Publicidad

hablamos con erika lust sobre su primera película porno en realidad virtual

'360º of Lust' te invita a una fiesta muy especial donde tú eres el protagonista.

por Raquel Zas
|
17 Octubre 2019, 10:13am

Con series como Black Mirror y Years & Years proponiéndonos futuros distópicos poco alentadores, es positivo mirar al futuro desde otra perspectiva más... placentera. La tecnología nos ha traído muchas cosas oscuras, pero también nos ha abierto un mundo de posibilidades extraordinarias. Entre ellas, la realidad virtual, una tecnología que ha llegado para quedarse y promete colarse por todos los rincones de nuestras vidas. Y la industria del porno, por supuesto, no iba a quedarse al margen, aunque sí es cierto que hasta el momento solo estamos viendo piezas hechas desde una perspectiva muy masculina. Menos mal que Erika Lust y su particular visión del porno han llegado para conquistar la realidad virtual. 360º of Lust es su primer film en VR, que ha presentado hace unos días en el espacio Abaixadors 10 de Barcelona. Tras la buena acogida, hablamos de ella sobre este nuevo mundo lleno de posibilidades, el futuro del porno y la educación sexual.

¿De dónde ha surgido la idea de dar el paso a la realidad virtual?
Desde hace tiempo me he interesado por la realidad virtual como fenómeno, intentando comprender de qué se trata exactamente. Mis primeras experiencias fueron bastante decepcionantes; me mareaba, no me acababa de gustar y no entendía muy bien la tecnología. Luego empecé a ver porno en RV pero sentí que no era para mí porque todos estaban hechos desde la perspectiva de los hombres, la mayoría son points of view masculinos. Me parece muy básico y muy pobre a nivel audiovisual, no se corresponde para nada con mi punto de vista.

Pero hablando con mi pareja, me di cuenta de las posibilidades que ofrecía esta tecnología. Fue entonces cuando pensé cómo podría hacerlo interesante, y se me ocurrió la idea de recrear cómo sería ir a una fiesta sexual. El problema es que a la hora de producir esa pieza, me di cuenta de que no podía contratar a 25 actores para recrear esa escena. Para solucionar esto, se me ocurrió duplicar a los actores en diferentes escenas de forma que si tú vas girando puedes encontrarte con diferentes situaciones a tu alrededor.

1571305390512-XC360-47

¿A quién está dirigida entonces '360º of Lust'?
Yo hago todas mis películas pensando en mí misma y en mis amigas. Pero después me doy cuenta de que no solo excita a un reducido grupo de mujeres, sino que cada vez son más los hombres en el mundo que se está dando cuenta de que la perspectiva femenina es igual de interesante que la masculina.

Hace poco que has presentado la película en un evento en el espacio Abaixadors 10, donde los invitados pudieron vivir en primera persona la experiencia. ¿Tuvo buena acogida?
Está teniendo súper buena acogida. Yo creo que hay mucha gente que está descubriendo la RV; muchos no sabían ponerse las gafas ni apretar los botones, pero en cuanto disfrutan de la experiencia se quedan alucinados. Sienten el sonido que envuelve la cabeza y muchos te dicen luego: 'Dios, ¡es como si estuviera ahí!'. Otros muchos dicen que les habría encantado poder caminar por ese mundo, no solo poder girar; y me imagino que con el tiempo todo esto se irá desarrollando. Como creadora, esto para mí es completamente nuevo, no tengo las mismas herramientas que en un rodaje normal. En una película en 2D yo trabajo cada fotograma pensando en cómo lo voy a hacer, la RV es más bien un espectáculo con un gran trabajo de posproducción.

¿Y cómo aprendiste las técnicas necesarias para realizarla?
Te diría que todavía no he aprendido, esto para mí fue como una iniciación en este mundo. Yo de ninguna manera soy una experta en esto, es una tecnología muy difícil y necesito muchos técnicos a mi alrededor. Para mí esto supuso un dilema como mujer, pues la mayoría de los técnicos que se dedican a esto son hombres, y yo estoy acostumbrada a que todo mi equipo sean mujeres. La única manera de aprender en este mundo es atreverse, intentar, jugar con la tecnología, para poder empezar a crear algo diferente. Esta película en cierta manera me ha servido para eso, como un experimento con el que aprender, y ahora tengo varios proyectos en mente que encarnan lo que para mí sería una experiencia ideal.

¿Es muy diferente para los actores rodar en 3D?
Si hablas con actores de cine para adultos te van a decir que es mucho más frío que el cine habitual. No obstante, hablo de los actores de RV en general, porque en mi película los actores no han tenido que grabar con cámaras en la cabeza, así que han podido besarse y tocarse tranquilamente. Pero en general, en el cine porno en RV, tienen que respetar las distancias, y eso impide el tocamiento habitual.

1571305628557-XC360-27

Explicas que la realidad virtual ofrece muchas posibilidades magníficas que no se están explotando lo suficiente. ¿Nos puedes dar algunos ejemplos de estas nuevas técnicas?
Lo que no se ha explorado tanto con esta técnica es el potencial emocional. Cuando ves una película normal, la ves desde la distancia, desde fuera. Sin embargo, en la RV participas y conectas con los personajes porque es casi como un encuentro real con ellos. Por otra parte, esta tecnología podrá permitirnos en el futuro conectar nuestras manos para poder sentir con ellas, esta es una tecnología que ya están experimentando. También hay cintas de correr para poder caminar entre el universo virtual y sentir que te estás transportando de verdad. Pero sobre todo, lo que más necesitamos en esta tecnología es la perspectiva de las mujeres, para contar nuestras historias, porque si no vamos a ver lo mismo de siempre: mujeres cabalgando encima de hombres o haciéndoles felaciones, que es lo que se ha hecho en RV hasta la fecha.

¿Crees que el futuro del porno se dirige hacia la realidad virtual?
Creo que el futuro del porno se dirige hacia diferentes caminos. Lo que más se está viendo últimamente es el contacto directo con los performers y el sex cam, porque a la gente le gusta mucho poder interactuar con las personas. También creo que veremos diferentes puntos de vista de calidad, porque cada vez hay más gente que se está dedicando no solo a rodar si no a crear, a pensar en la historia, a dibujar unos personajes.

Como sociedad, estamos empezando a cuestionar las condiciones de la industria, empezamos a pedir referencias, responsabilidades, sabemos que el porno gratis online no es en realidad porno gratis, y que está llegando a todo el mundo, incluso a menores, y el contenido es cada vez más violento, sobre todo con las mujeres. Nos están tratando más como un objeto, nos cosifican de una manera muy triste, y por eso creo que cada vez somos más las personas que están empezando a reivindicar que todos esos valores no tienen nada que ver con el sexo y que no queremos que permanezcan en nuestra sociedad.

Por eso es necesario protestar porque esto no está bien, no tratamos así a la gente, no debemos reagrupar a la gente en categorías según las necesidades de otros. Tú imagínate que en Netflix tuviésemos una categoría que se llamase 'interracial' donde solo veríamos a hombres grandes negros follándose a pequeñas mujeres blancas, ¡sería escandaloso! La sociedad lo rechazaría. Pero parece que el porno ha encontrado una vía de escape donde todo está permitido, por eso es necesario que la gente acepte su sexualidad y le dé al sexo la importancia que tiene en realidad; tenemos que aprender a aceptar nuestra sexualidad respetando a los demás.

¿No crees que, de alguna manera, la proliferación de la realidad virtual puede perjudicar a las relaciones sexuales en la vida real?
Gente que se engancha a algo hay en todas partes. Hay gente que se engancha al alcohol, al café, al tabaco, al azúcar,... El abuso de cualquier cosa es malo, y es nuestra responsabilidad saber donde está el límite. El problema es que creo que hoy en día todavía hay mucha gente que usa el porno no para tener un breve momento de satisfacción sino para matar sus propias inseguridades y ansiedades. La manera en que muchos hombres navegan en las páginas porno, abriendo un montón de páginas a la vez y viendo todo lo que pueden en el mínimo tiempo posible, creo que este comportamiento afecta de tal manera que a estos hombres que luego les cuesta conectar con personas en la vida real.

1571306242200-XC360-52

Después de esta primera película, ¿tienes pensado explotar más esta dirección? ¿Hay nuevos proyectos en la mesa?
Definitivamente. Quiero experimentar qué otras cosas se puede hacer. Ya tengo un proyecto en marcha y estoy en busca de colaboradores para hacer una película impactante. Así que sí, voy a seguir probando. No obstante, a mí me gusta el cine y me gusta disfrutar de todas las herramientas de un director de cine, algo que no tengo con la realidad virtual. Por eso, creo que lo tengo que afrontar como dos cosas por separados.

La última vez que pude hablar contigo fue en 2015, para un artículo en el que presencié uno de vuestros rodajes. ¿Cómo ha cambiado el cine para adultos desde entonces?
En los últimos cinco años ha ocurrido una gran explosión en el porno, y no es hasta ahora que la sociedad se ha empezado a despertar y ha empezado a preguntarse qué impacto tiene esta industria, sobre todo en los menores. Mi generación creció con alguna revista o algún trozo de un vídeo con imágenes pornográficos, pero no teníamos millones de vídeos porno en internet totalmente accesibles. A mí esto me preocupa, porque yo tengo dos hijas de 9 y 12 años, y veo cómo los niños tienen acceso total al porno en Internet y los padres no quieren hablar del tema. Muchos padres no quieren hablar del sexo, y mucho menos de porno, pero sus hijos están mirando porno y esto es una realidad, a veces por inocencia y a veces por curiosidad. He oído que en Cataluña quieren insertar en los colegios charlas sobre sexo desde los tres años, yo estoy totalmente de acuerdo con esto para que se eduquen desde pequeños en el tema de una forma adecuada, sobre todo porque no nos podemos fiar de que los padres hablen con los niños sobre estos temas.

Creo que nos tenemos que hacer la pregunta de: ¿quién es responsable de esto? Porque las películas que yo hago no están pensadas para menores, sino para personas adultas que quieren explorar su sexualidad, a mi trabajo no puedes acceder si no eres adulto y tienes una tarjeta de crédito y estás dispuesto a pagar un dinero por verlo. Creo que la gente tiene miedo a la pornografía, y tenemos que entender que es totalmente aceptable, es un género que trata sobre mostrar a personas adultas teniendo sexo y ya está. El problema es que se ha usado este género para difundir valores horribles y violencia hacia las mujeres, y esto tenemos que cambiarlo. Yo intento hacerlo ofreciendo al mundo porno bonito.

Créditos

Texto Raquel Zas
Imágenes cortesía de Erika Lust Films

Tagged:
Porno
Entrevista
realidad virtual
erika lust