la marca neoyorquina luar es una fantasía de alta costura callejera

En 'The Post Truth Truth Issue', el diseñador habla sobre Hood By Air, cómo es criarse en Williamsburg y la importancia de la representación en la moda con la editora colaboradora de i-D Paloma Elsesser.

por Paloma Elsesser
|
28 Octubre 2019, 9:52am

Esta historia aparece originalmente en 'The Post Truth Truth Issue', nº 357, otoño de 2019. Hazte con tu ejemplar aquí.

Raul Lopez se crió en Los Sures —al sur de Williamsburg, Brooklyn—, en el corazón de un conmovedor crisol de culturas, donde la diáspora hispana compartía manzanas con la comunidad jasídica. Un área de Brooklyn golpeada por la pobreza y el crimen en los años 70 y 80 que ahora se ha convertido en un hervidero de cafés con leche con ilustraciones en la superficie y plantas adorables; algo que a Raul le gusta. Ahora, Raul disfruta del vecindario en el que, cuando tan solo era un chaval gay, solía tener miedo, pero al que siempre ha considerado su hogar. En 2006, Raúl cofundó Hood By Air con Shayne Oliver en respuesta a la falta de representación que veían en la moda. Tiempo después, lo dejó para iniciar LUAR. Quería que su nueva marca reflejara su verdad; quería crear una fantasía orgiástica compuesta por distintas partes de su vida, para invitar a todo el mundo a participar en esta fantasía de costura callejera que él conoce tan bien.

Paloma: Hola, bebé. Estoy muy feliz de poder hacer esto contigo. Cuando nos conocimos hace 10 años, ni siquiera entendía bien en qué consistía tu participación en Hood By Air, pero yo tenía la sensación de que Raul sabía de qué iba el tema. Solías ir por ahí con un bolso pequeño que tenía un cuchillo enorme incorporado. Pensé: esta es la gente gay más jodidamente fabulosa que he visto en mi vida.
Raul: ¡Estoy flipando! Sabes que siempre me has vuelto loco, sis.

1571050332258-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR07592_cmyk
Shaylan lleva top de tirantes y pendientes de la estilista. Zapatos Rene Coavilla

Me encantó cómo conseguiste atraer a esa comunidad de chavales queer, racializados y extraños hacia ti. La forma en que combinaste la moda y el barrio.
Cuando te crías en Nueva York, y viniendo de un hogar latino, tienes que tener la piel dura. Tienes que estar listo para pelear. Fui al instituto en Flushing, y era un lugar muy multicultural; habían coreanos, dominicanos, latinos e indios. Quería combinar todos sus looks a la vez. ¡Parecía un loco!

Pasaste de tratar de encajar a encontrar tu nicho. Y ahora esa es tu máxima fortaleza. Veo honestidad en todas las cosas a las que haces referencia en Luar.
Esa es la clave, ser sincero contigo mismo. Hay un momento del que me acuerdo siempre; fue con un hombre gay de 60 años rondando Christopher Street. Me dijo: "Mira, cariño, pareces un loco, pero no cambies nunca porque eso es lo que hará que seas tú". Yo me quedé como "joder, tienes razón". Él estaba pasando por un momento de mierda, más de lo que yo había pasado jamás. Fue realmente agradable poder compartir ese momento con él, ese respeto. Respeto a todo el mundo de la misma manera que me respeto a mí mismo, y quiero que se me respete de la misma forma.

1571050393093-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR0640_cmyk

Eso viene de saber cómo es sentirse aislado, y de la empatía que proviene de esa lucha y esa exclusión. Tenemos el privilegio de haber salido de eso y poder contárselo a otras personas, como ese hombre que se puso a hablar contigo cuando eras joven. Eso le llega a la comunidad que has creado en Nueva York.
Shayne y yo nos conocimos en Christopher Street cuando ambos éramos adolescentes. Tenía que vestirme en el tren y luego ir hacia allí, porque no podía salir de casa vestido como yo quería. Me lo solía meter en la mochila. Shayne era una de las pocas personas que veía que era tan rara como yo. Luego empecé a ir al centro, paseando por el Lower East Side, y empecé a conocer a toda esta gente de la moda. Conocí a Angelo Baque y a los chavales de Supreme también. Esos chicos eran skaters de verdad, pero nunca se mostraros despectivos a la hora de dirigirse a mí. Shayne y yo queríamos dar caña, y se dieron cuenta de que teníamos lo que hacía falta para ello. La mentalidad en aquel entonces no era la misma que tenemos ahora. Estos chavales se criaron como salvajes en la calle. Vengo de un lugar donde no mola ser gay, lo cual es una locura porque vivimos en la capital del mundo libre, pero de libre no tiene nada. En Nueva York, si no había ni una sola persona corriente que me gritase algo por la calle, me tenía que ir a casa a cambiarme porque eso significaba que no había clavado el look.

La homofobia estaba totalmente normalizada.
Mucha gente no entiende las cosas por las que pasamos Shayne y yo, las peleas en las que nos metimos. Tuve que paga un precio muy algo solo para poder existir en las calles de la forma que yo quería.

Yo me crié en Los Ángeles, y allí no solía ver a gente queer ni racializada. Cuando me mudé a Nueva York, fue como empezar a exhalar. A solar un gran suspiro de alivio, como si ya no me sintiera aislada. Me encontré a mí misma entre todas estas otras anomalías. ¿Cómo fue crecer en Williamsburg, antes de la gentrificación?
Todos venimos de esta loca distopía urbana. Yo me crié en el barrio, pero al final eso tampoco me define como soy. De la misma forma que Williamsburg, yo ahora me he pulido un poco más. Me gusta la idea de un barrio seguro. No es por juzgar el pasado, pero quiero que mi gente pueda salir por el día y sentirse a salvo, y no existir solo por la noche como los vampiros.

1571050419546-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR11813_cmyk
Johan lleva calzoncillos Brooks Brothers

Has pasado de madre a abuela.
No bebo ni me drogo. Todo el mundo dice: "eres una abuela, eres muy aburrida". Soy una puta abuela, ¿y qué? ¡Me encanta! Hay muchos chavales que han estado en mis círculos y se han perdido por el camino por culpa de sus actividades recreativas. No tienes que hacer esas cosas para encajar. Yo nunca lo hice. Si le tienes que gustar a la gente, le gustarás.

Trabajando en moda, he decidido que solo quiero estar en espacios con personas que creen en mí de la forma en que mis amigos creen en mí. Ahora, como una mujer de 27 años, siento que me lo he ganado. Soy modelo, pero mi éxito como modelo, creo, tiene mucho que ver con mi mente.
Luar también ha sido todo un viaje. Ha sido duro. Luar es mi nombre al revés; es un reflejo de mí mismo. Cada temporada es un capítulo de mi vida, y eso a la gente le puede gustar o no.

Estás haciendo un trabajo increíble con Luar. Es difícil ganar cuando eres como nosotros.
Me clasifican mucho, pero Luar no es algo que haya creado para encajar en un lugar que crees que existe. Este soy yo. Mi historia. No es para ti. Es por la cultura. Recuerdo hablar con Kerby, de Pyer Moss, recientemente, y me dijo que solía vernos a mí y a Shayne entrando a escondidas en la biblioteca del FIT [Fashion Institute of Technology] para robar libros de arte que utilizábamos para nuestras investigaciones para HBA. De ahí venimos.

1571050599883-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR151131_cmyk
Shaylan lleva bandeau y pendientes del estudio del estilista. Johan lleva pendientes del estudio del estilista
1571050862473-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR0145_cmyk
Johan lleva pendientes del estudio del estilista. Zapatillas Nike
1571050904838-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR0087_cmyk
Johan lleva calcetines Wolford. Zapatos del archivo de Luar
1571050925310-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR0793_cmyk
Shaylan lleva gafas Andy Wolf NYC. Pendientes y calzoncillos del estudio del estilista
1571050981062-190719_i-D_SRTHOMAS_LUAR131032_cmyk
Shaylan lleva gafas Andy Wolf NYC. Pendientes del del estudio de la estilista. Guantes Wing & Weft Gloves. Zapatos Manolo Blahnik

Créditos

Fotografía Deirdre Lewis.
Estilismo Sydney Rose Thomas.

Peluquería Evanie Eausto con productos Amika.
Maquillaje Kuma para NARS Cosmetics.
Uñas Etsuko Ehimatani.
Asistente de fotografía Gregory Wikstrom.
Asistente de estilismo Milton Dixon.
Asistente de peluquería Michael Tubolino y Aava Mihaljevich.
Asistente de maquillaje Ayana Awata.
Director de casting Samuel Ellis Scheinmann para DMCASTING.


Modelos Johan de Midland, Shaylan Simon de Red y Jillian Medina de State.

Toda la ropa LUAR.

Tagged:
Paloma Elsesser
luar
raul lopez
The Post Truth Truth Issue