Publicidad

35 verdades sobre el mundo de la moda

Perderás amigos, te llevarás regalos y cogerás muchos taxis, pero -aunque guarde alguna similitud- trabajar en moda no es como vivir en 'El diablo viste de Prada'.

|
26 Junio 2015, 9:25am

1. Puede llegar a ser muy divertido. Impactante, ¿verdad? Puede que el diablo vista de Prada, pero la mayoría va en vaqueros y camiseta y nadie pretende convertirte en una especie de esclavo súper bien vestido.

2. No todo el mundo es horrible y los que lo son no tienen amigos y morirán solos en su apartamento repleto de zapatos.

3. Algunas de las cosas que te regalan resultan ser bastante útiles. Aunque las agencias tienden a regalar millones de artefactos inservibles, la verdad es que las cremas, los libros y las velas no están nada mal, pero RECUERDA: nunca le prometas nada a las agencias de relaciones públicas (a no ser que te guste recibir mails a todas horas).

4. Es muy importante que guardes bien los datos de todos tus contactos. La gente que trabaja en la industria de la moda colecciona direcciones de correo electrónico como si fuesen cartas de Pokémon. ¿Por qué? Porque nunca sabes cuando vas a necesitar esa información en el futuro. Cuando dejas un trabajo, lo primero que hace tu jefe es inhabilitar tu cuenta de email (uno de las peores cosas que te pueden pasar si trabajas en moda). Por eso, tienes que cubrirte las espaldas y hacer copias de seguridad de todo.

5. En seguida descubres quién te cae bien y quién no. Algunos editores no te pasarán ni una, pero otros serán como un sueño hecho realidad. A algunos les encantarán tus aportaciones experimentales a la sesión de fotos, pero a otros les horrorizará las prendas que hayas seleccionado y no les encajará ninguna. Puede que ciertas personas (o la mayoría) te pongan los pies en la tierra; de lo contrario las marcas entrarán en cólera y el nuevo número se irá al garete. Descubre con quién trabajas mejor y deja de estresarte intentando hacer fotos o escribir para publicaciones en las que no te sientes a gusto.

6. La gente siempre contrata primero a sus amigos. Si te encuentras con un editor con el que te llevas bien porque os parecéis un poco y además no es un imbécil o un psicópata, lo más probable es que os hagáis amigos en la vida real. ¿Lo mejor? Podrás escalar puestos fácilmente y, además, ¡te habrás llevado un amigo nuevo!

7. Aprendes a confiar en ti mismo de forma implícita. Cuando se trata de aceptar un trabajo, depende de ti decidir hasta qué punto estás dispuesto a aguantar. Si quieres ganar dinero en esta industria, todo se resume en hacer horrorosos foto reportajes, así que debes trazar una línea que separe tus principios artísticos de tu ambición económica (y después llega un punto en el que la has cruzado tantas veces que has perdido el norte).

8. Búscate un mentor. Encontrar a un mentor en moda no es tan difícil desde que el concepto "becario gratis" se ha vuelto un poco ilegal y menos ético. Pero a los peces gordos de la industria les siguen haciendo falta esclavos. Conseguir que te respalde alguien bueno y justo es una señal de dios, así que no le decepciones y, algún día, será él o ella la que te recomiende para ese puesto de asistente de X.

9. Las fiestas. Tu mentor también te llevará a fiestas a las que te acostumbrarás en seguida por dos sencillas razones: bebida y comida gratis y gente guapa (con la que tienes la posibilidad de acabar liándote en el baño).

10. Un día te convertirás en el mejor estilista del mundo. Lo mejor de la moda es que no hay forma de decidir lo que está bien o lo que no. Solo tienes que creer que eres el mejor y lo serás.

11. Tienes que asimilar que una sola imagen puede cambiar el mundo. Tienes que creer que eres el mejor, pero no te relajes: haz las cosas bien y sé creativo e inteligente porque, si no lo das todo constantemente, te acabarás convirtiendo en un robot que solo envía e-mails absurdos.

12. Hacer descripciones de cosas técnicamente cuenta como trabajo. Tus nuevas palabras favoritas son "textura" y "fantástico".

13. La moda es MUY competitiva. Prepárate a perder amigos y a pelearte con tus compañeros por las muestras gratuitas que llegan a la oficina. Todo esto no te parecerá algo extraño si eres un sociópata, pero no te preocupes: la mayoría de la gente que trabaja en esta industria lo es.

14. El buen gusto es muchísimo más valioso que la ropa cara. Indiscutible.

15. Los taxis son el mejor invento del mundo y no permitas que nadie te convenza de lo contrario. No importa cuántas veces al día acabes llorando sobre lo horrorosa que es tu vida porque en el asiento trasero de un taxi siempre te sentirás como un VIP.

16. La moda es sinónimo de mucho papeleo. En realidad, esta industria está repleta de facturas y de MUCHOS emails. Así que, si no te llega bien el WIFI a la habitación, múdate.

17. No necesitas ropa de firma para vestir bien. Esta es una verdad bastante obvia, pero a veces cuesta recordarlo cuando estás en una oficina llena de gente con jerséis de Acne y chaquetas de Raf Simons.

18. Los desfiles de moda son mucho más estresantes e innecesarios de lo que la gente cree. Pero si tienes la oportunidad de asistir a uno, llévate una libreta, una botella de agua, toda tu confianza, siéntate, concéntrate y, en cuanto acabe, ¡sal de ahí corriendo!

19. La mayoría de la gente de la moda no tiene ninguna habilidad especial. Si tienes algún talento, explótalo, pero si no, no te preocupes porque tampoco pasa nada.

20. La gente de la moda come fatal.

21. Un ejército de jóvenes editoras insoportables te incitarán a adoptar una dieta macrobiótica. Evítalas siempre que puedas.

22. Las marcas se gastan sumas muy importantes de dinero por llevar a gente como tú a desayunar, a comer, a cenar o a tomar el brunch.

23. Pide de todo. Si tus reuniones en el Ritz no están acompañadas de cuatro tipos de zumo distintos, es que algo estás haciendo mal.

24. Prepárate a llorar cada vez que lleguen tarde unos zapatos o un sombrero a la oficina. Esta es la vida que has escogido.

25. Los títulos no sirven para nada. La jerarquía de la moda es muy extraña e irracional: un día puede que te ofrezcan ser el editor jefe de una revista que ni siquiera conoces y al siguiente te presentas en la puerta de tu publicación favorita suplicando que te den un puesto no remunerado de redactor.

26. eBay es una fuente más de ingresos. Todo el mundo sabe que la gente que trabaja en moda tiene una cuenta anónima en eBay donde vende las muestras gratuitas que se han rechazado en la oficina. Una vez descubrí que varias directoras de moda de Vogue (que no pienso nombrar) vendían complementos a 10 euros cuando después se gastan 50 en una simple comida de oficina.

27. Nadie quiere pagarte. Y si no le recuerdas a todos que te deben dinero, simplemente se olvidarán de dártelo. Lo importante es que se lo dejes muy claro al departamento de gestión, pero NUNCA le envíes un mail de ese tipo a un editor o ya te puedes despedir de tu carrera.

28. La gente amargada intentará arruinarte la vida para que acabes tan amargado como ellos. Tengo una amiga a la que le dijeron que dejara a su novio porque se convertiría en "un impedimento para avanzar en su carrera". Dejó el trabajo, sigue con su novio y ahora tiene mucho más éxito del que habría conseguido en la empresa anterior. Nunca comprometas tu salud o tu felicidad por un trabajo.

29. Hay una gran diferencia entre la buena moda y la mala moda. La mala es aburrida, comercial y nadie sabe dónde está producida. La buena es simplemente fantástica, tiene aspiraciones políticas y es inspiradora. ¿De qué bando eres?

30. La moda es mucho más de lo que ves en Instagram. Por favor, recordad bien esto.

31. A la gente de la moda no le gusta ir en metro. Por eso, las empresas del sector destinan mucho presupuesto para taxis. Con el tiempo, acabarás teniendo acceso a ese dinero y abandonarás el subsuelo.

32. Lo más probable es que no trabajes en moda para toda la vida, pero siempre estarás orgulloso de haber formado parte de ella y de haberla abandonado.

33. Solo es ropa

34. Solo es ropa

35. Solo es ropa

No te pierdas:
*35 rechazos que te llevarás (o te has llevado) en tu juventud
*10 lecciones de vida según Grace Coddington
*35 consejos para triunfar en la moda

Recomendados


Texto Bertie Brandes
Fotografía Piczo