'dark skin/gold soul' retrata las dudas y anhelos de un joven de la cataluña rural

Estrenamos el nuevo cortometraje de Jordi Estrada, que sigue a Yemi en su vida rutinaria y mágica en el campo.

por Raquel Zas
|
13 Noviembre 2017, 10:48am

Últimamente ha surgido una generación de fotógrafos y cineastas obsesionados con la idea de atrapar el escurridizo concepto de juventud a través de su trabajo. Encarnar una idea tan abstracta para convertirla en una imagen es una tarea complicada, pero Jordi Estrada lo logra a la perfección en el cortometraje Dark skin/ Gold soul, que estrenamos hoy en i-D.

Yemi es un chico de 23 años que vive como un chico de 23 años. Deambula por Cardona, su pueblo, practica skate, mata el tiempo con sus amigos y tiene las mismas dudas y anhelos que cualquier joven de su edad. Su historia puede ser la de todos pero a la vez es solo suya, reflejada con la belleza pura que desprende su juventud, y enmarcada con planos eternos y poéticos acompañados de una melancólica música.

Lee: 'Como en arcadia' es una oda a la libertad y el hedonismo en la adolescencia

juventud skate jordi estrada cortometraje

"Mi intención era capturar y retratar el optimismo, la libertad, la belleza y el 'poder' que vi en Yemi cuando lo conocí. Idealizar y soñar con su rutina, su juventud, su cuerpo, su alma, enfrentarlo a un mundo bucólico y solitario, bello y amenazante", explica Jordi.

Este retrato a modo de vídeo ensayo, a medio camino entre la ficción y el documental, es la primera pieza de un proyecto cuyo objetivo es reflejar los pensamientos, sueños, miedos, morbos e identidad del director a través de una serie de personajes adolescentes en sus contextos reales. "Sin camino, ni meta, ni moraleja. Lo que depara la ficción es lo único que importa. Fantasear, deambular, erotizar", afirma Jordi.

Tagged:
estreno
Cortometraje
jordi estrada