12 obras de arte contemporáneo que te cambiarán la vida

Los artistas más interesantes del momento, desde Chloe Wise a Ari Marcopoulos, nos descubren el arte que despertó su creatividad.

|
ene. 19 2016, 11:05am

Misha Hollenbach

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Para celebrar el nuevo año y los nuevos propósitos, le preguntamos a una docena de artistas sobre la primera exhibición u obra de arte que les inspiró o impactó. En las siguientes entrevistas, Misha Hollenbach, Synchrodogs, Allison Schulnik, Eric Yahnker, Chloe Wise, Brian Scott Campbell, Erin M. Riley, Fuzi Uvtpk, Emily Motto, Stanislava Pinchuk, Ari Marcopoulos, Baron Von Fancy y Ana Kras nos hablan sobre los trabajos que cambiaron su manera de ver el arte, dieron forma a sus incipientes carreras o afectaron su dirección artística.

"Recuerdo especialmente estar frente Woman Knitting, de Chaim Soutine, y sentir que crecía algo muy fuerte. No estoy segura de poder explicar lo que sentí y cómo me impactó, simplemente supe que era la pintura perfecta e hizo que algo dentro de mí se solidificara", explica Schulnick, que trabaja con texturas y madera. 

Los artistas también hablan sobre cómo se sintieron al ver las primeras obras artísticas con las que se pudieron identificar. "Recuerdo haber visto una retrospectiva de Waterhouse en Montreal que realmente me transmitió algo en términos de representación de la mujer. Me fascina cómo pinta la luz, agua, flores y tela traslúcida. Me emociono de pensarlo", confiesa Chloe Wise, que suele pintar autorretratos sensuales y satíricos. Nosotros también.

Misha Hollenbach habla sobre el arte de grandes dimensiones
"Cuando tenía unos diez u once años, fui de excursión a Canberra para visitar el Museo de Arte Moderno. No recuerdo la galería ni el viaje en autobús, pero lo que sí recuerdo es ver una pintura gigante. Tampoco recuerdo la pintura en sí, era o una obra de 'op art' en blanco y negro o un retrato gigante, seguramente de Chuck Close. La pintura en sí no es lo importante; lo que me dejó flipando es que el arte pudiera ser tan grande. 

Recuerdo que la obra ocupaba toda una pared y la idea de que una obra de arte, en este caso una pintura, pudiera tener esa dimensión tan impresionante me hizo darme cuenta de que el arte bidimensional podía ser más grande de lo que jamás había visto. En la escuela de arte pinté un lienzo en el almacén de un amigo, que fue mi estudio temporal durante casi un año, y tuve que llevarlo a la escuela para que lo evaluaran.

Contraté una furgoneta y luego la pintura no entraba por la puerta de la escuela, así que la evaluación tuvo lugar en la calle y la pintura volvió al almacén. También he acuñado una frase que escuché una vez: 'Si no puedes hacer algo bueno, entonces hazlo muy grande"'.


Misha Hollenbach

Synchrodogs habla sobre crear arte global y relevante
"Estuvimos en la Bienal de Venecia en 2009 y ahí fue donde por primera vez nos dimos cuenta de que el arte podía ser grande. No teníamos planes de ir a ninguna exposición, simplemente estábamos en Venecia mientras viajábamos por Europa ese verano, pero tras ver la primera exposición nos quedamos tan pillados que no pudimos parar de ver las demás. Parecía como si todas ellas estuvieran compitiendo por crear algo global, y nos gustó la idea de hacer algo que se quedara en la memoria de alguien durante mucho tiempo".


Synchrodogs

Allison Schulnik habla sobre Chaim Soutine
"Es difícil recordar la primera exposición que logró emocionarme porque ha habido muchas. Recuerdo claramente haber visto una exhibición de pintura expresionista en Museo de Arte de San Diego mientras estaba en la instituto (¿1995 quizás?).  y, especialmente, estar frente Woman Knitting de Chaim Soutine y sentir que crecía algo muy fuerte. No estoy segura de poder explicar lo que sentí o cómo me impactó; simplemente supe que era la pintura perfecta e hizo que algo dentro de mí se solidificara.

Allison Schulnik

Eric Yahnker habla sobre Saul Steinberg y Ronald Searle
"Sonará como una excusa estúpida, pero habiendo empezado a estudiar periodismo para luego pasarme de repente a la animación, durante mis años como estudiante casi ni sabía que los museos y galerías de arte existían. Mi despertar artístico se inició principalmente en las interminables pilas de libros forrados de plástico de la biblioteca del Instituto de Artes de California (CalArts). Recuerdo haberme obsesionado completamente con la luminosidad gráfica de Saul Steinberg y la elegancia de Ronald Searle.

Tras mi graduación en CalArts y después de haber trabajado en animación durante varios años, tropecé por casualidad con un libro del artista Tom Friedman que hizo tambalear todos mis fundamentos. Era un arte real que, además de narrativas personales ocultas, tenía la sensibilidad de un animador, con su ingenio, disciplina, destreza, bromas, sarcasmo, compromiso y cuidado. Para mí, era el eslabón perdido, y empecé una profunda investigación en un mundo de arte del que nunca creí formar parte. En agosto del 2004, dejé la animación, alquilé un estudio y empecé a crear obras".


Eric Yahnker

Chloe Wise habla sobre Waterhouse
"Recuerdo haber visto una retrospectiva de Waterhouse en Montreal cuando estaba terminando el instituto que realmente me dijo algo en términos de representación de la mujer. Waterhouse, como muchos de los pintores prerrafaelitas, representan a la mujer de forma hermosa, trágica y poderosa. Todo ello de forma simultánea y me fascina esa diversidad en el retrato. Me encanta cómo pinta la luz, el agua, las flores y la tela transparente. Mmm, me emociono de pensarlo".


Chloe Wise

Brian Scott Campbell habla sobre Jean-Frederic Schnyder
"Recuerdo haber visto la exposición de Jean-Frederic Schnyder en el Swiss Institute de Nueva York cinco o seis veces en el 2011. Fue un momento muy importante en mi vida porque acababa de graduarme en Rutgers y estaba viviendo en Nueva York. Mi trabajo estaba sufriendo un cambio de dirección drástico, mis ideas e influencias cambiaban con rapidez. Me emocionó y sorprendió la colección de Snyder de pinturas en escala diminuta dentro del antiguo y enorme edificio Deitch.

Eran viscosas, groseras, frescas, cómicas y aterradoras. Escenas bucólicas se mezclaban con esvásticas, brujas y muñecos de nieve. Eran depravadas y quizás ligeramente irónicas, pero también sinceras e incómodamente íntimas. La textura uniforme de la superficie de esas pinturas, creada con pequeñas pinceladas calculadas, hacía que el conjunto de imágenes fuera todavía más extraño. Todas esas obras fueren creadas en los noventa, pero había algo inmediatamente relevante y emocionante en ellas y se han quedado conmigo desde entonces".


Brian Scott Campbell

Erin M. Riley sobre Kara Walker
"Seguramente la obra que más me ha emocionado, y en la que vuelvo a pensar a menudo, es la pieza de video de Kara Walker que vi en el espectáculo de marionetas del Instituto de Arte Contemporáneo de Filadelfia en enero del 2008, cuando estaba a mitad de mi primer año de postgrado. Es una de las obras más emocionantes que he visto, me dejó completamente cautivada y me inspiró a usar imágenes desafiantes sin importar su desgaste emocional. Los tapices de William Kentridge en el Museo de Arte de Filadelfia me permitieron observar el tejido a una escala que jamás había creído posible".


Erin M. Riley

Fuzi Uvtpk sobre El Bosco
"Hace unos diez o quince años, fui con unos amigos a Roma para pintar el metro, y yo quería ir a ver Venecia. Ninguno de mis amigos quería ir conmigo así que cogí el tren solo y alquilé una habitación en un hostal de mierda para pasar la noche. Era otoño y la neblina estaba tan baja que era imposible apreciar la arquitectura, eso me decepcionó mucho y decidí ir a Palazzo Ducale, donde descubrí las pinturas de El Bosco. No tenía idea de quién era ese tipo, pero sentí algo al ver su arte, algo poderoso y liberador. Me quedé un par de horas en esa sala hipnotizado por su arte y apreciando todos los pequeños detalles. Sigue siendo uno de mis artistas favoritos hasta la fecha".


Fuzi Uvtpk

Emily Motto habla sobre Walking in my Mind
"Una de las primeras exposiciones inspiradoras que visité fue Walking in my Mind en el 2009, en la que 10 artistas transformaban partes del Hayward en ambientes de su imaginación. Lo recuerdo muy bien, había un montón de espacios interesantes en los que perderse. Una sala estaba completamente ocupada por el Creation Myth de Jason Roades, su frenética organización de ordenadores, luces, madera, cubos, juguetes, fotografías y trenes.

Además, Thomas Hirschhorn creó una estructura en forma de laberinto con cinta adhesiva marrón que podías recorrer para descubrir cuevas conectadas entre ellas y llenas de textos filosóficos y dinamita falsa. Recuerdo haberme sentido completamente inmerso en esos túneles de cartón. Todos los artistas de la exposición trabajaban de diferentes formas y con materiales muy diversos, eso me abrió los ojos ante las diferentes formas de crear esculturas".


Emily Motto          

Stanislava Pinchuk (también conocido como Miso) habla sobre Gianni Versace
"Creo que la primera exposición que cambió mi vida fue una retrospectiva de Gianni Versace. Crecí en una ciudad tranquila en Ucrania, donde había un museo muy viejo y un poco descuidado. No recuerdo que tuviera calefacción o luces en la entrada. Si las obras eran muy viejas se cubrían con una tela que tenías que levantar si querías echar un vistazo. Así que obviamente, las lentejuelas y el estampado de leopardo de Gianni fue todo un shock para una niña ucraniana de diez años.

Era la primera vez que veía la obra de toda una vida creativa reunida en un mismo lugar, era la construcción hasta el último detalle de todo el mundo en el que había vivido el artista. Creo que nunca antes había pensado en esa posibilidad, ni sabía que existía o que podía existir para mí, lo que seguramente explica que entre toda mi ropa negra del mundo del arte, todavía mantengo activadas en eBay alertas para ese par de tejanos de estampado de leopardo de Versace".


Miso

Ari Marcopoulos habla sobre James Turrell
"La primera exposición fue seguramente la de James Turrell en Museo Stedelijk de Ámsterdam. Fue increíble ver cómo solo utilizó la luz para crear su trabajo. Me dejó flipando y me abrió los ojos ante otra forma de crear arte".


Ari Marcopoulos

Baron Von Fancy habla sobre Sandy Skoglund
"En 1990 fui a la inauguración de The Green Room, una exposición de Sandy Skoglund en la galería Janet Borden en Soho, Nueva York. Antes de haber visto The Green Room había ido a muchas otras inauguraciones, que seguramente habían presentado un trabajo brillante, pero nunca accesible para un niño de seis años. Cuando visitamos The Green Room, me pilló completamente por sorpresa.

La instalación consistía en una sala cubierta por completo de césped artificial y llena de esculturas realistas moradas y verdes de perros de todas las razas repartidas por todas partes. Ver el espacio de la galería transformado en este nuevo mundo mágico me causó una impresión que nunca olvidaré. Entendí entonces por primera vez que lo que vemos no está ahí por casualidad, sino que es el producto de la visión de otra persona. Ese día mi madre me hizo una fotografía con mi hermana gemela en la inauguración, que guardo como un tesoro sobre mi escritorio".


Baron Von Fancy

Ana Kras habla sobre la escultura comunista
"Recuerdo que vi una escultura frente al ayuntamiento de Nueva Belgrado, cerca de casa de mi abuela, y le pregunté qué era. Me dijo: "Es una escultura". Tenía probablemente cinco años, le pregunté por qué estaba ahí y me explicó que era porque alguien había tenido la idea de crear una estructura así y que ahora hacía que la plaza fuera única y hermosa. Me gustó mucho la escultura, era grande y brutal, una de las típicas esculturas brutalistas comunistas de Nueva Belgrado.

Después de eso, la primera vez que vi arte como una profesión y me di cuenta de que la gente podía dedicarse a eso fue al ver el estudio de mi padrino Bata Knezevic. Me quedé flipando, puede que haya sido uno de los momentos más decisivos en mi vida. Era una tierra de los sueños, con pinturas, lápices, grandes serigrafías, cubetas llenas de colores, papeles enormes, tuve la impresión de haber aterrizado en otro planeta. Recuerdo haber deseado hacer eso de mayor, aunque hasta ese momento había quería ser conductora de taxi".

Ana Kras

Recomendados


Texto Zio Baritaux
Todas las imágenes cortesía de los artistas