Loewe otoño/invierno'19 menswear

jonathan anderson 'desfetichiza' el fetiche en su primer desfile masculino para loewe

"Después de cinco años, sentí que necesitábamos mostrarlo en movimiento".

por Steve Salter
|
21 Enero 2019, 10:44am

Loewe otoño/invierno'19 menswear

A lo largo de la última década, Jonathan Anderson se ha transformado, a base de provocar y difuminar los límites de la moda, en uno de los principales directores creativos de la industria. En Loewe -la casa española que dirige desde 2013- siempre ha mostrado una visión más refinada y sobria de su particular estética. "Después de cinco años, sentí que necesitábamos mostrarlo en movimiento", dijo Jonathan, "ya que la moda masculina se ha cuadruplicado desde que comenzamos". Por eso, para la temporada otoño / invierno'19, el diseñador optó por mostrar una colección masculina independiente de su homóloga femenina, y demostró la importancia que ha alcanzado en la industria. “La pregunta que nos hacemos a nosotros mismos es: ¿cómo conviertes lo básico en tendencia? Para nosotros, se trata de explorar la frontera entre estos dos. ¿Cómo lograr que un cliente compre una prenda de punto y consiga marcar la diferencia?” La respuesta está en la forma en que Anderson combina la artesanía y la imaginación, pues aplica su lente de distorsión a la tradición.

Loewe menswear a/w 19

En uno de los espacios favoritos de Loewe para sus desfiles, dentro de la Maison de l’UNESCO, una luminosa escultura de algodón del artista alemán Franz Erhard Walther proporcionó el escenario ideal para la primera pasarela masculina del director creativo. Allí pudimos ver el arte de la deconstrucción por Jonathan Anderson, con chaquetas segmentadas y pantalones con superposición de telas y texturas.

De esta forma, para la colección otoño/invierno'19 ha explorado el concepto de abstracción e hibridez, cuestionando la funcionalidad y el buen gusto. Al replantearse la fabricación y la escala, la artesanía de Loewe se materializó de formas inesperadas, uniendo ideales incongruentes de masculinidad que permiten que los mundos de la tradición sartorial y los deportes de equipo colisionen. En forma de piel y cashemere color camel, las chaquetas elevaron lo cotidiano a estatus de lujo. Las mangas de la camisa súper extendidas asomaban debajo del nuevo esmoquin Loewe, que se introdujo por primera vez para las mujeres, como un traje de dos botones con solapas asimétricas. Los jerséis y las túnicas oversize estaban a medio camino entre una acogedora manta y la equipación propia de un equipo de rugby. Bordados pudimos ver guijarros y dibujos de un ingenuo y sutil erotismo, mientras que los cardigans mostraban un meticuloso proceso en bruto. En todo momento, las prendas estaban vivas, evolucionaban constantemente y respondían al mundo que las rodeaba.

Loewe menswear a/w 19

Los petos de piel de borrego con medio cierre de cremallera, aparecieron con lujosas pieles cayendo en cascada por los muslos para crear una silueta que cambiaba de forma y encapsulaba este estado de ánimo. "Estábamos mirando prendas de pescador, y decidimos descomprimirlos consiguiendo ese toque años 80 que tanto nos gusta. Se trataba de tomar un fetiche y apartarlo de fetichismo”, explica Anderson. Junto con las botas, se usó la impresión de una tarjeta postal súper saturada de Marilyn Monroe que apareció en una de las camisas para probar el equilibrio de la colección en la cuerda floja del gusto. "Tenía que hacerlo", confesó. “Pensé en algo muy hermoso, pero increíblemente trágico. Me gusta introducir ese elemento en el desfile para romper con todo. Quiero decir, ¿por qué no?"

Loewe menswear a/w 19
Loewe menswear a/w 19
Loewe menswear a/w 19
Loewe menswear a/w 19
Loewe menswear a/w 19
Loewe menswear a/w 19

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.