El boletín de buenas noticias sobre el coronavirus

Puede parecer que es el fin del mundo, pero no todas son malas noticias. Lee estas historias esperanzadoras sobre la pandemia si necesita un descanso del pesimismo.

por Roisin Lanigan
|
25 Marzo 2020, 9:27am

La cobertura mediática de la pandemia de coronavirus tiene que alcanzar cierto equilibrio. Si un medio de comunicación le dice a los lectores que no se asusten y estos se lo toman al pie de la letra, podrían abandonar las recomendaciones sobre el distanciamiento social y el autoaislamiento. Pensando que el COVID-19 no es un gran problema, podrían comenzar a viajar de nuevo en transporte público, socializar de manera irresponsable y ver a sus familiares y amigos, al mismo tiempo que propagan infecciones y ponen en peligro su salud y la salud de sus seres queridos.

Por otro lado, sin embargo, la cobertura alarmista de los medios puede tener un efecto igualmente perjudicial. Si el periodismo asusta lo suficiente a las personas, estes se agolparán en el supermercado para acabar con las provisiones y dejarán a los trabajadores de primera línea sin los elementos esenciales que necesitan comprar después de trabajar largos turnos para mantener con vida a las personas. Los artículos del miedo también pueden ser perjudiciales para nuestra salud mental, causando que los niveles de ansiedad se disparen. Cuando estamos aterrados hasta ese punto, nos cuesta ver las cosas con claridad. La mayor parte de Internet, no será una sorpresa para ti descubrirlo, se incluye en este grupo.

Con ese fin, hemos creado un boletín semanal de buenas noticias sobre el coronavirus. Queremos compartir con ustedes un descanso de la locura, una selección de historias de todo el mundo para inspirar optimismo y esperanza mientras nos adaptamos a nuestra nueva normalidad. Permanece en casa, sírvete una taza, respira profundamente y lee estas noticias. Cierra Twitter por cinco minutos, confía en nosotros.

La fundación de Rihanna ha donado 5 millones de dólares para aliviar el coronavirus
Después de que una versión célebre del "Imagine" de John Lennon nos dejase a la mayoría de nosotros rascándonos la cabeza y exigiendo a los ricos y famosos que abrieran sus carteras en lugar de sus bocas, Rihanna dio un paso al frente. Nuestro Señor y Salvador Robyn Fenty ha liderado la tarea de hacer una contribución productiva a la pandemia con una donación de 5 millones de dólares a organizaciones que trabajan para derrotar a COVID-19. La Fundación Clara Lionel de Rihanna anunció el sábado que el dinero se distribuirá a Direct Relief, Feeding America, Partners in Health, el Fondo de Respuesta a la Solidaridad COVID-19 de la OMS y la Comunidad Internacional de Rescate, entre otros. Los fondos apoyarán bancos de alimentos para personas mayores y en riesgo en los EE. UU., a la aceleración de pruebas en Haití y Malawi, suministros respiratorios y ropa protectora para trabajadores de primera línea y para el desarrollo de vacunas.

Balenciaga ya está haciendo mascarillas para el personal médico
Dando un buen uso a su línea de producción a medida que las semanas de la moda y los eventos se cancelan en todo el mundo, la casa de Demna anunció que liderarán la producción de las máscaras que los profesionales de la salud necesitan desesperadamente.

Y Kering está proporcionando enormes cantidades de mascarillas para Italia y Francia.
Tras las noticias de la semana pasada de que LVMH dejaría de producir sus fragancias y geles y en su lugar crearía desinfectante de manos para hospitales franceses, Kering, el grupo de lujo que posee Balenciaga, Saint Laurent y Gucci, anunció que proporcionará millones de máscaras quirúrgicas para el personal médico europeo. La organización compró tres millones de máscaras de China que serán donadas al sobrecargado servicio de salud francés. Esa inyección de efectivo se suma a las máscaras que Balenciaga y Saint Laurent producen para Francia, y la promesa de Gucci de crear más de un millón de máscaras y 55,000 pares de guantes médicos para el personal de primera línea italiano. Kering también ha estado haciendo donaciones a hospitales con dificultades en toda Italia, y una donación de una cantidad no revelada al Instituto Pasteur, una organización francesa sin fines de lucro que realiza investigaciones sobre la pandemia.

En algunos lugares, las infecciones están disminuyendo.
Mientras que Estados Unidos y la mayor parte de Europa todavía se preparan para sus picos de infección, en el otro lado del mundo, los brotes de COVID-19 comienzan a desaparecer con cautela. En Corea del Sur, el domingo se contabilizaron solo 64 nuevos casos, el número más bajo de nuevas infecciones desde que comenzó la epidemia del país a finales de febrero. Para poner las cosas en perspectiva, hace menos de un mes (29 de febrero), Corea del Sur informó de un aumento diario de 909 nuevas personas infectadas. En China, donde la pandemia se originó a principios de 2020, más del 89% de los casos reportados se han recuperado. Las recuperaciones también son posibles en lugares aún devastados por el coronavirus: ¡este fin de semana una mujer italiana de 95 años se recuperó en el hospital!

Se están desarrollando nuevos tratamientos.
Si bien muchas organizaciones y países de todo el mundo han comenzado a probar vacunas contra el COVID-19, es probable que hayas escuchado una y otra vez que esas vacunas, incluso si tienen éxito en ensayos en humanos, tardarán entre 12 y 18 meses en llegar al mercado. Si bien eso parece mucho tiempo para aquellos de nosotros que estamos atrapados en casa y preocupados por nuestra salud y la salud de nuestros seres queridos, es importante recordar que la línea de tiempo se acelera enormemente. Hace solo unos años, las nuevas vacunas habrían tardado muchos años en desarrollarse y lanzarse. Por ahora, el tratamiento del COVID-19 se ha basado en la capacidad de nuestro propio sistema inmunitario para combatir la enfermedad. Pero durante la semana pasada, algunos científicos y médicos comenzaron a explorar tentativamente la capacidad de un medicamento contra la malaria, la Hidroxicloroquina, de décadas de antigüedad, para ayudar a los pacientes. Trump habló sobre esto en una conferencia de prensa la semana pasada (irresponsablemente, porque no sabemos con certeza si puede tratar el coronavirus, y el almacenamiento después de su anuncio podría dejar a las personas con enfermedades autoinmunes, que ya toman hidroxicloroquina, incapaces de acceder a su medicamento). Todavía es temprano, pero hay muchos avances científicos optimistas para leer sobre la lucha contra el coronavirus.

La gente está mejorando
El lunes se contabilizó que más de 100,000 personas se habían recuperado del coronavirus en todo el mundo.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Science
Rihanna
ciencia
Coronavirus
kering
COVID-19