Collage vía Eduard Taberner

Historia no oficial de las Prada America’s Cup, el modelo que marcó los suburbios de París

Hablamos con Marco G., creador de @thecuplture​, sobre la importancia de las zapatillas más icónicas de Prada en París.

por Eduard Taberner
|
23 Junio 2020, 11:34am

Collage vía Eduard Taberner

A mediados de los 90, con vistas al cambio de milenio, surgió un interés común en todas las disciplinas culturales: proyectar una visión de futuro propia. Prada no fue una excepción: después del éxito cosechado en 1984 por el ya icónico bolso de nylon inspirado en equipación militar, la casa italiana continuó experimentando en los años noventa con materiales sintéticos y diseños futuristas. En 1995, un joven Neil Barrett convenció al director general de Prada para lanzar una línea masculina. Tres años después de su primera colección prêt-à-porter para hombre, Prada lanzaba una colección unisex paralela: Prada Sport.

La combinación entre alta costura y ropa deportiva, que hoy es casi omnipresente en la industria de la moda, comenzó a despuntar en los años noventa, fruto de una estrategia de las marcas de lujo para diversificar su demanda y ampliar su presencia en eventos deportivos como la Fórmula 1, el esquí o el golf. Dior Sport, Giorgio Armani Neve o Issey Sport son algunos ejemplos de esta tendencia. Esta colección independiente de Prada conservaba la elegancia de la marca original, en las siluetas simples, pero destacaba por el uso de materiales ligeros y elásticos como el poliéster o el nylon.

En 1996, Prada introdujo las “America's Cup”, un modelo de calzado deportivo, concebido inicialmente para el equipo de vela “Prada Luna Rossa”, pero que pronto llegó al mercado y se convirtió en el artículo más buscado en las tiendas de la firma italiana. Las PS0906, el nombre del modelo original, son de las primeras zapatos deportivos creados por una marca de lujo. Son el perfecto ejemplo del carácter de Prada Sport, práctico y chic. Estas zapatillas, no solo alcanzaron un éxito comercial mundial sino que, a su vez, tuvieron una notable presencia en la escena del hip hop de principios de los 2000. Fueron especialmente populares en muchas ciudades de Estados Unidos y Francia, particularmente en París, donde las Cup llegaron más allá de la industria y se han convertido en un símbolo social reconocido por muchos. Mi interés emergió cuando vi las America's Cup y otras prendas de Prada Sport en escenas del extrarradio parisino en fotos de Yannis Dadoum y Mohamed Bourouissa.

Actualmente existe una amplía oferta de zapatos y prendas de Prada Sport de segunda mano en portales como Grailed o Ebay, sin embargo la información detallada es escasa. Por suerte, a principios de este año descubrí a uno de los mayores expertos en el tema: Marco G, residente en París y responsable de @theculpture, una cuenta de Instagram dedicada a estas zapatillas Prada y a la subcultura que le rodea. Su cuenta opera como un espacio donde fans y coleccionistas de las Americas Cup comparten sus historias, opiniones y anécdotas personales sobre estas. Hablamos con Marco para intentar repasar la historia popular de este icono de la moda y contar su vínculo con ellas.

En tu página siempre le preguntas a las personas cómo y en qué momento descubrieron por primera vez las zapatillas de Prada, ¿cuál fue el tuyo?
La primera vez que vi las Cups fue a principios de los 2000, cuando tenía unos 15 años. Solía ver a los “OG’s” con más estilo con las America’s Cup en París y en los suburbios del sur donde me crié. Mi interés surgió durante mi primer viaje a Estados Unidos, precisamente en Boston, donde me alojé con mi familia en el barrio mayoritariamente afroamericano de Roxbury. Desde la calle hasta los videoclips de Lil Wayne, Dipset, o T.I, las Prada estaban por todas partes. Pregunté a un chico con los que estaba cuanto costaban; supe de inmediato que no eran las típicas zapatillas casual. Muy rápido empecé a encontrar un vínculo entre Estados Unidos y París cuando se trataba de las Cup: era el uniforme de los “gueto chic hustlers”, chavales que intentaban ascender socialmente, ya fuera de manera legal o no.

Al volver de mi viaje a Estados Unidos, sólo soñaba con una cosa: poder llevar un par de Prada. Siendo por aquel entonces un adolescente sin ningún medio de ingresos, propuse un trato con mis padres: si aprobaba los duros exámenes de bachillerato, ellos me comprarían las Prada que tanto deseaba tener. Cuando me dijeron que sí, no hace falta decir que me embargó una motivación intensa que funcionaba como motor.

Al final, ambos mantuvimos nuestra parte del trato, luego de haber pasado mis exámenes, me encontré en la tienda Prada de la Galería Lafayette comprando mi primer par en el verano de 2009. Sé que sonará un poco loco, o por lo menos en aquel entonces, que un adolescente esté caminando por las calles con un par de zapatos de 400€, pero por muy absurdo que parezca, la opinión de la gente de la calle importa mucho. Tener la aprobación de los demás por mi selección de zapatillas, significaba para ellos que yo entendía el código de la moda en nuestra cultura.

¿En qué momento Prada se popularizó en París y cómo este par de zapatos interactúa con la moda urbana?
París es la capital de la moda, aquí todo el mundo tiene su propio estilo, la originalidad es oro. Prada fue la primera marca de lujo en lanzar un calzado deportivo, esto atrajo la atención de los “OGs” del barrio, porque con el diseño de America’s Cup, Prada logra el equilibrio entre el lujo y la moda de la calle. En general, es cierto que Estados Unidos tuvo gran influencia en la cultura urbana de Francia, sin embargo, la propagación de las America’s Cup en el país fue particularmente un movimiento parisino. Para ser preciso, fue la comunidad judía la que popularizó las Cup de Prada en la ciudad. Pronto, las America’s Cup se pusieron de moda por toda el área de París. Como dice el dicho: “París tose y toda la región se contagia”, la gente enloqueció por las Cup hasta el punto en que algunos de estos fans se compraban pares de diferentes colores, tejidos o diseños.

Por aquel entonces, todo se centraba en Nike, Adidas, vaqueros Pelle Pelle y gorras New Era. Los chándales y polos de Lacoste, Sergio Tacchini también estaban en la competencia pero a un precio relativamente bajo comparados con Prada Sport. Para los chavales del barrio las America’s Cup fueron el primer artículo que les atrajo de la alta moda.

¿Qué es lo que tenían estas zapatillas para causar tanto furor y por qué crees que se convirtieron en un icono en el contexto urbano?
Con las Prada, los chavales sentían que podían aspirar a algo más sin perder su reputación en la calle. Este mismo sentimiento causó que muchos adolescentes empezasen a congregarse frente a las tiendas de Prada, dándoles la oportunidad, por primera vez, de descubrir y ocupar los barrios de clase alta de París. Para entender la pasión que tengo por este modelo, es necesario verlo desde la perspectiva de las comunidades minoritarias francesas, particularmente las negras y árabes de los suburbios. Para ellos muy difícil sentir que tienen una voz, que son importantes y que existen. En Francia, para que te escuchen, tienes que estar bien vestido y arreglado; en otras palabras, no parecer del ‘ghetto’. Para los jóvenes de áreas como Grigny, Evry, Stalingrad, Barbes, llevar unas Cup era una forma de imponer respeto, demostrar un gusto refinado y, finalmente, romper con aquella imagen bruta que se tenía de ellos.

En definitiva, las America’s Cup eran LAS zapatillas. Empezamos a llevarlas con unos pantalones de traje y una camisa ajustada, lo llamábamos "suit up". No más Air Max, no más chándales de Lacoste; estos looks llamaban la atención en los controles policiales. Pero en aquel punto, el amor hacia las cups empezó a jugar en nuestra contra: los seguratas no querían que fuéramos a las discotecas con ellas por lo que representaban: para muchos eran las zapatillas de los traficantes de drogas, aunque no fuera el público al cual estaban destinadas.

Como dice mi primo Awax en la entrevista que le hice en mi página, muchos de nosotros tuvimos nuestras primeras Cup antes de nuestra primera Play Station. Esto representaba lo simbólicas que eran: el juego antes de los juegos.

¿Qué te impulsó a crear el Instagram @thecupture y cuáles fueron tus intenciones iniciales?
Decidí lanzar mi página de Instagram simplemente porque desde que era un adolescente las America’s Cup nunca me han dejado. Para mí son más que un par de zapatillas, es una pieza eterna con un gran patrimonio. Quería rendirle homenaje a este modelo, ya que sentía que podrían ser olvidadas. El objetivo era que mi página de Instagram pudiese conectar y compartir mi interés con otros amantes de las Cup, recopilando entrevistas, fotos y vídeos. Le he dedicado mucho trabajo a mi pasión y me he dado cuenta de que mi amor hacia las cups no es único, es un fenómeno mundial. Desde Australia hasta Brasil, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Japón. Los fans de las Cup están por todas partes.

La búsqueda de ponerse de pie y destacar, el deseo de emular a los gángsters de la calle, que son los verdaderos influencers de muchos chavales. Aun así, también veo las Cup como unas zapatillas que unen, andando por París he observado personas de todas las clases sociales y edades llevando las Prada. De hecho, desde los hustlers hasta los abogados de cuello blanco, todos suelen tener su propia historia con este modelo.

Crees que si Prada decide relanzar el diseño original, presentando las zapatillas en otro contexto social ¿puedan perder su carácter original o parte de su historia?
Tengo sentimientos encontrados al pensar que Prada pudiera volver a lanzar las viejas America’s Cup. Por una parte, me encantaría poder tener un acceso fácil para poder obtener estas zapatillas, pero por otra parte, perderían su carácter exclusivo. Como era de esperar Prada ha sacado una versión nueva de las America’s Cup, pero el actual diseño parece estar enfocado a un público más joven. Con una suela más gruesa, cordones más grandes y ojales metálicos, intenta darle al zapato un carácter más informal y deportivo o, como algunos dicen, “más urbano”

Personalmente me encantaría que Prada se mantuviese fiel y volviera a lanzar el diseño original que, personalmente, creo que es un clásico atemporal con mucha clase e historia. Mediante las entrevistas y conversaciones que he tenido con otros entusiastas, puedo afirmar que la demanda de las Cups originales existe y que si Prada tomara esa decisión sólo podría solidificar su reputación como las zapatillas de referencia de la moda de lujo.

Créditos


Texto Eduard Taberner
Agradecimiento especial a Marco G
Montaje del vídeo Eduard Taberner
Música del vídeo @daniel____2000

Tagged:
Paris
prada
Cultură
america's cup