Fotografía Harshvardhan Shah

conoce a la primera modelo trans en desfilar en india

Anjali Lama habla con i-D acerca de cómo es criarse en el Nepal rural, de su lucha en defensa de los derechos trans y de ser escogida para desfilar en la semana de la moda de Bombay.

por Tasnim Ahmed
|
25 Marzo 2019, 11:07am

Fotografía Harshvardhan Shah

Anjali Lama irradia una ternura y una positividad infecciosa. Nació y se crió en un pueblo en Nepal, y se mudó a la ciudad de Katmandú pasada ya su adolescencia para seguir con su educación, con aspiraciones de conseguir un trabajo decente para mantener a su familia. Lo de trabajar como modelo le llegó por casualidad.

Cuando Lama decidió apostar por adentrarse en su actual carrera, se encontró con un rechazo constante. Sin embargo, su determinación la llevó finalmente a desfilar en la Lakme Fashion Week en India; algo que la convirtió en la primera modelo transgénero en hacer algo así. Desde entonces, se ha convertido en una estrella emergente en la industria, y ha aparecido en una portada de Elle India y participado en la campaña del Día Internacional de la Mujer de Calvin Klein. Todo esto mientras desfila para firmas locales como Anita Dongre, Rohit Bal, Tarun Tahiliani y Eka.

Entre todo el ajetreo de su ahora ocupada agenda, Anjali encontró un hueco para volar a su ciudad adoptiva en Bombay y hablarnos sobre su increíble viaje vital, en el que ha crecido, reafirmado su identidad y desafiado todo tipo de normas con el objetivo de cumplir sus sueños.

Model Anjali Lama

Te criaste en Nepal. ¿Cómo fue tu infancia?
Me crié en una familia de agricultores en el barrio de Nuwakot en Nepal, y fui la quinta de siete hijos. Nuestra familia dependía totalmente de la agricultura, por lo que fue una vida difícil. A medida que me iba haciendo, sentía que estaba fuera de lugar, pero también sentía una fuerte conexión con las mujeres. En la escuela, tenía sobre todo amigas y los profesores hacían comentarios sobre por qué jugaba con las chicas en lugar de con los niños. Cuestionaban la forma en la que elegí ser yo misma. En casa, mis hermanos se metían conmigo porque pasaba más tiempo con mi madre y mis hermanas. Maestros, amigos, parientes... Todos me preguntaban constantemente sobre mi verdadero yo. Era como una tortura mental.

¿Cómo conseguiste aceptarte a ti misma como mujer transgénero?
Después de terminar la escuela, me mudé del pueblo a Katmandú para ir a la universidad, y para trabajar y mantener tanto a mi familia como a mí misma. Una noche, me puse a ver un programa sobre personas transgénero en casa de un amigo. Esa fue la primera vez que me di cuenta de que había muchas otras personas en el mundo que eran como yo. Mi género asignado era el masculino, pero a mí me gustaba arreglarme y ponerme maquillaje. Sin embargo, tenía la sensación de que no podía decirle a nadie la forma en la que me afectaron las experiencias de las personas transgénero.

En 2005, estaba trabajando de camarera en un restaurante cuando vi a dos personas transgénero que me parecieron bellísimas. Salí del lugar y les pedí que me ayudaran porque me identificaba con ellos, pero no podía expresarme libremente. Fueron maravillosos conmigo y me hablaron de una organización llamada Blue Diamond Society que abogaba por los derechos de las personas transgénero. A la mañana siguiente, fui a conocer la organización, que disponía de todo tipo de servicios, como clases sobre derechos trans, identidad y sexo seguro. Fue un día inolvidable. Por primera vez, sentí por fin que me había aceptado mi identidad y a mí misma. Venía de sufrir una tormento interno constante, pero ese día hice las paces conmigo misma. Aprendí mucho acerca de la comunidad transgénero, pero también de mí misma.

Model Anjali Lama

Te has convertido en una modelo muy querida y en toda una estrella de la industria de la moda en India. ¿Cómo ha sido el viaje que has recorrido hasta convertirte en modelo?
Convertirme en modelo no era mi sueño de la infancia. Cuando me mudé del pueblo a la ciudad, no tenía grandes aspiraciones. Solo quería formarme y ganarme la vida para mantenerme a mí y a mi familia. A veces, mis amigos y clientes del restaurante me decían que parecía modelo. ¡Yo ni siquiera sabía lo que significaba realmente "modelo"! Asumí que lo que hacían era adularme, ¡así que yo solo sonreía y se lo agradecía! Una noche, estaba viendo Fashion TV en la casa de un amigo y se pusieron a hablar de lo maravillosas que eran las modelos. Fue entonces cuando me di cuenta de qué era una modelo. Y, de repente, me entraron ganas de serlo.

En 2007, se organizó un concurso de belleza en Nepal para la comunidad transgénero, y yo decidí participar en él. ¡Me coloqué entre las diez finalistas y gané el título de Miss Charming [miss encantadora]! Aunque no gané, aprendí muchas cosas de esa experiencia que podía aplicar a mi trayectoria como modelo, desde maquillarme hasta contonearme por una pasarela. Luego fui a Bangkok para participar en Miss International Queen, y la Blue Diamond Society me ayudó a financiar el viaje. De nuevo, no gané, pero conocí a muchas hermanas transgénero de todo el mundo. Entonces, volví a Nepal y empecé a trabajar en Blue Diamond Society, y en 2009 me llegó mi primera oportunidad como modelo. Una revista nacional llamada Voice of Woman quería publicar historias de personas transgénero, incluida la mía, y el equipo me puso en portada junto con un amigo.

Trabajé como modelo en Nepal durante algunos años, pero yo quería ir más allá y trabajar a nivel internacional. Ser modelo se había convertido en mi junoon [mi mayor pasión]. Era algo que tenía que hacer, así que decidí probar suerte primero en la India.

En 2017, te convertiste en la primera modelo transgénero en desfilar en la Lakme Fashion Week. ¿Cómo fue la experiencia?
Primero escribí a sus organizadores para asegurarme de que me darían el espacio para participar como modelo transgénero. Uno de ellos respondió y me dijo que podía asistir a los castings. Pasé la segunda ronda, pero no llegué a la selección final, así que volví a Nepal. Fue una experiencia realmente intimidante, compartiendo espacio con modelos conocidos e internacionales. A la temporada siguiente, volví a los castings de Lakme Fashion Week. ¡Y, de nuevo, no me seleccionaron! Volví a Nepal y pensé que tal vez no estaba hecha para ello. Ya me había gastado casi todo mi dinero viajando de un lado para otro. ¡Pero una parte de mí estaba empeñada en ello! Vi que tenía mudarme a la India si quería seguir adelante con mi carrera, así que renuncié a mi trabajo, me llevé los ahorros y me mudé a Bombay.

Empecé a contactar con agencias y fotógrafos vía email, pero no recibía respuestas positivas. En diciembre, hice un casting para Lakme Fashion Week, ¡otra vez! Esta era ya la tercera. Hice de todo para prepararme. Busqué en Internet todo tipo de consejos sobre cómo caminar, qué esperar, cómo posar... ¡Hice todo lo que pude para prepararme! Ni en la escuela me preparaba tanto las cosas —¡habría sacado unas notas increíbles si me hubiese dedicado tanto a los estudios!—. Esta vez, ya no me importaba si me encontraba con modelos más jóvenes, más altas o más guapas; no pensaba dejarme intimidar. Al final, lo más importante es ser uno mismo. De los 200 modelos que asistieron al casting, solo cinco fueron seleccionados, y yo fui una de ellas.

Model Anjali Lama

En los últimos años, Nepal y la India han realizado cambios en sus políticas con respecto a las personas transgénero. ¿Cómo ha afectado eso a tu vida? ¿Te has encontrado con algún obstáculo?
Las cosas en Nepal están mejor de lo que estaban para la gente transgénero, pero aún queda mucho que hacer. Cuando me mudé a la India, temía por mi bienestar. No me sentía protegida. Siendo trans, cuando me mudé a Bombay nadie me quería alquilar su casa.

En mi primera agencia, no me daban buenos trabajos y, al año, me cancelaron el contrato. Estaba preocupada por lo que vendría después, y el resto de agencias no estaban dispuestas a contratarme debido a identidad. Una agencia incluso me llegó a decir: "Buena suerte, pero no eres nuestro tipo". A pesar de mis logros, sigo teniendo problemas. No consigo trabajos que paguen muy bien y, teniendo en cuenta que no tengo otro apoyo económico más que el mío, eso me preocupa, especialmente viviendo en una ciudad tan cara como Bombay. Mi pasaporte y el resto de mis documentos legales todavía me identifican como hombre. Todavía queda mucho trabajo por hacer.

¿Qué gente u organizaciones te han inspirado a seguir?
La Blue Diamond Society ha tenido un gran impacto en mi vida. Mi novio también ha sido un pilar fundamental para mí. Mi mayor inspiración y mi modelo a seguir fue mi madre, que falleció hace unos años. Ella fue mi mayor fortaleza, y vivo gracias a su sabiduría. Ella siempre me decía que, pase lo que pase en la vida, no puedes perder la esperanza. No importa qué problemas tengas, no huyas de ellos; enfréntate a ellos, crece a raíz de ellos y avanza.

¿Qué consejo le darías a todos aquellos que tienen problemas con su propia identidad?
Una de las cosas más complejas a la hora de aceptar tu identidad es que eres tú quien debe evaluar primero quién eres. Tienes que aceptarte por lo que eres. No puedes esperar que nadie te acepte hasta que puedas hacerlo tú. Sé tú mismo; lucha por sentirte feliz contigo mismo y quiérete más.

Model Anjali Lama
Model Anjali Lama
Model Anjali Lama
Model Anjali Lama

Créditos


Fotografía Harshvardhan Shah
Estilismo Kanika Karvinkop
Maquillaje y peluquería Kritika Gill
Dirección de arte Natasha Sumant, Harshvardhan Shah
Modelo Anjali Lama de feat cast

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
India
trans
modelos transgénero
anjali lama