todas las películas que deberías haber visto en 2016

Nuestra guía de películas para que te pongas al día durante las Navidades.

|
dic. 30 2016, 9:35am

En este año de mierda, el cine ha supuesto una gran vía de escape. Nos ha permitido olvidar ―aunque sea brevemente― los horrores de Trump y el Brexit, y también las muertes de David Bowie y Leonard Cohen. Las películas nos han lanzado un salvavidas. Han sido nuestro mejor consuelo. Vale, también nos han dado el remake de Point Break (sin límites) y la película Independence Day 2, pero tratemos de olvidarlo por un momento. Aquí nos centramos en cine que permite escapar del apocalipsis a través de la gran pantalla y reafirmar nuestra fe en... Bueno, en todo.

American Honey
Obviamente, la dolorosa road movie de Andrea Arnold sobre las personas que venden suscripciones a revistas puerta a puerta es memorable por el peinado de Shia LaBeouf. Es imposible no quedarse mirándolo embobado. Pero más allá de eso, también es imposible sacudirse la imagen del espíritu libre de Sasha Lane alzando los brazos hacia el cielo dentro del coche con techo solar. O la camaradería de los vendedores en la furgoneta mientras cantan "Me gusta ganar dinero y ponerme pedo". O lo que sin duda es una de las escenas de sexo más sinceras jamás llevadas al celuloide. Si la película da una sensación de autenticidad, si Arnold ha sido capaz de reflejar con realismo esa sensación de viajar por la carretera, es porque el filme fue rodado a lo largo de un loco verano en la carretera en la vida real y el caos que se produjo ha sido capturado cronológicamente. Al final, el resultado es de una gran genialidad.

Victoria
Ver Victoria significa experimentar una noche salvaje en Berlín desde el sobrio confort de una butaca de cine. Suena deprimente, lo sé, porque, ¿quién quiere ser la única persona sobria en una noche loca? Pero gracias al mareante trabajo de cámara ―una única toma de 138 minutos sin ningún corte― tú mismo empiezas a sentirte eufórico al cabo de 30 minutos. Para entonces, por supuesto, ya estás totalmente metido en el viaje de una joven española que se ve involucrada en un atraco perpetrado a altas horas de la noche. Te hará sentir una ansiedad escalofriante.

Todos queremos algo
Con su universo de bigotes retro, shorts muy cortos y gafas de aviador, podría suponerse que esta "secuela espiritual" ambientada en los 80 de Movida del 76, dirigida por Linklater, está plagada de clichés. Pero no lo está. Puede incluso que sea la primera película que retrata a los tíos "machotes" de la clase como algo más que machitos estúpidos con una actitud ante las chicas de "me la follo y a otra cosa". Linklater, reflexionando sobre sus propios años en la universidad como jugador de béisbol, consigue que hasta te den ganas de unirte a esa pandilla de engullidores de cerveza. Y también te hace pensar que los 80 fueron una época de lo más divertida.

Verano en Brooklyn
Verano en Brooklyn es candidata a ser la más brillante y totalmente inesperada joya del año. Es un relato sobre la gentrificación de la Gran Manzana vista a través de la amistad entre dos chicos jóvenes y confundidos. Esa amistad pasa por un trágico momento cuando sus padres discuten sobre los detalles del alquiler de una tienda que ya no da beneficios. La película te hace pensar en el paso del tiempo, en cómo a esa edad puedes perder amigos tan rápidamente como los haces y en cómo las cosas que están más allá de tu control pueden cambiar todo tu mundo. 

Mapplethorpe: Look at the pictures
No hace falta ser fan de Mapplethorpe para disfrutar de este revelador documental acerca del fotógrafo de Nueva York. Como él mismo dice: "Creo que las fotografías son menos importantes que la vida que uno lleve". Y menuda vida llevó. Salió con Patti Smith, se codeó con Warhol y fotografió todo tipo de cosas en su estudio (un fotógrafo poco común que se sentía igual de cómodo fotografiando flores en una naturaleza muerta que penes erectos).

Paterson
En este regreso de Jim Jarmusch a la gran pantalla, Adam Driver interpreta a un conductor de autobús que también es un prolífico poeta. Escribe poemas en sus descansos que reflejan su sencilla vida: conduce un autobús, pasea a su perro, va a un bar, duerme... Y después vuelve a repetirlo todo otra vez. Ya sé que no suena muy emocionante, pero Jarmusch consigue amplificar los momentos mundanos de la vida de este hombre hasta el punto en que se vuelven absurdos, hilarantemente impasibles y quedamente poéticos.

Sonita
Sonita es un impactante documental acerca de la rapera adolescente Sonita Alizadeh, una refugiada afgana sin papeles que vive en Irán. Sus sentidas letras sobre las mujeres jóvenes en Irán y Afganistán, que básicamente se venden como esposas durante la adolescencia, son una protesta contra la sociedad en la que vive. "No llevamos etiquetas con el precio, como si fuéramos ovejas", le dice a una amiga. En lo más profundo, este documental es un retrato íntimo de una adolescente sin miedo que tiene grandes sueños y que se enfrenta a una realidad brutal, inimaginable para la mayoría de occidentales. 

Anomalisa
Este sesudo filme de animación de Charlie Kaufman no es la típica película de marionetas sobre todo por dos motivos. Por un lado, trata de un escritor de libros de autoayuda que se halla inmerso en una crisis existencial y por el otro, incluye una bellamente extraña y realista escena de sexo en la que constantemente te tienes que recordar a ti mismo que se trata de marionetas. Todavía más inusual es el hecho de que, en una pesadilla a lo Cómo ser John Malkovich, todos los personajes excepto el protagonista tienen la voz de Tom Noonan. Una de las películas más destacadas de 2016, sin ninguna duda.

Your Name
El mejor anime del año es un relato sobre adolescentes que se intercambian el cuerpo. El intercambio se produce cuando un enorme cometa cruza el cielo. Se avecina una inminente catástrofe ecológica y ambos adolescentes se preguntan por qué. Después lo descubren. El filme batió récords de taquilla en Japón y mucha gente afirma que su director, Makoto Shinkai, es el nuevo Hayao Miyazaki.

Author: The JT LeRoy Story
Por fin se ha desvelado la historia tras "el engaño literario más grande de nuestro tiempo". En este revelador documental conocemos por fin por qué y cómo la escritora Laura Albert creó y se escondió tras la personalidad de JT LeRoy, la sensación literaria de 16 años de edad con una trágica historia personal a sus espaldas. También vemos cómo se las ingenió para engañar a artistas como Tom Waits, Courtney Love y Billy Corgan. Sospechamos que se sonrojarían tras el estreno de este documental.

Spotlight
En este mundo en que vivimos, de búsqueda ansiosa de clics y sordidez de los tabloides, es raro ver a los periodistas retratados como héroes en la pantalla, pero en Spotlight eso es exactamente lo que son. Basado en una historia real, sigue a un equipo de periodistas del Boston Globe que investigan las denuncias contra un ex sacerdote acusado de haber abusado de más de 80 niños. Lo que descubren es asombroso y repugnante. Sus nobles esfuerzos podrían ―solo podrían― restablecer tu fe en el futuro del periodismo.

Mustang
Este filme, que muchos califican como Las vírgenes suicidas turco, trata de las batallas cotidianas que deben librar las adolescentes en la Turquía rural. En él, cinco hermanas son básicamente castigadas por ser chicas, por bañarse en el mar con chicos, por llevar ropas que no cubren cada centímetro de su piel. Además de todo eso, las obligan a casarse una a una con hombres que no conocen de nada y las someten a "pruebas de garantía de virginidad". Una destacada película sobre el paso a la edad adulta que te lanza un puñetazo emocional al estómago.

Weiner
¿Realmente fue Anthony Weiner, anterior congresista por el Partido Demócrata y candidato a la alcaldía de Nueva York, quien impidió que Hillary Clinton llegara a la presidencia? Weiner, un político con tendencia a hacerse fotos de su polla, fue recientemente investigado por el FBI entre acusaciones de haber practicado sexting con una niña de 15 años. Y como su esposa, Huma Abedin, era la principal asistente de Clinton, todos sus emails coparon los titulares de prensa una vez más. Este oportuno documental posee toda la información sobre esa historia y sobre el extrañísimo hombre tras ella.

Kicks
Todo lo que quería Brandon a los 15 años era un par de Air Jordans nuevas. Ahorra y finalmente consigue comprarlas. Entonces le roban y tiene que lidiar con una pérdida equiparable a tu peor ruptura. Así que inicia una ambiciosa búsqueda para encontrar al ladrón, el temido líder de una banda local, y reclamar sus preciosas Jordans. Ambientado en la zona de East Bay en Richmond, California, este impactante filme de debut de Justin Tippping captura la vida de los adolescentes en un barrio difícil, donde los críos roban botellas de licor y se pasean por la ciudad subidos en sus BMX. Está bellamente rodado, con montones de elegantes secuencias a cámara lenta y primeros planos de su reparto de actores desconocidos. Estate atento a Tipping. Seguro que hace cosas grandes.

Yo, Daniel Blake
Ken Loach, sumo sacerdote del realismo social británico, regresa con un poderoso drama sobre un carpintero que ya no es apto para trabajar y necesita un subsidio estatal. Sin embargo, las personas del centro de atención al desempleado dicen que sí es apto para trabajar, de modo que lo que sigue es un doloroso recorrido a través de una ciénaga de burocracia. Se trata de una película conmovedora sobre la lucha diaria que supone vivir en la miseria y sobre cómo los más pequeños actos de bondad pueden ser una luz que guía a las personas en sus peores momentos. Merecida ganadora de la Palma de Oro en Cannes y un gran regreso para el director de Kes

Lo and Behold, Reveries of the Connected World
Werner Herzog, con su inimitable acento bávaro, narra esta película que ha hecho sobre internet. Navegando por la jungla online, plantea preguntas como: "¿Necesitarán nuestros nietos la compañía de otros humanos o habrán evolucionado en un mundo en el que eso ya no será importante?" y "¿Sueña internet consigo misma?". Se trata de una visión excéntrica de internet y es exactamente lo que cabría esperar del hombre que una vez se comió su propio zapato.

@OliverLunn

Recomendados


Texto Oliver Lunn