exclusiva: el nuevo fashion film de kenzo es una distopía surrealista

Aquí te mostramos el primero de una serie de tres nuevos cortos para celebrar la colección otoño/invierno '17 de Kenzo. Y te avisamos de que se aleja completamente del típico vídeo sobre moda.

por i-D Staff; traducido por Eva Cañada
|
07 Noviembre 2017, 9:06am

Este artículo fue publicado originalmente en i-D UK.

Para presentar su colección otoño/invierno '17, Kenzo ha colaborado con tres jóvenes cineastas ––Mati Diop, Baptist Penetticobra y Eduardo Williams–– cuya obra conecta con el planeta y con cierta preocupación por la fragilidad de este. Estos films experimentales sirven como vehículo para recordar y reconectar con la importancia del mundo que nos rodea.
Con motivo del lanzamiento del primer film de la serie, hicimos al director argentino Eduardo Williams cinco preguntas sobre su extraño y bello cortometraje Tzzd. El segundo de esta trilogía de cortometrajes se ha estrenado en i-D US .

En proyectos recientes, Kenzo ha trabajado con gente de la altura de Gregg Araki, Sean Baker, Carrie Brownstein y Kahlil Joseph en cortometrajes que han cosechado varios premios. ¿Cómo reaccionaste cuando recibiste la llamada de Kenzo y cuál fue tu punto de partida para tu propia aportación?
Creo que siempre es emocionante recibir una propuesta para trabajar del modo que a mí me gusta. Me pareció que era un nuevo reto, porque nunca antes había hecho un corto de este tipo. Eso me puso nervioso de una forma nueva, que a la vez me gustaba y me daba un poco de miedo. Nunca he sido capaz de comenzar desde un solo punto, así que empecé a buscar diferentes ideas que estaban en mi cabeza como una nube brumosa hecha de muchos puntos pequeños. Estos puntos incluían lugares que había visitado y que había encontrado interesantes por diferentes motivos, así como personas que había visto en internet o en persona y diferentes posibles conexiones entre ellos. Después tuve que trabajar en esas ideas para pensar cuáles se adaptaban mejor a este proyecto, es decir, contemplar todas las posibilidades y restricciones y cómo podrían funcionar entre sí.

Si el público extrae una idea del film, ¿cuál te gustaría que fuera y por qué?
Yo mismo soy bastante malo extrayendo una única idea de las películas o sabiendo exactamente qué es lo que he extraído. Si tengo que pensar en algo más específico, pienso en las inesperadas conexiones y en la coexistencia de diferentes posibilidades. No espero que el público piense en esas palabras, pero creo que estas ideas pueden llegar hasta ellos a través del corto.

Tu corto se aleja completamente del típico clip de moda. ¿Qué opinas sobre la unión de la moda y el cine, qué crees que hace que un corto sobre moda sea bueno?
Creo que todavía no he visto nunca un corto sobre moda. Según mi experiencia, puede ser una unión muy interesante. Cuando he hecho mis películas, la ropa era una parte importante de ellas. Me gustaba elegir diferentes prendas de los vestidores de los actores. En este caso tenía diferentes opciones para elegir tan pronto como empecé a pensar en las ideas. Observar la colección me situó en un estado anímico y en determinado tipo de espacio creativo que influyó en las ideas que salían de mi cabeza. Pienso que es muy interesante, cuando la moda es creativa y activa diferentes formas de crear imágenes y de sentir las formas, los colores y los personajes, que también son temas muy importantes cuando trabajas en películas no relacionadas con la moda.

La cuestión que me rondaba la cabeza cuando hice este corto era, "¿Cuál es el mejor cortometraje de moda que puedo hacer?". Entonces si es bueno o no dependerá de los espectadores, como siempre. Para mí es muy difícil decir qué hace que una película sea buena de manera general, porque va cambiando de una película a otra.

¿Qué es lo mejor ―y lo peor― de ser un cineasta joven en 2017?
Lo mejor es ser capaz de pensar e imaginar a través del sonido y la imagen, no tanto exclusivamente a través de las palabras, y después ser capaz de sacarlo de tu cabeza y hacer que pase a través de muchas personas distintas para que lo cambien de formas diferentes. Aunque supongo que eso no es exclusivo de 2017. Lo peor es buscar dinero. Especialmente cuando la mayoría de los sistemas a través de los que puedes conseguir financiación están basados en tu talento para contar una historia en palabras, lo cual es muy diferente a contar una historia en el lenguaje del cine. Y esos dos talentos no están necesariamente relacionados.

Finalmente, ¿qué es lo que más te emociona del futuro, de 2018 y más allá?
Pensar que seré capaz de exponer mis ideas de algún modo que me permita compartirlas con alguien que pueda estar interesado en financiar mi próximo film. En 2018 voy a conocer a mucha gente nueva mientras ruedo una película en lugares a los que nunca he ido. Y espero también ser capaz de llevar mis ideas más allá y estar más abierto a las ideas de los demás.

Tagged:
Entrevista
Kenzo
Fashion Film
cine