Fotografía Adraint Bereal

Este fotógrafo muestra cómo es ser negro en una universidad de Texas mayoritariamente blanca

En un campus de 52,000, solo el 4% de los estudiantes de la Universidad de Texas son negros. Por esta razón el fotógrafo Adraint Bereal decidió crear su propio anuario afroamericano.

por Zoe Whitfield
|
02 Marzo 2020, 11:21am

Fotografía Adraint Bereal

El viaje de Waco a Austin dura alrededor de dos horas, pero para Adraint Bereal, que creció en una comunidad predominantemente negra e hispana en Waco, asistir a una escuela secundaria con "personas que se parecen a mí, se identifican con las mismas cosas que yo hice" merecía la pena. Llegar a la Universidad de Texas, en Austin, fue "como cambiar de la noche al día". En un campus de 52,000 personas, solo el 4% de los estudiantes de UT son negros.

Al descubrir las estadísticas a través de un proyecto fotográfico extracurricular destinado inicialmente a explorar a los hombres negros y la feminidad, el joven de 22 años descubrió que solo el 1.7% de los alumnos de la UT son hombres negros. De este dato surgió la idea de comenzar a fotografiarlos y entrevistarlos a través del campus para una exposición en el Museo George Washington Carver, con una serie que se pasaría a llamar 1.7.

Como creativo multidisciplinar, Adraint comenzó a tomarse la fotografía un poco en serio después de participar en un concurso de fotografía mientras estaba en el último año de la escuela secundaria. "Mi madre me compró una cámara y comencé a hacer fotos aquí y allá", dice. "Lo odié por un tiempo, pero me enamoré en la universidad".

Sin inspirarse, al menos conscientemente, en algunas de las figuras establecidas de la fotografía, sus influencias son la música y el color: el primero es una ayuda para visualizar paisajes, el segundo una herramienta para comunicar sentimientos. “Recuerdo la primera vez que viví una muerte en la familia y toda mi familia se vistió de púrpura para el funeral. Las cosas que sentí ese día todavía se quedan conmigo cuando pienso en el color púrpura”.

A todo este trabajo le siguió The Black Yearbook, que nació bajo las mismas bases. Destaca las experiencias de estudiantes negros de la universidad, presenta más de 200 imágenes y 100 entrevistas, y Bereal define el proyecto como una obra de arte, destinada a comunicar los matices que los anuarios tradicionales no pueden. Aquí Adraint habla de sus proyectos, fotografiando a sus compañeros y compartiendo sus metas para su postgrado.

the black yearbook

¿Cómo surgió 1.7?
No era algo que supiera que estaba haciendo hasta que lo estaba haciendo. Al final del tercer año me inscribí en un curso de fotografía avanzada. No tenía idea de lo que estaba haciendo, generalmente solo son personas mayores trabajando en su tesis, así que fue una gran herramienta de aprendizaje. Quería hablar sobre los hombres negros y la feminidad, pero el trabajo se perfilaba como algo diferente. Me di cuenta de que me estaba centrando en la experiencia de los hombres negros en general, y eso me llevó a preguntarme "¿cuál es el número de hombres negros en la UT?". Fue ahí cuando comencé a conocer a diferentes hombres negros, y acabé exponiendo 1.7 la primavera pasada.

Lo que posteriormente condujo a The Black Yearbook...
Vi el impacto que 1.7 tuvo en los estudiantes. Cuando estaba lanzando ese número, mucha gente decía "dónde obtuviste esta información, eso no es posible" y dije "es cierto, los números son públicos". Sorprendió a la gente, incluso en la comunidad, y entonces sentí la necesidad de abrirlo y compartir esta experiencia con todos los estudiantes negros. The Black Yearbook realmente tiene como objetivo mostrar una visión holística de nuestras experiencias.

the black yearbook

¿Cómo se te ocurrió el título?
Me llegó al azar, pero con el tiempo he encontrado formas de reforzarlo. Cuando miras los anuarios tradicionales, la idea es mostrar una experiencia que sea emocionante, diversa; dice la verdad pero no demasiado de la verdad, y quería crear una yuxtaposición llamándola así.

¿Cómo fue el proceso de casting para los dos proyectos?
Mi amiga Simona me ayudó y, sinceramente, la clavó. Ella me ayudó a encontrar historias que nunca había escuchado antes, personas que nunca había conocido, partes del campus que nunca había explorado. El casting fue importante porque existe esta idea, externamente, de que así es como se ve una persona negra, así es como una persona negra piensa, suena, actúa en público. Los medios populares hacen cumplir esa idea y, por lo tanto, este proyecto trata de desmantelar eso.

the black yearbook

¿Cómo se han comprometido tus compañeros con el trabajo?
De forma muy positiva. La principal preocupación ha sido asegurarme de que reciba un conjunto diverso de entrevistas e imágenes que puedan hablar por el cuerpo más amplio de estudiantes. Trato de crear un ambiente seguro, que creo que ha ayudado a obtener respuestas honestas. De vez en cuando hay un artículo en nuestro periódico estudiantil sobre las experiencias de los estudiantes negros, y muchas de esas entrevistas están buscando lo que la publicación quiere escuchar, pero no estoy buscando nada en particular, solo estoy tratando de escuchar a la gente.

¿Las mayores sorpresas hasta ahora?
El apoyo de mis compañeros, mi familia y personas que ni siquiera conozco: alumnos que quieren ver el proyecto completado. Muchas veces, cuando se inician proyectos como este, es como "oh, las minorías están haciendo lo que hacen siempre las minorías, démosles unas palmaditas en la espalda". Es realmente difícil recibir validación en este sentido, pero ese apoyo ha sido la mayor sorpresa, además de haber sido clave para que el proyecto saliese adelante.

the black yearbook

¿Cuál es tu público?
Es bastante multifacético, pero mi audiencia inmediata son los estudiantes negros, esto es para nosotros, para ellos. Quiero que los estudiantes negros sepan que hay alguien más viviendo la misma situación. Con eso viene el reconocimiento de que ninguna comunidad es perfecta, por lo que también está creando oportunidades para los estudiantes negros que no están de acuerdo en temas particulares para entenderse mejor, sin tener que ir y venir a través de las redes sociales.

¿Y la audiencia de tus sueños?
Oh dios, James Baldwin. Me encantaría escuchar su perspectiva sobre todo esto, saber cuál sería su respuesta. Acabo de terminar The Fire Next Time, ese libro me dejó sin aliento y todavía estoy tratando de entenderlo. Sí, si pudiera darle una copia sería genial. Si hablamos de alguien que todavía viva, Jay-Z. Una cosa que dijo recientemente en una entrevista me quedó grabada: quiere entrar a cada habitación como él mismo, y creo que hay algo que decir al respecto. Experimenté el síndrome del impostor en el que sentí que necesitaba cambiar el código, y muchos otros estudiantes negros sienten lo mismo.

the black yearbook

Te gradúas en mayo, ¿qué tienes planeado?
Me mudo a Nueva York y seguiré mi carrera en la fotografía, pero estoy tratando de descubrir qué más me puede esperar ahí fuera. También me gustaría comenzar un laboratorio creativo, me gusta la idea de que puedas experimentar mucho, explorar ideas, trabajar con marcas.

¿Por qué específicamente marcas?
La idea de una marca ha evolucionado mucho en los últimos 10 años. Todos piensan que es Walmart, Disney, etc., pero las personas comienzan a convertirse en marcas. Un buen ejemplo es Fenty, y en un estadio completamente diferente, acabamos de ver a Jalaiah Harmon obtener lo que se merece. Gran parte de la cultura pop está influenciada por los negros (memes, frases clave, moda) y me pregunto cómo sería la experiencia para esas personas si pudieran capitalizar esas cosas. Lo vemos todo el tiempo, pero eso es algo que me encantaría hacer algún día, ayudar a las personas a expandir sus marcas como individuos.

the black yearbook
the black yearbook
the black yearbook
the black yearbook
the black yearbook

Créditos


Fotografía Adraint Bereal

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Culture
Cultură
racismo
Adraint Bereal
the black yearbook