Photography Tyler Kohlhoff, Fashion Director Lana Lackey

la satisfacción de estar fuera de lugar: 'sedition' es la revista más punk del momento

Tras la fiesta de lanzamiento de la primera edición de esta publicación en Nueva York, hablamos con sus fundadores Lana Lackey y Tyler Kohlhoff acerca de su revolución en el paraíso.

|
09 noviembre 2016, 12:50pm

Photography Tyler Kohlhoff, Fashion Director Lana Lackey

Rodeada de restaurantes de comida china, tiendas de productos para artes marciales y spas after hours, Sedition Magazine organizó la fiesta inaugural del lanzamiento de su primer número en Chinatown en una noche muy lluviosa de finales de octubre. El lugar elegido fue el frágil escaparate de una tienda en Mott Street que sobresalía como un pulgar lesionado. Las paredes del espacio estaban cubiertas con las páginas de Sedition ―una mezcla desordenada de artículos de moda, imágenes documentales y collages subversivos sobre sexo- mientras unos televisores analógicos lo-fi emitían extraños y arremolinados zigzags en blanco y negro. Los vecinos no podían evitar volverse a mirar dos veces al pasar por ahí, e incluso sorprendí a una señora mayor moviendo los pies al ritmo de la excelente música ochentera new wave y de los ritmos góticos que pinchaba la DJ (y modelo favorita de Margiela) Sarah Abney.

Fotografía Tyler Kohlhoff, Directora de moda Lana Lackey

La escena representaba exactamente lo que hace tan fascinante a Sedition, y es que esta revista de cultura antisistema se siente como en casa estando ligeramente fuera de lugar. Su ethos radica por completo en sacudir el entorno, ya se trate de una calle del adormilado Chinatown o del panorama actual de la moda. Este primer número es su bebé, pero los fundadores y editores de la revista ―el fotógrafo Tyler Kohlhoff y la directora de moda Lana Lackey― no son precisamente unos padres sobreprotectores. Las páginas de Sedition están cortadas, pegadas y grapadas unas a otras; sus historias de moda emplean en su mayoría piezas vintage o piezas de archivo de diseñador, recontextualizando audazmente estas prendas dentro de un marco maravillosamente anárquico. Es una de las piezas impresas más frescas y emocionantes que han surgido de la escena underground neoyorquina en bastante tiempo.

Hablamos con Lackey y Kohlhoff acerca del uso que hacía Alexander McQueen de su propio cabello en las prendas, de inspirarse en cowgirls con correctores dentales y del colaborador de ensueño con quien formaron equipo para su segundo número.

Fotografía Tyler Kohlhoff, Directora de moda Lana Lackey

¿Qué os motivó a lanzar la revista y cuáles son sus directrices o ambiciones?
Lana Lackey y Tyler Kohlhoff: ¡Sólo somos unos soñadores! Tuvimos varias fantasías e ideas sobre fotografía y moda y queríamos hacer que cobraran vida en una publicación. "Sedition" es sinónimo de levantarse y rebelarse contra la autoridad o los poderes fácticos y ese es el sentimiento que realmente nos guía. 

Fotografía Lorenz Schmidl, Directora de moda Lana Lackey

Contadme un poco cómo la historia del punk y su cultura han dado forma o inspirado a Sedition. En cuanto al diseño, tiene muchos elementos táctiles: cinta adhesiva, etiquetas, collages, dibujos e impresiones. Me recuerda a fanzinesc omo Slash en el sentido de que es un material que transmite una sensación de extrema urgencia, pero que a la vez es muy hermoso.
LL: Me encanta Slash. La portada con Debbie Harry es en mi opinión una de las mejores portadas de todos los tiempos. Ambas vivimos y crecimos en Portland, Oregón, y allí había una gran circulación de fanzines. Cada baño de cada casa punk tenía una montaña de fanzines en él. Eran baratos o gratuitos, escritos a mano y fotocopiados y transmitían una intimidad realmente agradable. Me encantaba cómo los elementos táctiles me hacían sentir más cercana al autor. Con Sedition, el trabajo de collage me acercó más a los chicos que fotografiamos ―al trabajar en las imágenes una y otra vez― y yo quería transmitir eso al lector. 

Fotografía Tyler Kohlhoff, Directora de moda Lana Lackey

Hablemos también del tema de este número, A Riot in Paradise ("Un motín en el paraíso"). ¿Qué significa ese concepto para vosotros y cómo sentís que se relacionan con él cada una de las historias y las series?
LL: Para mí es muy sencillo: significa sacudir el sistema. Tengo esta especie de visión de unas personas atrapadas en una hermosa isla tropical, corriendo en círculo y volviéndose locas.
TK: Es por completo una metáfora de Nueva York. ¡Si Nueva York es el Paraíso, nosotros definitivamente queremos ser el motín! Queríamos alterar lo que una revista de moda y de fotografía artística puede ser, así que solo salimos y lo dijimos. Sin duda, algunas historias tienen más que ver con el paraíso y otras más con el motín. También se trata de ser audaz y absurdo y de hacer una firme declaración de principios.

Fotografía Devin Doyle

Hay ciertos elementos de la revista que dan una auténtica sensación neoyorquina, pero hay otros que definitivamente no existen aquí: la historia de "Los Charros", las fotos de Folsom Street y las fotos de Sam Rock, que parecen como salidas de otro planeta. Contadme algo acerca de toda esta variedad, ¿cómo conseguís esos modelos y esas escenas?
TK: ¡Ambos estamos asombrados por la gente del mundo real! El aspecto documental es muy importante y es una de nuestras mayores inspiraciones, es algo que queremos incluir en cada edición. Retomando los fanzines No Mag o Slash, cuya razón de ser era vestir y hacer arte o música que se enfrentaran o jodieran la norma, sé que era y es un concepto muy idealista, pero simplemente nos encanta ese sentimiento. Todo era documental, no era ni ficción ni fantasía. Creo que nos sentimos atraídos por eso tanto o incluso más que por la moda.
LL: Elegí a Los Charros, Folsom Street y los punks japoneses porque me interesaban sus personajes y cómo se vestían. Todos ellos me parecían profundamente inspiradores, cómo viven sus propios sueños o deseos personales. Las cowgirls eran una visión absolutamente fantástica. También me encantan la subversión y el tabú, y Benjamin Fredrickson ha dedicado su obra a documentar lo sexualmente subversivo de una manera muy hermosa.

Fotografía Benjamin Fredrickson

También tengo curiosidad por el uso de ropa vintage y de archivo en las historias sobre moda.
LL: Cuando era una niña mis padres tenían una marca de accesorios de cuero y los armarios de mi madre estaban siempre repletos de maravillas encontradas en tiendas de segunda mano. Esa fue realmente mi primera introducción al mundo de la moda. Ella me enseñó cómo apreciar el diseño recorriendo los estantes del Ejército de Salvación. Mi madre sembró en mí una pasión para toda la vida, la de estudiar y buscar objetos vintage. Me encanta la idea de honrar y presentar piezas de archivo que tal vez el lector nunca haya visto. En la historia Heavenly Creatures ("Criaturas celestiales"), hay un traje Alexander McQueen gris de Byronesque Vintage y en el forro de la chaqueta hay una bolsa de plástico con un mechón auténtico del pelo de McQueen. Me encanta que haya dejado una parte de sí mismo en su obra. Considero que es importante mantener estos diseños vivos.

Fotografía Jeff Bark, Directora de moda Lana Lackey

¿Cuáles son vuestras esperanzas para el futuro de Sedition y qué secretos podéis compartir sobre el segundo número?
TK y LL: Estamos muy emocionados por imprimir el trabajo de personas con las que puede que los demás no estén familiarizados y de colaborar con artistas de fuera de Nueva York. ¿Un secreto? Bueno, podemos decir que el issue 02 contará con un artista cuyo trabajo nos inspiró por completo para hacer esta revista. Siempre ha estado a la vanguardia del arte y el documental y muy adelantado a su tiempo. ¡Es alguien a quien siempre hemos admirado!

@seditionmagazine

Fotografía Sam Rock

Fotografía Barett Sweger, Directora de modaLana Lackey

Fotografía Tyler Kohlhoff, Directora de moda Lana Lackey

Fotografía Tyler Kohlhoff, Directora de moda Lana Lackey

Recomendados


Texto Emily Manning
Todas las imágenes de Sedition Issue 01: A Riot in Paradise