de modelos han conseguido mostrar un lado diferente de algo tan fotografiado como la mujer. Hablamos con ella para conocer mejor a la chica que se esconde tras el objetivo. 

¿Cómo empezaste en el mundo de la fotografía?
Siempre cuento 2 historias. La primera fue cuando fui a Cuba con mi familia, tenía 16 años y recuerdo hacer fotos a todo, cualquier cosa era digna de fotografiar. Había demasiadas cosas que me llamaban la atención: la gente, las miradas, los colores, el mar, los coches... Cogí la analógica de mi padre y empecé a disparar como una loca, recuerdo la sensación de pensar: nunca más podré tener esto, ¡tengo que fotografiarlo todo para llevármelo a casa! Al final, todas las fotos salieron blancas.

La segunda historia es la que define más mi trabajo: a mis 18 años me ofrecieron trabajar en un hospital de noche cuidando a Daniel, un chico enfermo mental que estaba muriendo por una enfermedad del intestino. El miedo y mi falta de experiencia hacían que no supiese gestionar muy bien toda aquella situación, así que un día decidí llevarme una cámara y empecé a hacerle fotos. Aunque la situación era muy triste, yo encontré una motivación más para ver como Daniel posaba sin querer para mi, estirado en la camilla con una mano caída mientras el sol entraba por la ventana. Cada noche al verme llegar tenía siempre dos preguntas: "¿Traes la cámara? ¿Te quedas conmigo?"

¿Cómo describirías tu estética?
Delicada, sutil, misteriosa, algo sensual y con un punto elegante.

Las protagonistas de tus fotografías siempre suelen ser mujeres. ¿A qué se debe? ¿Hay un discurso detrás de ello?
Quiero a las mujeres, me gustan las mujeres, me siento bien con ellas, siento que juntas podemos crear una fuerza diferente. Creo que la mujer es diferente al hombre, creo en las conexiones, creo en nosotras.

¿Qué tienen en común todas las chicas que retratas?
Que todas pueden entenderme en ese preciso momento.

¿Qué intentas contar a través de tus fotos?
Lo único que intento es construir mi vida; cada una de las fotos que hago no es nada más que diferentes mapas de piel para crear mi propio camino sin necesidad de utilizar palabras. 

Tienes más de 134.000 seguidores en Instagram. ¿A qué crees que se debe la popularidad que ha adquirido tu trabajo en Internet?
Muchas veces me dicen que mis fotografías son pequeñas historias con misterio, delicadas pero no frágiles, historias sin acabar; y es ahí el punto donde la gente se engancha.

¿De dónde viene tu alias, 'Lalovenenoso'?
Mi alias viene porque quería unir la palabra amor y veneno (como la vida misma) en una misma palabra, y a poder ser en dos idiomas. De ahí viene lo de 'love' y 'venenoso'. Ese fue mi nombre original en Instagram, pero como me lo cerraron, tuve que añadirle el 'la' delante. 

Tus imágenes están cargadas de sensualidad, delicadeza y un cierto aire naive, ¿crees que existe realmente una mirada femenina?
No creo en una mirada femenina, creo en la mirada. Cualquier manera de trabajar puede ser femenina, e intento que mi objetivo plasme toda esa belleza que tienen las mujeres, en consonancia con mi mundo, mi pasado, mi presente y mi vida en general.   

¿Cuál dirías que es el secreto para abrirse camino y destacar en una industria tan competitiva y en auge como la de la fotografía?
No creo que haya un secreto (de hecho, si lo hubiera no podría decirlo porque dejaría de ser un secreto) pero os puedo decir una cosa: nunca dejes de ser tú mismo, con tus virtudes y tus defectos, y si tienes que contar algo -sea escribiendo, pintando o haciendo fotos- hazlo. Lo bueno de esto es que cada persona es única, y gracias a eso todo lo que nazca de ti también lo será. 

¿Crees que se puede vivir de la fotografía en España?
Lo creo porque yo vivo de la fotografía. No es fácil, pero se puede, con mucho amor y dedicación.

¿Qué proyectos tienes en mente para el futuro?
Seguir trabajando como hasta ahora y ser feliz. Además de todo eso, hay una sorpresa que no puedo desvelar aún, pero puedo decir, por el momento, que va sobre poesía y fotografía (y no lo estoy creando sola). 

Recomendados


Texto Raquel Zas
Fotografía Martina Matencio

Tagged:
Entrevista
arte
Cultura
Martina Matencio