Publicidad

mary manning nos muestra cómo puede ser la vida después del colapso del patriarcado

Para 'The Post Truth Truth Issue', la artista se sienta con Charlie Porter para hablar sobre el arte, la emoción y su proceso creativo.

por i-D Staff
|
07 Noviembre 2019, 11:56am

Esta historia apareció originalmente en The Post Truth Truth Issue de i-D, no. 357, otoño de 2019. Puedes comprar tu ejemplar aquí.

Amo a Mary Manning. Nos conocimos en la primavera de 2017 cuando me la presentaron unos amigos. Estábamos en Nueva York, una ciudad que ha sido el hogar de Mary durante 12 años. Ella nació en Alton, una ciudad en el Mississippi, en Illinois. Esa primavera de 2017, estaba visitando Nueva York con el hombre que se convertiría en mi esposo. Rich y yo solo nos habíamos visto cinco semanas antes. Un año después, nos casamos en el Ayuntamiento de Nueva York. El testigo en nuestra boda fue Mary.

Ella es una persona ejemplar que nos ha enseñado a los dos mucho sobre cómo vivir una vida queer. Ella cree en el radicalismo, la comunidad, la emoción, la creatividad y el amor. Ella cree en el optimismo como herramienta para ser mejor persona. Es muy consciente de la amenaza que conlleva ser queer, femenina y compasiva en la América de Trump. Aún así, sigue adelante.

1572363990258-i_D_357_EYE_MARY_MANNING_11_08_19

Mary es una artista cuyo trabajo se centra en la fotografía, que durante mucho tiempo ha sido parte de su vida. Ha hecho fotografías durante décadas, pero solo en los últimos años se ha sentido capaz de llamarse a sí misma lo que es: una artista. Estoy obsesionada con su trabajo, con lo que ve su mirada, con lo que ella nos permite contemplar. Mary y yo hemos tenido muchas conversaciones sobre los aspectos prácticos de su trabajo, su estudio, cuánto tiempo dedica a su trabajo, pero nunca habíamos hablado sobre el trabajo en sí.

Mary estuvo en Londres esta primavera, así que nos sentamos a hablar. Mientras me preparaba para la conversación, me di cuenta de que las preguntas obvias eran todas las preguntas incorrectas. La fotografía está dominada por el patriarcado. Hacer preguntas obvias sobre la fotografía es aceptar ese status quo patriarcal. El trabajo de Mary consiste en mostrar cómo sería la vida si el patriarcado no existiese. Y entonces no hay preguntas. Me encanta hacer entrevistas donde no hay preguntas. Así es como comenzamos. Estábamos en el Leila’s Cafe de Shoreditch, por cierto, llenos de cafeína.

Charlie Porter [cuando la grabadora está encendida]: Estoy tratando de pensar en un punto de partida.

Mary Manning: Bueno, te hablaré de una entrevista que encontré a un profesor de fotografía de gran prestigio en el Reino Unido. Era el profesor de Wolfgang Tillmans. Creo que estaba revisando viejos números de Purple. Hay una parte de la conversación en la que él está hablando acerca de preguntarles a sus estudiantes de qué trata su fotografía, pero nunca quieren responder a eso. Es genial, porque sabes que si no obtienes una respuesta, es porque evidentemente no puede haber una. Tiene que ser algo inexplicable.

1572364002507-i_D_357_EYE_MARY_MANNING_11_08_192

Estaba pensando en la presunción de que la fotografía tiene una respuesta.
Exactamente. Supongo que a los pintores se les pregunta qué tipo de pintura hacen. Encuentro la pregunta "¿Cómo es tu fotografía?" realmente difícil de responder, porque es solo una extensión de mi cabeza; simplemente muestro el mundo y no necesariamente estoy tratando de presentar una historia. Es solo una cualidad agradable de algo que estoy viendo, y luego solo decido capturarlo, pero también estoy un poco seguro de que hay una calidad humanista en él, o tal vez algo que tal vez alguien más también va a disfrutar. Es muy difícil decir cuál es el trabajo que hay detrás de una fotografía.

¿Te gusta lo difícil que es responder?
Estoy empezando a disfrutarlo más. Solía incomodarme y parecía que era parte de mi inseguridad, como, como si no tuviera lo que hay que tener para hacer fotografía. Soy autodidacta, y la mayoría de las personas en mi vida han pasado por algún tipo de curso o estímulo. Hasta hace unos seis años, ni siquiera me permitía llamarme artista. Solía estresarme mucho, pero ahora siento que puedo manejarlo, puedo sentir que puedo ser más juguetona con la respuesta.

Y, de hecho, la incapacidad para responder abre un campo completamente nuevo.
Siento que ha sido más fácil —especialmente teniendo más conversaciones con personas que tienen ideas matizadas sobre el arte— simplemente ser humano.

Me parece que estamos viviendo en un momento en que la fotografía ha comenzado a revelarse. Parece que la gente se ha cansado de todas estas nociones prescritas de lo que es y lo que puede hacer, principalmente prescritas por hombres blancos. Pero esas paredes pueden caerse y la fotografía puede revelarse como algo diferente.
Totalmente. Este "otro" algo, supongo, es con lo que finalmente me sentí cómoda. Cuando comencé a tener exposiciones en Nueva York, fue un gran cambio en mi percepción. Dejé de pensar en cómo pensaba que debía ser la fotografía y comencé a ser. Tienes esta mirada, este es tu trabajo, y en realidad eso es fotografía. No tiene que ser sobre una configuración técnica. Simplemente tuve este extraño pánico real de que lo que estaba haciendo no era fotografía de alguna manera. Estaba como, solo estoy haciendo fotos. Pero luego hay muchísimos fotógrafos cuyo trabajo adoro y es similar: están capturando su vida desde su punto de vista, que es lo que está sucediendo en sus vidas y las vidas que hay a su alrededor.

Y también perdiendo gente. Llegar a una etapa adulta donde pierdes a las personas que amas, a través de las relaciones o la muerte, y la fotografía y el arte pueden hablar también sobre esas relaciones. Es importante comenzar a hacer un trabajo que sea testigo de algo. La gente se sentirá identificada contigo.

1572364016201-i_D_357_EYE_MARY_MANNING_11_08_193

Tu trabajo es un registrador de emociones. Es como si fuera una forma de explorar la emoción pura en la edad adulta, cuando para muchos adultos la norma es moderar o apagar la emoción.
Estaba hablando con tu esposo, Rich [Porter, un artista] sobre esta idea de que el sentimentalismo en el trabajo es algo menospreciado, que existe la idea de que el trabajo emocional no es interesante. El trabajo emocional es algo por lo que me siento mucho más atraída en cualquier medio. Creo que en realidad solo se trata de encontrar una manera de juntar esas imágenes en estos poemas compactos que pueden ser realmente estéticos, o realmente emocionales y personales.

En realidad, es mágico que lo que tú y otros humanos queer están haciendo sea tan radical, tan emocional y tan indefinido.
Es interesante incluso pensar que estoy en Nueva York y que estoy rodeada de tantos diferentes grados de estilos y formas y géneros e identidades de fotografía, y decir, ¡oh sí! Es un campo muy pequeño de humanos con ideas afines. ¡Es genial! Ese es un buen pensamiento.

1572364271586-i_D_357_EYE_MARY_MANNING_11_08_1945
1572364286098-mm01
1572364296181-mm02
1572364305518-mm03
1572364315359-mm04

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.

Tagged:
arte
Cultura
charlie porter
mary manning
The Post Truth Truth Issue