Esta es la razón por la que tienes tanta libido durante la cuarentena

No, no eres el único que le envía desnudos a tu ex durante el confinamiento.

por Roisin Lanigan
|
07 Mayo 2020, 11:07am

Vía Pornhub

De todos los efectos secundarios inesperados del encierro (obsesión nacional por la harina o el papel higiénico, policías de balcón que te juzgan por estar en la calle cuando en realidad vas a por tabaco o ancianos que se hacen virales por pasear dando vueltas en su terraza de cuatro metros cuadrados) lo más interesante es lo inexplicablemente cachonda que está la mayor parte de la población. Sí, está bien, probablemente era algo predecible. Después de todo, el gobierno ha aconsejado a todas las parejas que no vivan juntas que se mantengan separadas, y sin la capacidad de salir y ligar con personas desconocidas un sábado por la noche, nuestras vidas sexuales han perdido todo el sentido. La excitación es fácil de explicar. El caos con el que se manifiesta esa excitación, eso es algo completamente diferente.

Además del fenómeno ampliamente observado de ponerse cachondo en general, muchos de nosotros estamos enviando mensajes de texto a personas en las que nunca pensaríamos en una sociedad normal y sin restricciones, estamos enviando mensajes y desnudos cada vez más explícitos y, en general, aumentando la temperatura ambiente a niveles que anteriormente se consideraría socialmente inaceptable. "Para ser honestos, simplemente no sé lo que me pasa", dice Nick*. “Estuve haciendo FaceTiming a este tipo con el que he estado hablando por un tiempo con más frecuencia, y eso tiene mucho sentido, pero también me he vuelto un poco picante en los DM con un tipo con el que hablé por última vez en 2017 y llamé a alguien por teléfono que ahora ha me ha confesado que le gusto desde que era un adolescente".

"Me he vuelto súper adicta a hacer vídeos para chicos", admite Laura*. "Como que compré muchos juguetes sexuales y me volví muy performativa. Si quiero masturbarme, en el fondo estoy pensando: ¿debería convertir esto en algo? Si es así, ¿debo preparar mi teléfono?"

Pero la vara que mide los niveles de excitación socialmente aceptables, al parecer, ha cambiado. Como nos vemos obligados a permanecer físicamente a dos metros de distancia de cualquier otra persona, nuestro deseo de tocar se ha vuelto maníacamente digital. Aplicaciones como Feeld y OnlyFans han florecido de forma aislada a medida que las trabajadoras sexuales y la gente en general que busca sexo ha dado un salto al mundo digital. PornHub regaló contenido premium gratis en todo el mundo el pasado marzo, y ahora tiene una sección para vídeos temáticos de "cuarentena de coronavirus". Emjoy, una "aplicación de bienestar íntimo basada en contenido de audio" que utiliza meditación guiada e historias sensuales para que los usuarios estén de buen humor, ha tenido un gran aumento desde que el bloqueo comenzó en serio a mediados de marzo, pues las descargas se han duplicado y su uso ha aumentado un 160%. "Hice una cuenta de Feeld y accidentalmente dejé mi propio nombre allí durante un par de días, y un chico con el que salía me encontró y comenzó a enviarme mensajes", dice Laura. "Es extraño hablar con mi ex en una aplicación de sexo. Ha llevado a discusiones extrañas. Como, ¿estamos en una aplicación picante a pesar de que nunca hemos tenido un sexo particularmente picante? ¿Pensó que no me gustaba cuando estábamos juntos? ¿O esto se ha manifestado por lo cachonda que estoy aislada y porque no puedo dejar de pensar en follar? ¿Querré follármelo después? ¡No lo sé!"

Quizás se deba al hecho de que la mayoría, si no toda nuestra actividad sexual tiene lugar a través de una pantalla, que el contenido de esa actividad sexual se está volviendo más salvaje. Al reducir o eliminar la incomodidad de la vida real y tener la comodidad de poder escondernos detrás de los DM, pensar las respuestas y simplemente cerrar sesión cuando todo se vuelve demasiado incómodo, nos estamos volviendo mucho más valientes y descarados de lo que solemos ser. Y hablando con personas, como Laura, con las que normalmente nunca pasamos tiempo tratando de llegar al "mundo real". ¿Pero por qué? Bueno, se podría argumentar que sin las distracciones de nuestras vidas ocupadas, nuestros identificadores sexuales simplemente están floreciendo como siempre quisieron.

"Con nuestros mundos cada vez más reducidos, nuestras experiencias de relación se han intensificado cada vez más", dice el Dr. Earim Chaudry, que brinda consultas de salud online. "Si eres soltero, probablemente nunca te hayas sentido más soltero en tu vida. Y sin contacto físico con nuestros amigos y familiares, muchos de nosotros valoramos más las citas en general. La cuarentena probablemente fomentará la exploración sexual en las personas más jóvenes y solteras de la población. Las personas definitivamente parecen estar enviando más fotos de desnudos con parejas sexuales y seguidores de redes sociales mientras se autoaislan. Cuando no puedes ver o sentir a alguien, las conversaciones sexuales, las fotos y los chats de vídeo son lo más cercano al contacto piel con piel y mantienen viva la chispa. Si bien es posible que alguien no se involucre normalmente en dichos "comportamientos digitales de riesgo", estas son algunas circunstancias especiales que podrían poner en suspenso esas dudas a favor de la exploración sexual a través de medios online".

Tiene sentido que hagamos mayores esfuerzos para obtener conexión humana. No eres solo tú, por muy fuerte que creas que puede ser el caso cuando estás despierto a las 3 de la mañana, sintiéndote raro después de tener un orgasmo solo. Según la teoría de la psicología, el Modelo de la Jerarquía de Necesidades de Maslow, el amor y la pertenencia son una de las cinco necesidades más básicas y esenciales que un ser humano debe satisfacer para sobrevivir. En la vida previa a la pandemia, el amor y la pertenencia provienen de muchas fuentes inocuas; amigos, familiares, noches en el pub, ir al gimnasio, cosas que damos por sentado y que ahora están completamente fuera de nuestras vidas. "Una crisis de vida o muerte nos hace considerar lo que es realmente importante para nosotros", dice el psicólogo Josh Cohen. “Este tipo de situaciones extremas tienden a hacernos más valientes y audaces y más conscientes. Con el trabajo, la vida social y otros medios para llenar nuestras horas radicalmente reducidas, nuestros sentimientos, ansiedades y deseos más profundos, cosas que generalmente se han mantenido discretamente en en un segundo plano, ahora han brotado a la superficie”.

"Definitivamente es más fácil pensar en sexo porque tenemos muy poco que hacer, y no tenemos presiones de la vida real a corto plazo", dice Nick sobre estos deseos. "Es como un período de prueba divertido en el que la parte performativa de las citas es mucho menos exigente, así que voy a disfrutar del momento porque es muy divertido". Honestamente, me gustaría decir que me siento un poco mal o agotado, pero me encanta. No estoy acostumbrado a hacer malabarismos con hombres ni a recibir tanta atención cuando se nos permite salir de la casa".

Pero la cuarentena, aunque parezca mentira ahora mismo, finalmente terminará. Con vacuna o no, poco a poco estamos empezando a salir de casa. ¿Y qué significa eso cuando de repente te enfrentas a la posibilidad de ver a la persona a la que tú o tu personaje online ha estado enviando desnudos durante las últimas doce semanas? Las cosas podrían ser un poco incómodas. "Creo que el post-aislamiento va a ser jodidamente salvaje", dice Laura. "Estoy nerviosa por si realmente querré este tipo de sexo perverso cuando termine, y también por si los chicos con los que estoy hablando también lo querrán. ¿Están haciendo lo mismo que yo?

"Es difícil de predecir, pero las investigaciones preliminares ya nos dicen que el público en general no quiere volver a cómo estaban las cosas antes del cierre", dice la terapeuta de TCC Kelly Watkins. “Y eso se aplica a nuestras nuevas actitudes hacia el sexo y las relaciones, así como a todo lo demás. Podemos darnos cuenta de que nuestros viejos comportamientos ya no satisfacen nuestras necesidades, y queremos aprovechar al máximo nuestra nueva libertad. Durante la cuarentena, el aumento en la cantidad de placer propio simplemente no será factible cuando las personas vuelvan a trabajar en las oficinas, lo que podría hacer que las personas disminuyan drásticamente su cantidad de sexo o participen en más comportamientos sexuales fuera de su hogar porque ahora tienen un mayor deseo de hacerlo".

"En realidad, no sabemos cuál será la respuesta o cómo será el mundo después de la cuarentena", continúa. "Es seguro decir que habrá cambios de actitud, pero depende del individuo y de si hay espacio para su nueva sexualidad en su nueva vida".

Básicamente, lo que esto significa es que no debes temer a tu libido desenfrenada y caótica en cuarentena. Es un tiempo de autodescubrimiento, después de todo. Algunos escriben novelas. Otros hacen pasteles. Algunos han descubierto una pasión por correr 5 km sin fin. Pero lo que nos une a todos, seguramente, es nuestro redescubrimiento del sexo. Deléitate en ello.

* Los nombres se han cambiado para proteger sus identidades.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Sex
Sexting
nudes
psychology
Psicología