¿Estás pensando en unirte a una fiesta sexual en streaming?

Esto es lo que necesitas saber.

por Abby Moss
|
19 Mayo 2020, 10:58am

A medida que las semanas de confinamiento continúan, nuestra caótica excitación sexual no muestra signos de desaceleración. El mes pasado, Tinder registró el índice más alto del uso de la app en toda su historia. Pornhub también está ganando adeptos, pues ha afirmado estar obteniendo grandes picos de tráfico en todo el mundo. Las compañías de juguetes sexuales también han incrementado sus ventas hasta llegar a triplicarse en algunos países.

Pero hay un área de la industria del sexo que no lo está haciendo tan bien. Muchas trabajadoras sexuales se han visto obligadas a abandonar sus medios de vida por completo, ya que el distanciamiento social hace casi imposible su labor. En España, no existe ninguna protección para proteger a aquellos trabajadores sexuales que se han vuelto especialmente vulnerables en la situación actual. En los Estados Unidos, la situación es peor, pues las trabajadoras sexuales están excluidas activamente de la ayuda financiera gubernamental. Los criterios de elegibilidad establecen que las empresas no podrán solicitar ayuda si “se dedican a trabajos de naturaleza sexual o si sus beneficios derivan directa o indirectamente de la venta de productos o servicios de carácter sexual". Sin embargo, la industria del sexo está encontrando formas de adaptarse y, para muchos artistas, el COVID-19 ha ofrecido una oportunidad de crecimiento online.

El club sexual privado de Nueva York NSFW se puso creativo de inmediato. Su fundador, Daniel Saynt, aprovechó la oportunidad para llevar los eventos de NSFW a Internet. Ahora organizan eventos virtuales semanalmente, con actuaciones en vivo y salas de juego privadas, que simulan la experiencia de estar en su casa club de Manhattan. Su membresía ha crecido rápidamente como resultado de esta iniciativa. Pronto se llevarán a cabo eventos adaptados a diferentes zonas horarias, para atender a su creciente membresía internacional. También organizan un evento en línea regular para nuevos miembros, Send Noobs, que es una oportunidad para conocer NSFW, aprender sobre consentimiento, presentarse y conocer a otros miembros.

Parece que la cuarentena ofrece una gran oportunidad para explorar tu sexualidad. Para las personas que se sumergen en el mundo de las fiestas sexuales por primera vez, hacerlo desde la comodidad de su propia habitación puede ser un gran primer paso. De hecho, según Daniel, una gran cantidad de personas en los eventos virtuales de NSFW nunca antes habían asistido a una fiesta sexual. "Es realmente increíble", dice. "Hay muchas personas que tal vez tenían miedo de ir a una fiesta, o por razones geográficas no pudieron asistir a un evento". No es sorprendente, realmente, que nos hayamos acostumbrado a explorar nuestra sexualidad a través de una pantalla. "Es pornografía", agrega. "Psicológicamente creo que esa es una de sus características. Y puede ser muy diferente ir a un lugar y tener que estar cerca de otras personas y las ansiedades que eso conlleva. Muchas veces las personas también quieren conservar sus fantasías, en lugar de experimentarlas. Y ese miedo y timidez pueden evitar que entren en un evento en persona". Pero, todavía hay ciertas etiquetas, y definitivamente todavía hay un código de vestimenta. "Expulsaré personalmente a la próxima persona que aparezca en pijama", dice Daniel.

Melissa A Vitale, directora de comunicaciones de NSFW, describe su primer evento virtual durante el cierre. “Mis novias y yo nos llamamos mutuamente; nos preguntábamos cosas como: '¿Qué llevas puesto?' Realmente parecía que íbamos a un evento en la sede del club. Fue la primera vez en mucho tiempo que todos sentimos algo cercano a lo normal". Para aquellos que están nerviosos por asistir a su primer evento, Melissa cree que la clave es hacer que sea especial. “Siempre me ducho, me depilo, me hago una exfoliación corporal completa, realmente trato de ser sensual. Y piensa en tu espacio. Y siéntete sexy. Crea el estado de ánimo perfecto para ti. Yo instalo una bandeja cerca, con algunos juguetes, lubricante y una bebida.

Las descripciones de los eventos en el sitio web de NSFW dicen: "Nunca se requiere la participación" y, al igual que los eventos en persona, su objetivo es crear un ambiente acogedor y seguro para que las personas exploren su sexualidad. Desde que comenzó el bloqueo, también han agregado algunos consejos útiles para asistir a eventos virtuales en su web, incluyendo cómo configurar tu ordenador y cómo iluminar correctamente tu habitación para conseguir el mejor efecto.

Otra persona con la que he hablado que ha cambiado su trabajo para llevarlo a Internet desde el confinamiento, es el Rev. Rucifer, un educador sexual, productor de eventos y fundador de Reiki Bondage. Ella está de acuerdo en que los eventos online son geniales para las personas nuevas en esto. "Hemos descubierto que los talleres virtuales y las fiestas sexuales pueden crear un espacio único para aquellos que quizás no hayan tenido el coraje o la oportunidad de asistir a este tipo de fiestas en la vida real". Durante los últimos meses, ha sido anfitrión de una variedad de fiestas y talleres, que incluyen clases de Kinky Tantra, Sensual Reiki y Erotic Self Care. “Las fiestas de juego posteriores al taller brindan una oportunidad para que aquellos en el taller prueben sus nuevas habilidades o simplemente observen a otros. La semana pasada, también organizamos nuestra primera fiesta kink, Depraved, donde los invitados y los asistentes podían realizar escenas BDSM a través de streaming".

Las reglas en un evento online, explica el Rev. Rucifer, son muy similares a las de un evento en persona. "En lo que respecta a la etiqueta sexual virtual, aún se requiere consentimiento", y la comunicación es clave. “Como siempre, si en algún momento te sientes incómodo, puedes comunicarte con el organizador para compartir tus inquietudes o comentarios. Todos estamos descubriendo esta nueva realidad, y los comentarios ayudan a garantizar experiencias virtuales más seguras para todos”.

En tiempos de cuarentena, estos eventos no van solo de expresar tu sexualidad, sino que también son una forma de ayudar a las personas a sentirse menos aisladas. Un evento sexual puede parecer intimidante si nunca antes has estado en uno, pero el reverendo Rucifer lo deja claro: los organizadores siempre están ahí para dar consejos y ofrecer apoyo. "Sabiendo que esta es una experiencia completamente nueva para las personas, queríamos proporcionar recursos y experiencias para apoyar a las parejas que pueden estar pasando más tiempo juntas que nunca, o a aquellas que están solas, para encontrar nuevas formas de conectarse con ellos mismos u otros".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Sex
Lockdown
Coronavirus
virtual sex party