Publicidad

¿por qué no llevar maquillaje se considera algo revolucionario?

Hace un par de noches Alicia Keys nos mostró su rostro y su alma al natural en los VMA (y fue una pasada).

por Alice Newell-Hanson
|
31 Agosto 2016, 7:30am

Photography Paola Kudacki

Alicia Keys tiene pecas, aunque de algún modo ha conseguido esconderlas durante 14 años mientras subía a recoger 15 premios Grammy, 9 premios Billboard y 4 VMA. Hasta este verano. ¿Cómo ha podido ocultar durante tanto tiempo algo tan característico de una persona y tan fácil de percibir a simple vista? 

En mayo, la cantante, actriz y activista publicó un artículo en la newsletter de Lena Dunham explicando su decisión de no llevar maquillaje a partir de ese momento. Más que una simple declaración de intenciones —y mucho más que un guiño a un hashtag viral— este pequeño manifiesto trata sobre encontrar la libertad dentro de la autocensura.

"Antes de empezar mi nuevo disco escribí una lista de todas las cosas que me tenían harta", explicó. "Y una de ellas era cómo a las mujeres se nos hace creer que tenemos el deber de ser delgadas, sexy, deseables o perfectas". Quería dejar de cubrirse, escribió: "Ni mi rostro, ni mi mente, ni mi alma, ni mis pensamientos, ni mis sueños, ni mis luchas, ni mi crecimiento emocional. Nada".

Lee: El mejor maquillaje es no llevar maquillaje
Lee: ¿Es la mejor opción dejar de lado el maquillaje?

Para ilustrar el artículo y reflejar muy bien su intención, aparecían retratos de la cantante fotografiados por Paola Kudacki. Según explicaba Keys, las fotos eran de poco después de salir del gimnasio. Su rostro estaba sin maquillar y radiante tras una sesión de entrenamiento. Bajando por su nariz y sobre sus mejillas y frente se veían pecas que ya habíamos visto sobre el rostro de MIA en sus ya clásicos vídeos de Fallin' y A Woman's Worth, y en las numerosas campañas de fragancias y productos cosméticos que ha protagonizado desde entonces.

Y aunque yo nunca podría tener tan buen aspecto al salir del gimnasio, ahora puedo escuchar la voz (preciosa y perfecta) de Alicia en mi mente recordándome que compararnos con otra gente no tiene ningún sentido. "Una de las cosas que me tenían harta era el constante juicio que se hace sobre las mujeres", escribió Keys en mayo. Más que la imagen de sus preciosos rasgos libres de maquillaje, lo que importa es esa voz sincera y de autoaceptación que está intentando hacer llegar hasta la mente de los jóvenes. 

La otra noche, en los 2016 VMA, la cantante subió al escenario para abrir la gala y expresó su intención de seguir expandiendo su mensaje. Además de ser su aparición pública más vista desde mayo (en junio actuó en los premios BET con un poco de corrector ante 7,2 millones de espectadores), aprovechó su visibilidad para expresar la importancia de su misión.

"Es increíble pero hoy es el 53 aniversario del discurso Tengo un sueño de Martin Luther King", empezó diciendo. "Y en su honor quiero recitaros un breve poema". Entonces consiguió ponernos la piel de gallina hablando de la división que la gente sigue marcando según "diferencias, sexualidad y piel". "Podemos romper estos muros y construir estos muros entre nosotros", dijo, antes de acabar con un canto a capela sobre la necesidad del amor.

Este fue un ejemplo de la visibilidad de una mujer —una mujer de color— luchando contra las presiones sociales y expectaciones que rodean a la forma que cada uno tiene de presentarse. Se trata de una mujer que se niega a que la censuren y que nos anima a ver más allá de los diferentes colores de piel que se ven a simple vista. Y no lo hizo a través de Instagram, donde podemos escondernos tras filtros y utilizando ángulos de cámara de forma creativa, sino que lo hizo durante un evento televisado en vivo, en Madison Square Garden, frente a casi 10 millones de personas. Fue algo totalmente real y un movimiento clave que no habíamos visto en ningún otro momento #nomakeup.

Al final de su artículo publicado en Lenny, Keys describe el poder que siente cuando se muestra sincera consigo misma. "Y espero por Dios que se trate de una revolución", añade. Su discurso de la otra noche, presentado un mes antes de su aparición, sin maquillaje, en el primer panel de jueces con paridad de género en The Voice (uno de los programas de televisión más vistos en Estados Unidos), sin duda pareció que iba por ese camino.

Recomendados


Texto Alice Newell-Hanson