Fotografía Yann Faucher

cómo capturar la masculinidad en la fotografía

El fotógrafo francés Yann Faucher consigue transmitir con sus retratos los pequeños detalles del carácter de una persona con un estilo claro, honesto y genuino.

por Ryan White
|
02 Julio 2018, 9:30am

Fotografía Yann Faucher

En esta nueva serie, hablamos con jóvenes fotógrafos que están marcando la diferencia en el campo de los estudios, las redes sociales y la creatividad frente al interés económico, para comprender mejor lo que implica trabajar en una de las industrias más competitivas de la actualidad.

La primera vez que vi la obra de Yann Faucher fue en la publicación literaria estudiantil de Cambridge, Granta. Para el número The Sex issue, el artista francés contribuyó con un ensayo fotográfico titulado Body; un documento íntimo, variado y atractivo sobre la forma desnuda. Tenía 16 años en ese momento, y comenzaba a descubrir el trabajo de fotógrafos como Faucher, a saber, Wolfgang Tillmans y Ryan McGinley, y aún admiraba el peso que podía tener una imagen. La historia de Faucher tenía mucha fluidez -a pesar de las torpes contorsiones en que se colocaba cada cuerpo- además de saber encontrar belleza en la crudeza: vehemente en su mensaje pero sensible en la ejecución.

Mira el Tumblr de Yann y encontrarás esta yuxtaposición en su trabajo editorial, comercial y personal; una profusión de caras jóvenes y seductoras, a menudo colocadas sobre un paisaje natural, tumbado en el césped o en la playa.

Yann nació y se crió en una pequeña ciudad medieval en el sur de la Bretaña francesa, rodeado de marismas y océano. Se trasladó a Londres para dedicarse a la fotografía a tiempo completo, y es colaborador de revistas como i-D, Wonderland, Hero, Purple y L'Officiel Hommes, además de trabajar para numerosas marcas. Hace poco trabajó para una publicación con el modelo y diseñador Philip Ellis en un proyecto titulado Enlarge Your Memories, una presentación alternativa de la última colección de Ellis. Cuando le preguntamos por qué la impresión sigue siendo importante, el fotógrafo contesta sin tapujos: "A veces te das cuenta de lo mala que es tu imagen".

¿Cómo y cuándo te metiste en la fotografía?
Comencé a aprender alrededor de 2004, cuando la fotografía empezaba a ser asequible. Siempre quise hacerlo, pero como adolescente y estudiante no podía pagar el procesamiento de películas y laboratorios, y no tenía acceso adecuado a un cuarto oscuro.

¿Estudiaste fotografía en la universidad? ¿Crees que vale la pena?
Estudié ciencias, nada relacionado con el arte. De alguna manera impulsó mi creatividad, así como mi capacidad para resolver problemas.

En una industria saturada de imágenes, ¿cómo mantienes tus ideas nuevas y frescas?
No creo que nadie haya traído algo nuevo a la fotografía en los últimos 20-30 años. Solo traemos variaciones, supongo.

¿Cómo consigues ser original cuando parece que ya todo está hecho?
Solo soy fiel a mis sentimientos y planifico cómo quiero presentar mis imágenes. También creo y estoy genuinamente interesado en las personas con a las que fotografío. Pura curiosidad, ¡es como leer un buen libro!

¿Qué tan competitivo eres con otros jóvenes fotógrafos?
Las pocas veces que intenté ser competitivo en mi vida, fallé. Descubrí que, de todos modos, no soy ese tipo de persona, así que no pienso en eso. Hace mi vida más simple.

¿Película o digital? ¿Gastas mucho dinero en equipo?
Película, pero no me importa fotografiar en digital. La película simplemente coincide con lo mucho que me gusta romantizar una imagen. El proceso lleva más tiempo, es por eso que me queda bien. No gasto grandes cantidades en equipos básicamente porque no puedo pagarlos. He aprendido cómo mantener el presupuesto ajustado.

¿Cuál es el mayor desafío al que te enfrentas como fotógrafo?
Depende... Sigo pensando que, mientras seas conducido por tu propia curiosidad y te des tiempo, entonces está bien. El dinero es un desafío, pero el dinero no lo es todo.

¿Crees que la fotografía es una industria elitista?
¡Sí lo es! Es más fácil si puedes producir tu propia sesión con tu propio dinero que cubra todos tus gastos. Seamos sinceros, esta industria está llena de personas que no son particularmente únicas, creativas u originales. Han aprendido a copiar un estilo y lo hicieron gracias a contactos y a su poder adquisitivo.

¿Qué hace a una foto emocionante y emotiva?
No hay recetas para una foto emotiva. Tiene que agradarme antes que nada.

¿Qué consejo le darías a alguien que busca dedicarse a la fotografía a tiempo completo?
Obtenga un trabajo de media jornada fuera de las industrias creativas. Sé realista, toca con los pies en el suelo.

¿Tienes en cuenta las redes sociales, especialmente Instagram, al hacer una imagen?
Solo las uso para compartir mi trabajo, simplemente es mi forma de hacerlo. ¡Está aquí, tómalo!

¿Internet ha cambiado tu forma de pensar e investigar la fotografía?
Es una herramienta muy poderosa con sus propios límites. Acelera y aumenta tu creatividad, pero al mismo tiempo creo que las cosas tardan más en madurar en mi cabeza.

¿Crees que la fotografía de iPhone ha devaluado o mejorado la industria de la fotografía?
Es complementario para mí. Creo que ha mejorado la industria. Siempre tenemos nuestro teléfono en los bolsillos, es más fácil capturar y documentar cosas.

¿Te sientes optimista sobre el futuro de la fotografía como oficio? ¿Hacia dónde crees que se está moviendo la industria?
Sí, siempre y cuando las personas sean honestas con su medio y no intenten estafar las habilidades, el proceso o los contactos de alguien. Mientras las personas sean orgánicas y sigan su propio estilo, entonces deberíamos estar bien. Esta industria está demasiado influenciada por las redes sociales, es una herramienta importante pero no esencial.

¿Por qué la impresión sigue siendo tan importante?
Imprimir a veces te hace darte cuenta de lo mala que es tu imagen.

Créditos


Fotografía Yann Faucher

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.