los documentales sobre música que no te puedes perder

La música -mal que les pese a algunos- es algo más que música. En i-D te descubrimos los documentales que así lo atestiguan.

por i-D Staff
|
15 Mayo 2015, 10:29am

​Fotografía Theo Wenner. Estilismo Julia Sarr-Jamois

La industria y los artistas se sostienen en sus propias creaciones, pero también en la creación de un mito que incluye una historia personal (normalmente diferente a la del resto de los mortales), una estética (propia, copiada, adaptada) y un carácter marcado. Precisamente, como la cosa va más allá de la música, el cine se convierte en un aliado perfecto para redondear la figura de cualquier grupo, cantante, movimiento cultural o escena que se precie. Ante el inminente estreno de las retrospectivas sobre Kurt Cobain y Amy Winehouse, hacemos un repaso a algunos de los mejores documentales sobre música de los últimos años.

Montage of Heck
Acaban de cumplirse 21 años de la muerte de Kurt Cobain, un suicidio que conmovió al mundo y cambió la percepción de muchos jóvenes de la época. A pesar de los ríos de tinta, los reportajes, las investigaciones y las teorías de la conspiración, todavía no había un acercamiento al líder de Nirvana autorizado por su familia. Montage of Heck tiene el beneplácito de todos e incluso a Frances Bean Cobain como productora. Lejos de ser una cinta complaciente, la película promete mucho material inédito (cintas de vídeo caseras, música, diarios...) en el que se mostrará todas las aristas de un cantante rabioso y sensible sin caer en el buenismo. Visionado obligado.

AMY: the girl behind the name
También con la familia de la protagonista completamente involucrada en el proyecto, este verano aterrizará en las pantallas la película sobre Amy Winehouse, la última gran mártir de la música contemporánea. Apenas hay datos sobre lo que encontraremos en el documental, pero sabemos que contendrá material inédito, incluyendo canciones e imágenes de la grabación de su obra maestra Back to Black. El tráiler pone los pelos de punta: en él, una Amy todavía semi desconocida afirma que no cree que llegue a ser famosa, porque no podría soportarlo y se volvería loca.

The Punk Singer
Una de las personas más importantes en la música y en el feminismo de las últimas décadas, Kathleen Hanna, se retiró en 2005 sin dar explicaciones. Tras arrasar con el establishment con Bikini Kill en los 90 y continuar por un lado más festivo (pero igual de reivindicativo) con Le Tigre, de repente dejó de hacer conciertos. En The Punk Singer se explica la razón de esta desaparición a través de un flashback de la propia Hanna (y de amigas y fans como Kim Gordon, Joan Jett o Tavi Gevinson) por toda su trayectoria, volviendo siempre al presente, materializado en su banda The Julie Ruin y con la vista puesta en un futuro incierto. Tras la cancelación de su concierto en 2014, The Julie Ruin estarán en la próxima edición del Primavera Sound, así que no es mal momento para revisitar la película que lo explica todo.

Björk: Biophilia Live
En principio, los conciertos filmados y editados parecen artefactos dirigidos a fans fatales y poco más, pero si hablamos de Björk, las normas y lo habitual no caben. Biophilia es un concierto, pero también es mucho más: es experimentación musical extrema, instrumentos nunca vistos, proyecciones más allá de lo funcional y de lo artístico, un saber hacer infinito y una magia desbordante. El documental recoge la actuación de la islandesa en el Alexandra Palace de Londres en 2013. Además del concierto, el proyecto se completó con When Björk met Attenborough, una conversación en la que la cantante y el divulgador juntan todos sus conocimientos para encontrar el origen natural de la música.

Tropicália
Caetano Veloso, Gilberto Gil, Os Mutantes… Todos ellos surgieron a mediados de los 60 en un Brasil en plena dictadura que no supo interpretar lo subversivo que aquella explosión de creatividad que acabó resumida en el disco Tropicália. Aupados por la televisión e incluso el gobierno militar como auténticas estrellas, los integrantes de aquel movimiento (contrario al régimen) encendieron el altavoz para llamar a romper las normas, con todas las consecuencias que conllevó. El documental es entretenido y sorprendente, con una producción tan lujosa y una gráfica tan viva y colorida que en ocasiones puede hasta sacar de la historia.

A Life In The Death Of Joe Meek
Antes de que Phil Spektor revolucionara la producción pop con su muro de sonido, Joe Meek ya estaba experimentando en su casa de Londres con sintetizadores, cortapegas y micrófonos colocados de formas imposibles. A pesar de haber tenido algunos éxitos con sus ocurrencias, la difícil vida del productor hizo que su pionera obra quedara enterrada durante muchos años. 

Sin embargo, algunos artistas (como Alex Kapranos de Franz Ferdinand) reconocen su influencia y este documental pone en su lugar a uno de los genios primigenios de la producción musical moderna, que aseguraba que oía un nuevo mundo -pero en el Londres de principios de los 60 nadie más lo oía-. Una de esas películas que van enganchando en las que trabajo y vida se entremezclan de manera irremediable.

The Last Days of Left Eye
Uno de los elementos que hacen que un documental pase a la historia es cuando empiezan en un punto determinado, con un objetivo claro, y un hecho cambia todo lo previsto. Es lo que ocurre con The Last Days of Left Eye, que fue concebida como una película documental sobre la rapera del trío TLC y su retiro espiritual en Honduras y acabó convirtiéndose en un diario de sus últimos días de vida. Unas jornadas en las que la casualidad, el karma y los espíritus acabaron con la vida de Left Eye de una forma inesperada (y grabada en vídeo).

The Kate Bush Story: Running Up That Hill
Kate Bush fue la primera mujer que consiguió un número 1 en el Reino Unido con una canción interpretada y escrita por ella misma. Esa canción fue Wuthering Hights y convirtió a Bush en una súper estrella en la que convergían el mimo, el circo, los samples, la literatura romántica y el feminismo. Después de una ambiciosa y espectacular gira, la cantante se encerró en el estudio y nunca más volvió a actuar en directo hasta su reaparición 35 años más tarde, en 2014. Durante ese tiempo, sus discos cada vez se fueron espaciando más y las apariciones públicas se diluyeron para siempre entre las paredes del castillo en el que vive (de hecho, en sus últimos conciertos, las cámaras estaban prohibidas).

Barcelona, ¿sello discográfico?
Dejamos la apuesta española para el final. ¿Cómo se crea una escena? ¿Se puede provocar? ¿Es algo orgánico? ¿Influyen los espacios y las ciudades? ¿Hay relación entre Barcelona como ciudad y la cantidad de propuestas de músicas electrónicas que han surgido en las últimas décadas? Estas preguntas (y muchas más) son las que plantea BCN, ¿Sello discográfico? Sus directoras (sin soltar el móvil) entrevistan a músicos, DJs, sellos y periodistas musicales por un lado y a urbanistas, arquitectos y expertos en la configuración del espacio por otro para intentar llegar a una respuesta. Una propuesta arriesgada, rodada con iPhone y con Super 8 en la que el marco es tan importante como el contenido: todos los entrevistados escogieron el lugar de Barcelona en el que quería aparecer.

No te pierdas:
*La vida de Grace Jones se convierte en documental
*Patti Smith prepara la segunda parte de sus memorias

*A Frances Bean Cobain no le gusta Nirvana (demasiado)

Recomendados


Texto Borja Domínguez
Fotografía Theo Wenner
Estilismo Julia Sarr-Jamois 
[The Music Issue, nº 335, Pre-Spring 2015]

Tagged:
barcelona
kurt cobain
bjork
amy winehouse
Kate Bush
borja domínguez