la nueva serie de netflix va a acabar con tus prejuicios sexuales

'She’s Gotta Have It' parece haber sido creada para curar mucho más que nuestras resacas. Spike Lee llega a la televisión para darnos lo que necesitamos.

por Georgie Wright; traducido por Eva Cañada
|
24 Noviembre 2017, 9:43am

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Este año, Netflix ha lanzado una cantidad enorme de contenidos de calidad. Mindhunters se sumerge profundamente en la mente de los psicópatas asesinos en serie que siempre soñamos que poblaran nuestras pesadillas, GLOW casi hace que nos pongamos unos leotardos de licra, y nos ha resultado casi imposible mirar a cualquier lado ―y mucho menos a internet― sin ver cosas relacionadas con Stranger Things 2.

Por fortuna, el gigante de las series adictivas va a lanzar otro caballo ganador justo a tiempo para nuestro plan de no salir de casa este invierno. Sin embargo, esta nueva serie merece que le dediquemos algo más que una tarde cualquiera de resaca en la que no podamos prestarle toda nuestra atención. La protagonista de She’s Gotta Have It es una mujer "pansexual, poliamorosa y amante del sexo". La serie trata sobre esta mujer, una pintora residente en Brooklyn llamada Nola Darling (interpretada por DeWanda Wise) y sobre su intento de gestionar tres relaciones amorosas extremadamente diferentes.

Se trata de un remake del film de Spike Lee de 1986 que lleva el mismo nombre y está realizada por el mismo Spike, pero contando con unas cuantas guionistas más, realmente bien escogidas. Mientras que la Nola Darling original fue una creación exclusiva de Spike, esta vez ha reclutado a la escritora Radha Blank, a la dramaturga y actriz Eisa Davis, a la dramaturga Lynn Nottage y a su propia hermana Joie Lee, actriz, escritora y directora por derecho propio.

La diversidad tanto dentro como fuera de la pantalla promete la presencia de personajes más complejos y, junto con series brillantes como Chewing Gum e Insecure, ha sido creada para suponer un nuevo reto para las simbólicas (o ausentes) representaciones de las mujeres de color que llevan demasiado tiempo ocupando las pantallas de nuestros televisores (y el resto de los medios).

Y no es solo la diversidad lo que promueve la serie. Desde la génesis del cine, las mujeres y su sexualidad se han visto reducidas a una selección paternalista de estereotipos. Está la artera femme fatale, la ingenua inocente, la chica soltera y enamoradiza cuyos problemas (TODOS sus problemas) se resuelven tan pronto como conoce a su príncipe azul y se viste de novia... Pero aquí, la relación abiertamente poliamorosa de Nora la sitúa firmemente al mando de su propia nave.

Muy pocas veces han sido representadas las mujeres con tal nivel de control sobre ―y disfrute de― su propia sexualidad. Tal y como Spike Lee explicó en el New York Times, “[Nora] es una mujer que mantiene una relación con tres hombres y creo que ahora existen más mujeres como ella, aunque la forma en que se juzga a esas mujeres no necesariamente ha cambiado en lo que respecta a los hombres”.

Pero si las limitadas y restringidas representaciones de las mujeres en la pantalla han ayudado a enraizar la estrecha percepción que posee la sociedad de a la sexualidad femenina, esperemos que series como esta ayuden a ampliarla. Dios sabe que ya es hora de que las mujeres consigan hacerse cargo de la gestión de su propia sexualidad, como deja bien claro el clima actual.

Tagged:
Television
sexualidad
spike lee
Diversidad
nora ephron
dewanda wise