Fotografía Rhea Dillon 

descubre el ingenioso jazz del londinense miink

Seguimos con nuestra serie de perfiles de nuevos artistas repartidos por todo el mundo. Ahora, te presentamos a Miink: un joven visionario de Londres.

por Frankie Dunn
|
17 Abril 2019, 4:09pm

Fotografía Rhea Dillon 

Esta historia apareció originalmente en 'The Homegrown Issue', nº 355, primavera de 2019.

"¿Sabes ese rollo ligero que tiene Jim Jarmusch en sus películas? Como que no pasa casi nada pero no te aburres. ¿Como que flotas con él?". Miink, procedente del este de Londres, trata de decidir qué película podría musicalizar su 'mixtape' de debut, Small Clan, con toda esa colisión de falsetes, esa producción abstracta y la percusión de jazz. "Creo que quizás sería Ghost Dog, en la que Forest Whitaker interpreta a un samurái en Nueva York". No es una mala elección.

Su música es zen, claro, pero también se retuerce, gira y mantiene a los oyentes atentos mientras los arrastra hacia su mundo. Miink va con dos trenzas largas, como las que le llevaba su abuelo en Jamaica. Creció en una familia grande; la casa de su abuela era el epicentro de todo el vecindario, prendado por el olor de la cocina y el ruido del bajo que emanaba el sistema de sonido que tenía en el sótano. Uno de sus tíos tenía un estudio de grabación en la parte superior de la casa, y eso fue lo que despertó su ambición musical. "No me dejaban entrar", recuerda. "Siempre me cerraban la puerta en la cara, así que estaba esa magia de saber que algo estaba pasando ahí, pero no el qué".

miink

Miink está a punto de irse a Los Ángeles para trabajar en los tres proyectos que quiere autoproducir este año. "Hay mucho más por hacer", dice. "Me entusiasma pensar en las cosas que creo que puedo conseguir, los lugares a los que puedo ir y las personas con las que creo que puedo conectar. No tiene sentido esperar. No creo que los sellos sepan lo que están haciendo. Están bastante perdidos, mientras que yo crecí con Internet. Es casi como si hubiese habido una revolución y las habilidades de esas personas se hubiesen quedado atrapadas en un tiempo que ya no existe. Creo que las mentes jóvenes de ahora son mucho más amplias que las de antes".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Miink
the homegrown issue