esto es lo que debes saber sobre la realidad del cuero vegano y el cuero real

Los materiales alternativos no siempre son los más sostenibles.

por Laura Pitcher
|
28 Octubre 2019, 10:04am

A medida que la selva amazónica se quema y el cuero es señalado como uno de los principales culpables (en un informe de 2016 que vincula el 80 por ciento de la deforestación en el país con el pastoreo de ganado), no es de extrañar que muchos de nosotros cambiemos nuestras bolsas de cuero por cuero vegano. De hecho, se predice que el mercado del cuero sintético (actualmente valorado en 25 mil millones de dólares) alcanzará los 45 mil millones para 2025. Pero teniendo en cuenta que el término "cuero vegano" a menudo significa plástico, ¿estas alternativas realmente nos ayudarán a salvarnos de la crisis climática?

El verdadero debate del cuero abarca muchas variables ambientales, incluida la comparación de las emisiones de carbono de la ganadería con el hecho de que las alternativas plásticas a menudo se hacen a partir de combustibles fósiles. Cuando se tienen en cuenta los efectos tóxicos del curtido de cuero y la cuestión del final de la vida útil de los productos de plástico que se descomponen y producen microplásticos nocivos que contaminan nuestro océano, está claro que no hay una respuesta única para todos.

Dado que la industria de la agricultura animal representa alrededor del 18 por ciento de las emisiones globales de carbono del mundo, el cuero se considera en gran medida como un subproducto de la industria cárnica. En la actualidad, hay una alta demanda de carne de res y una baja demanda de pieles, así que una gran cantidad de pieles de vaca se dirigen directamente a los vertederos, creando aún más emisiones de carbono. Por esta razón, la experta en moda sostenible Alden Wicker, de 32 años, usa cuero en lugar de las alternativas veganas.

"Lo más sostenible que puedes hacer como consumidor de moda es comprar menos y comprar mejor", explica. "Le di a las alternativas veganas una oportunidad, pero encuentro que se desmenuzan, se agrietan y se deshacen en un año de uso moderado. Mis artículos de cuero duran para siempre y son mucho más cómodos". La principal preocupación de Alden con las alternativas de cuero vegano son los materiales sintéticos que a menudo contienen, como PU (poliuretano) o PVC (cloruro de polivinilo).

Sin embargo, el argumento para usar cuero para evitar el desperdicio de la alta demanda de carne no es válido para la piel de becerro y de cordero, pues en este caso la piel es mucho más valiosa que su carne. La carne es actualmente un subproducto en el caso de la ternera, no la piel, y su consumo está disminuyendo. Debido a esto, muchas marcas poseen granjas para asegurarse de tener acceso a este tipo de cuero de lujo.

Mientras que las pieles exóticas como el cocodrilo han sido criticadas por PETA por crueldad animal, un grupo de conservacionistas recientemente escribió un artículo de opinión para Business of Fashion abogando por el uso cuidadoso de reptiles para pieles para continuar proporcionando ingresos a las comunidades indígenas y para conservar ciertos ambientes. Alden explica que ella también se alinea "con la artesanía tradicional e indígena, que se basa en el cuero". "No tengo ningún interés en decirle a los grupos de artesanos que necesitan cambiar de cueros locales para comprar sintéticos", afirma.

Para el diseñador belga Mats Rombaut, fundador de la marca de calzado sostenible con sede en París Rombaut, el uso del cuero en sus diseños de calzado ya no era una opción después de darse cuenta del impacto de la agricultura animal en el medio ambiente y en los animales mismos. Como uno de los primeros diseñadores en el mercado alternativo, ha pasado los últimos seis años haciendo "muchas pruebas y errores" para encontrar las alternativas más sostenibles.

Debido a que Mats es vegano, se enfrenta al dilema moral a los que muchos interesados en el tema también se enfrentan y tiene que tener en cuenta la crueldad hacia los animales al evaluar lo que es verdaderamente sostenible. A menudo se sorprende de que no haya más urgencia por resolver los problemas de contaminación y carbono de la industria de la agricultura animal y quiere proporcionar alternativas sostenibles a aquellos que buscan evitar el cuero. "Creo que es importante elegir empresas que hayan estado investigando durante mucho tiempo y tengan la intención genuina de hacer un cambio, no porque de repente se haya vuelto genial y una gran estrategia de relaciones públicas", explica. "Es como ir a McDonalds a por una ensalada. Prefiero no hacerlo si tengo otras opciones".

Mats ha comenzado recientemente a usar Piñatex, un tejido sostenible hecho de fibras de hoja de piña (con un recubrimiento derivado de PU para mayor durabilidad). También ha analizado otras alternativas naturales como el "cuero de hongo", pero dice que la mayoría están en desarrollo y aún no están listas para el mercado. "Existen diferentes calidades tanto en materiales sintéticos como naturales, y especialmente para el calzado necesita telas muy resistentes y duraderas", explica. "Esta durabilidad también es una necesidad para la sostenibilidad". También están trabajando en opciones como el cuero cultivado en laboratorio, pero está claro que queda un largo camino por recorrer antes de que las alternativas naturales sean más asequibles y, finalmente, lo habitual en el mercado.

Con la industria de la carne superando a la industria del petróleo como "el mayor contaminador del mundo", está claro que un escenario ambiental ideal sería que todos redujéramos completamente el consumo de carne y cuero. Pero un boicot parece poco probable, incluso teniendo en cuenta que hubo un aumento del 600 por ciento en las personas que se identificaron como "veganas" de 2014 a 2017. Teniendo esto en cuenta, aquellos que se sienten cómodos con el cuero pueden abogar por la sostenibilidad del uso del cuero de vaca durante todo el tiempo que sea posible. Es un subproducto de la industria cárnica. La piel de becerro y de cordero, sin embargo, no encajan en este argumento y deben evitarse a toda costa.

Pero también hay un fuerte argumento para aquellos que desean boicotear a toda la industria y recurrir solo a alternativas veganas. Para aquellos que se sienten incómodos con el uso del cuero, las alternativas más naturales como el Piñatex parecen ser la alternativa más sostenible hasta que haya algunos avances significativos que hagan que el cuero cultivado en laboratorio sea asequible. Yo mismo he abogado por esta opción desde hace mucho tiempo, pero, después de conocer la importancia de las pieles exóticas para los ingresos en las comunidades indígenas, me sentiría más inclinado a hacer la excepción solo cuando apoya a esas comunidades específicas.

Luego está el cuero vintage. "El cuero reciclado y vintage es el camino a seguir", dice Alden. Un informe reciente de la Fundación Ellen MacArthur que proyecta que la industria de la moda consumirá más de una cuarta parte del presupuesto anual de carbono del mundo para 2050, es difícil justificar la compra de nuevos productos (cuero u otros). Invertir en artículos usados siempre será la forma más impactante de reducir su huella ambiental y al mismo tiempo podrás usar ese bolso de cuero sin sentir culpa ecológica.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
Vegan
sustainability
cuero
Cambio climático
medio ambiente