todo lo que pasó anoche en los vma 2015

Anoche, Kanye confesó que quiere ser presidente de Estados Unidos; Nicki fue a por Miley; Miley fue muy Miley y Justin Bieber levitó y se puso a llorar.

|
31 Agosto 2015, 8:00am

Via @moschino

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Los VMAs de este año se pueden resumir en unas horas en el mundo multicolor de Miley, donde el resto de los invitados tuvieron el honor de vivir en él durante un par de horas.

Miley es la primera presentadora que ha habido en los premios en los últimos dos años y prometió que la edición de 2015 iba a ser muy especial -dijo que la experiencia sería como perderse en su Instagram cargado de purpurina y pezoneras como las que apareció en su reciente entrevista con Jimmy Kimmel-. Y así fue: Miley salió al escenario despedida de una obra del artista americano Jen Stark; se puso rastas de ravera noventera; llevó algunos de los diseños más extraordinarios que hemos visto hasta ahora de Jeremy Scott y, por supuesto, actuó.

EL SHOW DE KANYE DE KANYE EN LA FIESTA DE MILEY

Pero hacia la mitad de la gala, cuando parecía que nada podía ser más surrealista que ver a Miley Cyrus medio (des)vestida comiéndose un brownie y hablándole a un cerdo que "pensaba que era Snoop Dog", apareció Kanye West para exigir sus 15 minutos de gloria. En un discurso que dejó a todo el mundo de piedra, el cantante dijo: "He decidido presentarme como candidato a la presidencia en las elecciones de 2020"; además, aprovechó para explicar de forma muy tierna su punto de vista sobre su "encuentro" con Taylor Swift en los VMA seis años antes [cuando dijo que el premio que ganó se lo debería haber llevado Beyoncé].

Via @mtv

El discurso de Kanye fue algo entre una charla TED y unas paranoias de fumado. Contó que su admiración por Justin Timberlake fue la única razón por la que actuó de forma irrespetuosa con Taylor Swiftt; confesó algunos remordimientos sobre outfits del pasado ("¿Hubiera llevado de nuevo esa camiseta de piel?"), y luego comenzó a hablar sobre 'ideas': 

"Somos millenials. Vamos a enseñar a nuestros hijos que pueden convertirse en alguien. El mundo gira en torno a las ideas, a las personas con buenas ideas que creen en la verdad". 

¿Honesto y enternecedor o simplemente demencial? Que cada uno decida.

En el mismo discurso, Kanye dio un toque a la MTV por darle cancha a las bullas entre artistas para así promocionar sus espectáculos. Y, bueno, puede que tuviera sus motivos, pero el encontronazo que tuvieron más adelante Nicki Minaj y Miley Cyrus más bien le dio la razón a la MTV. Tras recoger su premio al mejor vídeo de Hip-hop del año, Nicki dijo en directo sobre Miley: "Esta zorra tenía muchas cosas que decir sobre mí en la prensa el otro día". Y dejó claro que no iba de broma.

Via @nickiminaj

También hubo tiempo para el activismo. Después de unos trescientos cambios de look, Miley apareció en el escenario con un vestido en forma de arcoiris creado por Ágatha Ruiz de la Prada (!). Además, justo antes de su actuación final invitó a amigos y portavoces de la Happy Hippie Foundation, que se dedica a ayudar a jóvenes sin hogar de la comunidad LGBTQ. 

Via @mtv

Y para terminar Miley puso el colofón al estilo Miley, con una actuación donde presentaba una canción nueva rodeada de travestis vestidas de Jeremy Scott. La canción se llama ""Do It," y empieza diciendo: "Yeah, I smoke pot, yeah, I love peace" y, aunque contiene la palabra 'fuck' unas 35 veces, su mensaje principal es el de paz y amor. Ah, y luego lanzó un álbum sorpresa (!).

Recomendados


Texto Alice Newell-Hanson
Imagen vía @moschino