de la cirugía plástica al escándalo público, amalia ulman está conviertiendo instagram en arte perfomativo

Amalia Ulman replantea el rol de la mujer artista convirtiendo la vida en las redes sociales en arte performativo, creando complejas historias que revelan nuestra visión de las mujeres en el mundo de Internet.

por Dean Kissick
|
12 Noviembre 2014, 10:35am

Images from Excellences & Perfections by Amalia Ulman

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Todo tipo de cosas ocurren en los accidentes. Después de estrellar su coche contra una zanja a las afueras de Milán en 1909, el poeta italiano Filippo Tommaso Marinetti escribió elManifiesto Futurista. Frida Kahlo nunca volvió a ser a misma tras estar a punto de morir en un accidente de autobús en el centro de México D.F. en 1925 con tan solo 18 años. Y, después de destrozar su Lexus de camino al Hotel W de Los Angeles en 2002, Kanye West se dirigió a su estudio (con la boca cerrada) y grabó una canción que cambiaría su carrera para siempre.

A la 1:45h de la mañana, viajando de Nueva York a Chicago, el bus de la compañía Greyhound en el que viajaba Amalia Ulman chocó con el remolque de un camión en White Deer Township, Pennsylvania, dejando herido a casi todos sus pasajeros y un muerto. "Me desperté y vi como mis huesos salían de mis piernas. No estaba del todo consciente, solo podía oír algunas cosas", nos explica Amalia. "Fui rescatada en helicóptero y pasé dos meses sola en el hospital muy puesta de morfina".

Las piernas de Amalia quedaron hechas añicos pero de alguna manera volvieron a su posición inicial y, tras mucha rehabilitación (incluyendo clases de baile en una barra de stripper que son mitad tratamiento, mitad performance), se está recuperando.

Images from Excellences & Perfections by Amalia Ulman

Amalia es una artista argentina que se crió en España, estudió en la Central Saint Martins de Londres y ahora vive en Los Angeles. Recientemente ha vuelto a la capital británica con su propia exposición, The Destruction of Experience, en la galería Evelyn Yard. Desde la última vez que la vi, en la inauguración de su exposición Ethira en la sala Arcadia Missa, le han pasado muchas cosas (y no solo el accidente de autobús).

Me pasé la tarde en Whoosh, el salón de peluquería de Tina Outen, donde se estaban encargando de Amalia a la que (accidentalmente) le hicieron un desastre en el pelo en Elephant & Castle. Después de aquello, llena de remordimiento, envió a su asistente a Stamford Hill para que la viera rodeada de productos capilares hechos con placenta pero no sirvió para nada. "Con este bote de vidrio me corté la mano mientras lo abría en la ducha. Sangraba de una mano mientras con la otra me ponía placenta en el pelo, así que, una vez más, sentí que estaba en un bucle entre la vida y la muerte." Amalia Ulman tiene un extraño mundo interior.

¿Cómo os puedo mostrar lo que hace? La mejor forma de empezar es con su cuenta de Instagram, donde nos enseña su colección de mariposas en colores pastel, su arte hecho a base de café y las 'selfies' de sus operaciones de cirugía plástica. Tiene alrededor de 100.000 seguidores, sin embargo, ella asegura que no son reales:

"Ahora mismo alguien me está "trolleando" la cuenta o algo así, me está bombardeando con seguidores falsos:
- "¿De quien se trata?"
- "¡No tengo ni idea!"
- "¿Y, por qué lo hace?"
- "¿Para molestarme?"

Este verano, Amalia empezó a comportarse de manera algo distinta en Internet, conviertiéndose en una especie de Iggy Azalea con vídeos con su culo como protagonista mientras dice cosas como "razones por las que quiero estar guapa para mí: plantar la semilla de la envidia en los corazones de las demás zorras" medio llorando frente de la pantalla y provocando así respuestas como: "P E S A D A" o "esta basura es realmente pretenciosa, dios mío."

Aunque lo que realmente causó controversia fue cuando se realizó (o puede que no) varias intervenciones quirúrgicas (bótox, una rinoplastia, implantes en los pechos…) mientras documentaba todo el proceso a base de seflfies. En ese momento yo disfrutaba de sus historias online más que nadie, pero a la vez no podía evitar estar cada vez más confusa. En la pantalla, esas intervenciones parecían igual de reales que en las que Amalia estaba verdaderamente hospitalizada.

A día de hoy, Amalia admite que toda su presencia en las redes este verano ha sido una performance, con Instagram como escenario principal, titulada Excellences & Perfections. En primavera, empezó a idear meticulosamente su plan, las fotos, los vídeos y el guión . Se coló en varios hoteles de lujo de Los Angeles para hacerse fotos mientras compraba y devolvía ropa en H&M para su personaje y tomaba clases de baile en barra para adentrarse en el mundo de su estilo de vida imaginario. La idea principal era contar la historia moderna de la niña buena que se vuelve rebelde para mostrar a sus seguidores y a la sociedad en general, lo fácil que es manipular a las masas mediante este tipo de canales y de cómo la televisión, los videoclips, las películas y los libros ayudan así a mantener esos estereotipos.

"Es la historia de una provinciana con el sueño de convertirse en modelo", nos comenta, "que lo consigue gracias al apoyo de un fotógrafo y vive en Los Ángeles. Se queda sin dinero, corta con su novio y, cae así en un pozo obsesivo con el objetivo de convertirse en la mantenida de un papi rico, pero satisfecha porque tiene todo lo que quiere. Después la historia da un giro cuando empieza a tomar drogas y tiene que asistir a rehabilitación, visitando de vez en cuando a su familia." Este proyecto revela lo influenciable que somos creyéndonos todo lo que vemos en Internet.

El aumento de pecho de Amalia solo fue real en las redes sociales, pero sí que se gastó alrededor de 2000 dólares en una rinoplastia sin cirugía y en inyectarse colágeno en la cara en una clínica de Beverly Hills. Indagó mucho en el mundo que estaba explorando e incluso fue invitada al Instituto Suizo de Nueva York para conocer al doctor Fredric Brandt, el "Barón del Botox", un coleccionista de arte contemporáneo y médico de los famosos que se parece a un inmortal vampiro rubio sin una arruga.

"Una de mis mayores inspiraciones fue la historia de la actriz Amanda Bynes. Había gente que me seguía y quería que fracasase de forma humillante mientras por dentro se repetían: 'No debería sentirme así pero estoy disfrutando con esto'. Me interesaba la idea de que la gente siguiese esta historia como si se tratara de un libro o una película".

Pero, ¿quién es la verdadera Amalia Ulman? Descubrí que su padre tenía una fábrica de tablas de skate en Argentina pero que su negoció se hundió con la crisis financiera de 1989 (justo el año en el que nació Amalia). "Mi padre es un tío muy punk y mi madre es muy Generación X", dice Amalia. "Odia la estructura familiar y demás tipos de convencionalismos sociales, es como una rusa nihilista." Se mudaron a España cuando Amalia era joven y fueron muy maltratados como inmigrantes. Alguien pintó una cruz esvástica es la puerta de su casa cuando llegaron al país (algo que me recuerda a las cruces quemadas frente del césped de los padres de Mariah Carey). Con 17 años, Ulman consiguió una beca escolar que le permitió mudarse a Londres y estudiar en Central Saint Martins. Un par de años después empezó viajar por todo el mundo exponiendo su obra.

Amalia tiene su propia newsletter privada y la ultima empieza así: "Siento no haber escrito durante un tiempo. No quería interrumpir el ritmo de Excellences & Perfections y os quería hacer creer que mi derrumbamiento era de verdad y que confiaseis en las imágenes por encima de todo. Hubiese sido muy aburrido si en vez de eso os contara lo feliz que estoy pasando unos días en mi casita del bosque y de cómo me vestí de ninfa para el desfile del 4 de julio. A nadie le interesa eso".

amaliaulman.eu

Recomendados


Texto Dean Kissick
Imágenes de Excellences & Perfections por Amalia Ulman

Tagged:
Instagram
Internet
Cultură
amalia ulman
Dean Kissick