Image via Instagram

salvia es la artista drag que encarna el espíritu alienígena

Apuntes de belleza de la musa de Nick Knight cuyo extremo rechazo a las ideas tradicionales de belleza ha llegado al mundo de la moda arrasando como un vendaval.

por Tish Weinstock
|
31 Enero 2018, 2:43pm

Image via Instagram

Nacida y criada en la naturaleza galesa, cuando era pequeña Salvia nunca se sintió cómoda con su cuerpo humano. “Siempre me sentí distanciada", afirma, "como si mi cuerpo fuera simplemente un feo envase que me llevaba de un lado para otro". Así que decidió optar por algo más como de otro mundo. Inspirada por los etéreos seres que sacudieron y agitaron la pasarela otoño/invierno '09 de Alexander McQueen, Salvia empezó a experimentar con el maquillaje dramático y los looks extremos. Primero se afeitó las cejas y después se afeitó el nacimiento del pelo. Las pestañas blancas vinieron después, seguidas rápidamente por el lápiz de labios emborronado al estilo de Leigh Bowery. El hecho de distorsionar su imagen todavía más mediante Photoshop fue una progresión natural y también es lo que atrajo el interés del renombrado fotógrafo Nick Knight, que la eligió para que protagonizara su último proyecto, Infamy. Aquí, la modelo reflexiona sobre todas las cosas que rodean la belleza.

“Mi primer recuerdo relacionado con la belleza es cuando tenía alrededor de cuatro años. Estaba viendo un episodio de los Tweenies en el que mi personaje favorito, Fizz, tenía una experiencia alucinógena: entraba en una tienda de juguetes y se encontraba una muñeca con el pelo largo y la piel rosada, que parecía un híbrido entre humano y alienígena. La muñeca se había arrancado la ropa y se había sacado las pilas para no poder ser vendida, porque quería permanecer expuesta para que todo el mundo la viera y le prestara su atención, pero el propietario de la tienda vio que estaba rota y la tiró a la basura.

Cuando tenía 14 años me afeité las cejas y considero que ese fue un momento importante para mí, porque fue el primer paso que di para descubrir qué aspecto quería tener y fue mi primer rechazo a la belleza tradicional. Unas semanas más tarde empecé a dibujarme puntos en la cara y a pintar mis pestañas de blanco.

Mi primera gran inspiración para maquillarme fue el maquillaje del desfile otoño/invierno de Alexander McQueen, The Horn of Plenty. Las cosas que más me impactan son siempre aquellas de las que me acabo enamorando.

Cuando era niña nunca me sentí bella, pero me encantaba disfrazarme. Disfrazarme me ha ayudado a aprender a amar mi cuerpo, el ritual de decorarme y celebrarme a mí misma me ha permitido desarrollar una mejor relación conmigo y con mi cuerpo. Ojalá hubiera podido expresarme a través de los disfraces cuando era pequeña, creo que me habría ayudado a quererme a mí misma, porque siempre me sentí distanciada de mi cuerpo, como si fuera simplemente un feo envase que me llevaba de un lado para otro.

Comparto un montón de fotos mías en Instagram. Me siento realmente inspirada por el artista Claude Cahun, que ya se disfrazaba y realizaba autorretratos surrealistas en la década de 1920, así como por la obra de Cindy Sherman. También me siento fascinada por la gente que edita sus fotos y también me fascina cómo y por qué lo hacen. Me interesa investigar hasta qué punto puedo editar mis fotos y que todavía se consideren un look. La mayoría de gente no consideraría que un orbe flotante de carne es un look, pero yo sí. Las redes sociales no me importan tanto como antes, pero cuando era más joven me importaban porque me mostraban que hay bellas personas queer viviendo vidas increíbles, cosa que no se me mostró jamás cuando era niña.

La máscara de pestañas blanca me hace sentir al instante extremadamente glamurosa y etérea, y afeitarme el nacimiento del cabello es importante para conservar mi glamour alienígena, pero cuando más bonita me siento es cuando me disfrazo y estoy en un entorno amoroso y cercano con mis amigos.

A lo largo de los años he experimentado un montón de fracasos en cuanto al maquillaje, pero sobre todo con los looks que eran aburridos. Mi terapeuta me dijo hace poco que cuando empecé a visitarla llegué con las palabras " fuck off" (que te den por culo) escritas en la frente. Supongo que eso podría considerarse una decisión interesante.

Mi consejo para los críos que no se sientan bellos es que empiecen a celebrarse a sí mismos y a sus cuerpos. La mayoría de cuerpos no encajan en el estándar que nos meten con calzador en la cabeza y es importante saber que se puede ser bello existiendo fuera de ese molde. Amarte a ti mismo es la cosa más poderosa que puedes hacer”.

Tagged:
Instagram
Social Media
Salvia
alien