De izquierda a derecha: Kelly Lim, Cam Hicks, Carla Valdivia Nakatani

Cómo los creativos de todo el mundo están lidiando con el autoaislamiento

Existen diferencias sutiles en la forma en que coge forma la cuarentena, personal y políticamente, desde Kuala Lumpur hasta la Ciudad de México.

por Jack Sunnucks
|
14 Abril 2020, 9:41am

De izquierda a derecha: Kelly Lim, Cam Hicks, Carla Valdivia Nakatani

¿Hay algo más que leer en estos días aparte de las guías de qué hacer durante el confinamiento? Básicamente no. Puedes leer noticias importantes o mirar fotos de personas con apartamentos más bonitos que el tuyo donde sus dueños solo se dedican a regar las plantas y hacer estiramientos extravagantes. En aras de diversificar esta oferta, i-D preguntó a algunas personas en las que realmente confiamos sobre lo que están haciendo en casa, sin el presupuesto de un multimillonario y quizás con las mismas preocupaciones con las que tú o yo estamos lidiando.

También les preguntamos cómo es el lugar donde viven. En la Ciudad de México, la directora de arte Carla Valdivia Nakatani escribe que debido a la falta de infraestructura, "se ha apoyado en las comunidades, no en el gobierno o los empresarios, para cuidarse mutuamente". Mientras tanto, en Kuala Lumpur, la escritora Kelly Lim dice: "La palabra para crisis en chino es 危机, que también tiene el significado de oportunidad, y en este caso nunca ha sido más cierto". Lee más a continuación.

Kito Munoz

Kito Muñoz, fotógrafo, Madrid

¿Cómo ha afectado el coronavirus a tu vida y a tu trabajo?
Estoy en casa todo el tiempo, me lo tomo todo con mucha calma, estoy aprendiendo a ser paciente. No tengo fechas de trabajo hasta mayo.

¿Cómo has estado pasando el período de cuarentena?
Realmente me gusta estar en casa, los días pasan rápido, me levanto tarde, miro cosas por Internet, veo películas en Filmin. Estoy con mi amigo Jorge, con quien cocino y practicamos deportes en el pequeño rincón que tenemos. Lo único que extraño es una terraza.

¿Qué has aprendido al tener todo este tiempo inesperado en tus manos?
Que quiero vivir en un apartamento más grande con terraza.

¿Qué será lo primero que harás cuando termine tu período de cuarentena?
Salir con todos mis amigos y disfrutar del aire libre.

Carla Valdivia Nakatani

Carla Valdivia Nakatani, directora de arte y copropietaria de la tienda Hi-BYE, Ciudad de México

¿Puedes hablarnos un poco de la crisis de COVID-19 en tu zona?
Estoy en la Ciudad de México y desafortunadamente, el gobierno no tomó ninguna medida hasta hace poco. Lo que es un poco triste, pero también genial, es que algunas personas hayan tomado el asunto por sus propias manos y marcan la diferencia sin ayuda o instrucción del gobierno.

A escala de toda la ciudad, me preocupa nuestro frágil sistema de salud que seguramente colapsará si los que pueden no se quedan en casa. ¡Tómate esto en serio! Al ser una economía emergente, hay una gran parte de nuestra población que vive de cheque en cheque (que en México es cada dos semanas). Algunas personas no pueden permitirse quedarse en casa, lo que crea una posición muy difícil para todos. Es una situación complicada porque es su responsabilidad social quedarse en casa, pero también es importante continuar comprando a vendedores locales siempre que sea posible.

Mi madrastra siempre cita a Bruce Lee: "Be water", y ahora más que nunca, eso es una gran VERDAD.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a tu vida y tu trabajo?
Durante aproximadamente un año, he estado dividiendo mi tiempo entre dirigir mi estudio de diseño gráfico desde casa y atender Hi-BYE, una tienda que abrí con dos queridos amigos. Ser un estudio independiente significa que tengo que motivarme y organizarme como parte de mi vida diaria, por lo que, en ese aspecto, no ha cambiado mucho. Afortunadamente, algunos de mis clientes todavía están trabajando, pero a un ritmo más lento, lo que significa que hay más tiempo para hacer el trabajo. ¡Ya no puedo buscar inspiración! Voy a tener que dedicarme a mis libros por un tiempo. En términos de nuestra tienda, decidimos cerrar hace aproximadamente un mes, fue una decisión difícil de tomar. Me encanta la interacción con nuestros clientes, ¡la extraño muchísimo!

¿Qué has aprendido durante este tiempo?
¡Maldita sea, hay tanto que aprender! La principal lección que estoy aprendiendo de esto es que tenemos que ser abiertos y flexibles. No hay lugar para la resistencia o el apego a la forma en que estaban las cosas antes de esto. Hemos perdido el control de las cosas y tenemos que cambiar de opinión todos los días, adaptarnos y especular sin entrar en pánico. Mi madrastra siempre cita a Bruce Lee: "Be water", y ahora más que nunca, eso es una gran VERDAD.

1586226432613-pjimage-49

Cam Hicks, fotógrafo, Brooklyn

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a tu vida y tu trabajo?
Soy una persona muy social, por lo que definitivamente ha sido decepcionante no poder ver a todos mis amigos y mi familia. También tengo claustrofobia, por lo que estar encerrado hace que me ponga de los nervios.

En términos de trabajo, además de que toda la creación de contenido está realmente parada, el pico de virus se produjo justo antes del lanzamiento de mi primer libro, For The Porch. Por eso el lanzamiento y la firma del libro en Dover Street Market están en espera hasta que todo esté resuelto. He sido paciente sabiendo que esta es una situación fuera de mi control, pero inevitablemente me he sentido frustrado y decepcionado. Pero creo firmemente en la idea de que todo sucede por una razón, por lo que ese momento sucederá cuando se supone que debe suceder.

Aprovecho el tiempo de inactividad y hago las cosas sin la presión habitual de la vida cotidiana.

¿Cómo has estado pasando el período de aislamiento?
Además de ver películas antiguas y volver a mirar mis programas de televisión favoritos, me he tomado el tiempo para hacer mi trabajo personal, organizar mi catálogo de referencia, revisar fotos antiguas y crear nuevas imágenes a partir de ellas, y otras tácticas que facilitan mi flujo de trabajo.

Antes de todo esto, al igual que muchos de mis compañeros, tenía muchas cosas que hacer que quedarían en el olvido viviendo aquí en Nueva York. Exige un estilo de vida rápido y ser constante en el frente laboral, por lo que, aunque extraño trabajar, aprovecho el tiempo de inactividad y hago las cosas sin la presión habitual de la vida cotidiana.

¿Qué es lo primero que harás cuando termine la cuarentena?
Lanzar mi libro, celebrar todo el trabajo que me ha costado hacerlo y reunirme con todos mis amigos y familia. Entonces, probablemente alquilaré una casa junto al lago con amigos y me alejaré de la ciudad y pasaré un momento agradable en la naturaleza. Siendo un chico de Virginia, extraño los árboles y los grandes campos de hierba.

1585776925814-pjimage-46

Kelly Lim, escritora freelance, Kuala Lumpur, Malaysia

¿Cómo ha afectado el brote de COVID-19 a su trabajo y vida?
Crecí en Shanghai y luego me mudé a Londres, así que estaba emocionada por redescubrir mi herencia y explorar la escena creativa en KL después de regresar hace un mes. Pero ahora todo está cerrado, todos trabajan desde casa y el gobierno toma medidas más estrictas día a día para hacer cumplir el control de movimiento. Se han puesto obstáculos y la policía está monitoreando a las personas en los supermercados para asegurarse de que todos se mantienen a una distancia segura los unos de los otros.

¿Cómo has estado pasando el período de aislamiento?
Llevamos unas pocas semanas controlando el movimiento. Empecé a escribir para una revista local, así que eso me lleva la mayor parte de mi tiempo, pero trato de hacer que cada día sea diferente para mantenerme sana y productiva. Mi reloj biológico me odia porque estoy despierta algunos días hasta las 5 de la mañana para planificar proyectos con personas en diferentes zonas horarias o ver a mis amigos en Houseparty. Estoy viviendo con mi prima por el momento, así que ha sido muy agradable pasar tiempo con ella y cocinar juntas. También comencé a pintar de nuevo, volví a ver el Millennium Mambo de Hou Hsiao-hsien y estoy leyendo Shantaram de Gregory David Roberts.

La palabra para crisis en chino es 危机, que también tiene el significado de oportunidad y en este caso, eso nunca ha sido más cierto.

¿Qué has aprendido durante este tiempo?
Cómo reducir la velocidad y la importancia y la fuerza de la comunidad, tanto online como fuera de línea. El distanciamiento social es puramente físico. Todas las noches, la gente alrededor de KL ha estado gritando palabras de aliento y mostrando sus luces desde sus apartamentos como un signo de solidaridad y apoyo a la primera línea médica. También parece que hay menos competencia y más compasión y apoyo entre las creatividades.

Los DJ locales se desafían entre sí en Instagram para promover a artistas locales en la radio y compartir temas que han hecho durante el aislamiento. Estamos encontrando formas alternativas de seguir creando: recientemente hice una sesión transatlántica de FaceTime como parte del proyecto de un amigo. La palabra para crisis en chino es 危机, que también tiene el significado de oportunidad y, en este caso, nunca ha sido más cierto.

Chloe Hill

Chloe Hill ( @chloechill ), estilista, de Nueva Zelanda pero establecida en Australia

¿Puedes hablarnos un poco sobre la crisis de COVID-19 en tu zona?
Llegué a Sydney esta semana después de casi dos meses en Europa y Estados Unidos, así que lo que veo aquí es similar a lo que experimenté cuando Italia y Francia estaban al comienzo de sus brotes. Después de pasar una semana muy aislada en Los Ángeles en mi camino de regreso a Sydney, comencé a darme cuenta de la importancia del autoaislamiento (ojalá lo hubiera hecho antes). Aunque llegué antes de que el gobierno aquí anunciara un cierre forzoso, decidí evitar salir de casa tanto como fuera posible. Hice un viaje al centro comercial y al supermercado cuando llegué, lo cual ahora lamento. Si todos nosotros nos quedásemos en casa tanto como sea posible, hará una gran diferencia.

¿Cómo ha afectado el COVID-19 a tu vida y a tu trabajo?
Estaba planeando volver al trabajo, suponiendo que, como siempre, llegar a Sydney traería consigo muchos empleos nuevos. Por supuesto, casi todo está en pausa, así que aprovecho cada nuevo día tal y como viene. Tengo la suerte de estar en una posición donde me quedo con mi hermana y puedo cubrir el alquiler durante unos meses, así que estoy tratando de no estresarme demasiado. Pero me doy cuenta de que muchos autónomos no tienen ese lujo, necesitamos que el gobierno establezca ayudas para todos.

Después de ser independiente durante más de tres años, estoy poniendo en práctica muchas estrategias que aprendí cuando viví épocas de inactividad en el pasado.

¿Qué has aprendido durante este tiempo?
Después de ser independiente durante más de tres años, estoy poniendo en práctica muchas estrategias que aprendí cuando tuve épocas de inactividad en el pasado. Practicar la calma, ser realista (no, no tengo que lograr 20 cosas en un día) y disfrutar de cosas simples como un unas tostadas francesas. También me han recordado la alegría que la moda puede traer; todos los días me he vestido con un look que me hace feliz y me he maquillado de tal forma que nunca haría para salir a la calle. Muy cursi, pero realmente me aporta buen humor para afrontar el día.

1586227228893-pjimage-47

Jenna Mahale, editora y escritora freelance, Londres

¿Cómo ha afectado el brote del COVID-19 a tu trabajo y a tu vida?
Normalmente trabajo desde mi habitación la mayoría de los días, por lo que la transición a trabajar desde casa no ha sido un cambio radical para mí. He sido independiente desde que terminé mi licenciatura el verano pasado. Mantener un flujo constante de trabajo cuando eres freelance es difícil en el mejor de los casos, pero la pandemia realmente ha paralizado muchos de mis trabajos, por lo que definitivamente estoy menos ocupada de lo que normalmente estaría.

Ha sido difícil estar lejos de mis amigos, aunque tengo la suerte de vivir con dos de mis mejores amigos y nunca he tenido miedo de las llamadas telefónicas, así que hablo mucho con todos. Cuando salgo, es difícil ver la ciudad tan vacía, porque parece que se le ha ido toda la vida.

Mis compañeros de piso y yo hemos acordado organizar una fiesta todos los fines de semana, por el bien de nuestra cordura.

¿Cómo has estado pasando el período de aislamiento?
He aspirado todas las superficies imaginables en mi habitación, he recolocado todos mis muebles, y he cocinado múltiples platos de Alison Roman. Por lo general, paso una buena cantidad de tiempo viendo televisión online, pero lo habitual ya no es suficiente. En este momento, encuentro películas más satisfactorias para ver que la televisión, y he estado tratando de acostarme más tarde de las 10 p.m. para poder ver una antes de dormir y aprovechar al máximo mi prueba gratuita de MUBI.

Mis compañeros de piso y yo hemos acordado organizar una fiesta todos los fines de semana, en aras de nuestra cordura. Nos vestimos, a menudo con un tema, y dividimos dos botellas de vino entre los tres, una de tinto y otra de blanco. Creo que está funcionando bastante bien.

¿Qué has aprendido durante este tiempo? ¿Qué es lo primero que harás cuando esto termine?
En realidad no lo sé. Realmente no puedo imaginar cómo se verá el mundo para entonces.

1586467120578-1584345893163-MERY-DEF

Maria Clara Macrì, fotógrafa, Reggio Emilia, Italia

¿Qué efecto ha tenido el confinamiento en tu vida y tu trabajo?
Aunque mi hogar ha sido el lugar donde trabajo durante años, esta situación de emergencia ha destrozado mis planes y mi flujo de trabajo, llenando mi rutina de nuevas ansiedades y estímulos. Mi propia fotografía está cambiando según las nuevas necesidades: no sé cuándo veré mis últimos carretes. Pero de alguna manera no me he hundido en el abismo: desarrollé nuevos mecanismos para poder trabajar sin salir de casa y constantemente estoy produciendo y escribiendo.

La limitación de la libertad de movimiento puede generar claustrofobia, pero la mente es un vehículo maravilloso y ahora debemos preparar el renacimiento que vendrá cuando todo haya pasado.

¿Cómo estás reaccionando a la situación?
Intento mirar la riqueza de este momento, cuidando mi salud mental y física. Ciertamente tengo todas las preocupaciones que los freelancers puedan tener en este momento, ya que los significados de libertad y movilidad han sido cuestionados. Decidí ver las noticias solo una vez al día para mantener el control creativo y la serenidad durante todo el día. Me dejo llevar por la música, luego trabajo en la edición de un nuevo proyecto y en mi archivo. Por la noche me dedico al estudio de la literatura queer y los estudios de género. Por la noche escribo todo lo que escucho, mis inspiraciones y las cosas que puedo hacer al día siguiente. La única forma de lidiar con estas preocupaciones es centrarme en el presente, en mi hogar, sabiendo que estoy haciendo lo único que puedo hacer por el bien de la comunidad y por el mío.

¿Qué estás aprendiendo gracias a la cuarentena?
Hago videollamadas con amigos, especialmente artistas. El intercambio de nuestras experiencias se está volviendo vital para mí, y también pienso en ellas. Finalmente tenemos tiempo para entendernos sin el frenesí de los deadlines. Un elemento fundamental para mí y mi trabajo es la empatía, que no estoy renunciando gracias a las redes sociales, me parece que en este momento las estamos experimentando en una forma nueva y radical, este es un estímulo muy fuerte. La limitación de la libertad de movimiento puede generar claustrofobia, pero la mente es un vehículo maravilloso y ahora debemos preparar el renacimiento que vendrá cuando todo haya pasado.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
Creativity
creatividad
Mundo
creativos
quarantine
freelancers
COVID-19