inspirado por frank ocean, este fotógrafo retrata a hombres negros con purpurina

El fotógrafo emergente Quil Lemons desafía nuestra idea de género y raza con su serie 'Glitterboy'.

|
may. 12 2017, 7:05am

Cuando el joven fotógrafo Quil Lemons tenía 17 años, Frank Ocean alertó a sus fans vía Tumblr de que había creado un cuenta de Snapchat simplemente publicando: "SNAPCHAT: AREALGLITTERBOY" (subtítulo: "brillará y brillará"). Aquel momento, junto con el vídeo de "Nikes" del año siguiente, tiró por tierra todo lo que Lemons había pensado sobre la masculinidad negra cuando se crió en el sur de Philadelphia a principios de la década de 2000. ¿Qué es un "glitterboy" y qué relación tiene con el género y la raza? El rostro de Ocean cubierto de brillantina y máscara de pestañas en el vídeo de "Nikes" estaba en la mente de Lemons cuando decidió empolvarse la cara con sombra de ojos y una constelación de estrellas plateadas y se hizo una foto. Publicó la imagen en las redes sociales con un pie de foto que decía "los auténticos negros llevan maquillaje".

"Consiguió iniciar un debate", dice el fotógrafo y estudiante universitario, que ahora tiene 19 años. Ese debate inspiró a Lemons para crear Glitterboy, una serie todavía en proceso de retratos y entrevistas a chicos y hombres negros cuyos rostros están repletos de purpurina. Los retratos de estudio realizados por Lemons de chicos y hombres negros sin camiseta se encuadran frente a un fondo rosa. Las imágenes desafían la idea errónea difundida por los medios mainstream en torno a sus identidades y a la vigilancia que ejerce la comunidad negra sobre la masculinidad. 

Antes de hacer una foto a un modelo, Lemons le pregunta: "Como hombre negro, ¿te resulta difícil expresar feminidad?". Las respuestas son tan poderosas y reveladoras como los mismos retratos. Un joven modelo llamado Jourdan dijo: "Antes intentaba esconder mi pelo, llevar ropa ancha, asegurarme de dejarme crecer los pocos pelos que tenía en la barbilla, no cantar canciones de Beyoncé e incluso no publicar determinadas fotos [en las redes sociales] por miedo a que me llamaran blando". Pero añade: "Ahora he aprendido que mis intereses no son lo que me hacen ser un hombre".

Nos reunimos con Quil Lemons para hablar sobre cómo está empleando esta perspectiva para desafiar las ideas sobre el género y la sexualidad de los negros.

¿Qué es lo que te inspira de Frank Ocean?
Creo que, sobre todo, aquel texto que publicó en Tumblr en el que hablaba sobre su sexualidad. En 2015, todavía era tabú que un artista como Frank Ocean comentara su sexualidad y él decidió exponerse. La frase "brillará y brillará" realmente me llegó muy hondo porque los chicos negros no disponemos de mucho espacio para brillar, y me dio la impresión de que se trataba de un guiño hacia nosotros. Los hombres negros debemos brillar y no se nos lo dice lo suficiente. Decidí hacer una serie con chicos negros llevando purpurina porque en los medios no se ve a chicos experimentando con nada que sea femenino o celebrándose a sí mismos de ese modo.

¿En qué modo arroja tu proyecto una luz diferente sobre la masculinidad negra?
La masculinidad negra siempre se encasilla como de "gangsta". Este proyecto dice que no somos solo eso. Puedes se bello o femenino y aun así seguir siendo un hombre negro masculino. El modo en que te sientas seguro de ti mismo es una expresión de quién eres.

A veces interrelacionamos la masculinidad con la sexualidad. Estos retratos no giran necesariamente en torno a la sexualidad. Tus modelos son hombres negros hetero, gay y queer de diferentes edades y constituciones que comunican su propia definición de masculinidad a través de las imágenes.
Mediante este proyecto, intento mostrar que no tienes que ser gay para llevar purpurina o maquillaje. No existe una única forma de ser masculino. Creo que a los hombres negros realmente no se les concede ese espacio. Muchos de mis modelos son amigos e incluso el hecho de que se abrieran y llevaran maquillaje era todo un reto para ellos. Al principio dudaban un poco. Decían cosas como: "Dios mío, soy un tío, no puedo llevar maquillaje". Conforme les iba haciendo fotos se sentían más cómodos y creo que llegaban a un lugar donde se sentían como "nah, aunque sea un tío puedo llevar purpurina y seguir siendo un hombre negro masculino". Es un concepto de lo más anticuado. Estamos en 2017. Puedes hacer lo que te dé la gana.

¿Este proyecto ha cambiado tu percepción de la masculinidad?
Sin duda. Sinceramente, estaba nervioso por pedir a esos chicos que hicieran de modelos para mi proyecto. Me sorprende que en 2017 sigamos teniendo ideas profundamente arraigadas sobre lo que es la masculinidad y que eso nos impida actuar de determinada manera y ser quienes somos en realidad. Me di cuenta a través del proyecto de que la masculinidad debería englobarlo todo. No es una única cosa, es todo un espectro. No estamos a principios de la década de 2000, cuando tenías que llevar pantalones de tiro bajo o ser un tío duro. Ahora Jaden Smith y Thugger [Young Thug] llevan vestidos. Esos estigmas y conceptos tan arraigados se están viniendo abajo. Este proyecto me hizo darme cuenta de que puedo ser masculino de la forma que prefiera.

¿Qué deseas conseguir con este proyecto?
Creo que la masculinidad es una especie de prisión. Se nos dice que solo hay determinadas formas de ser masculino. Si expresas feminidad, aunque sea mínimamente, al instante se te percibe como gay, pero puedes ser masculino y gay o femenino y hetero. Ahora disponemos de más espacio para jugar con la fluidez de género. Muchas cosas han cambiado y este proyecto es una oda a ser uno mismo.

¿A quién te gustaría fotografiar en el futuro?
A Ashton Sanders, de Moonlight. La interpretación que hace Ashton de Chiro es impresionante y muy real. En cierto modo, se ha convertido en la representación de lo que es un chico negro ahora mismo. Quiero fotografiarle porque desafía todas las ideas erróneas sobre la masculinidad negra y todas las cosas que se nos dice que deberíamos ser. Muestra que los hombres negros tienen más movilidad a la hora de expresar su sexualidad. También quiero fotografiar a Young Thug porque lleva vestidos, sale con mujeres y aun así su música suena por todo el barrio porque es uno de los mejores raperos que hay ahora mismo. Y a Frank Ocean, por supuesto

Recomendados


Texto Antwaun Sargent
Fotografía Quil Lemons