Publicidad

los looks más radicales de alexander mcqueen

Alastair McKimm -el director de moda de i-D- repasa el archivo de McQueen para seleccionar las colecciones más revolucionarias del rey de la moda británica.

por Alastair McKimm
|
15 Abril 2015, 10:50am

Otoño/invierno de 1995. Esta colección está inspirada en el culo de los obreros de Londres... ¿Qué más podemos decir?

Primavera/verano de 1997. A McQueen le gustaba romper con los tabús a través de la moda y en el 97 nos presentó a una esclava negra abriéndose paso en una pasarela inundada de agua. Este es -sin duda- uno de los accesorios más extremos de la historia.

Primavera/verano de 1998. "En este desfile descubrimos al 'nuevo cuerpo' de la moda: una Gisele Bündchen adolescente mojada por una lluvia dorada".

Primavera/verano de 1999. "Ver a un par de robots rociando con espray a Shalom Harlow en directo es sin duda mi momento favorito de la historia de McQueen. No solo por la puesta en escena, también por el concepto en sí: es una forma maravillosa para empezar un desfile".

Otoño/invierno de 2001. "Por aquel entonces, me acababa de mudar a Londres y empecé a trabajar como asistente de moda. Para mí, esta colección es una de las más emblemáticas de McQueen y uno de mis primeros contactos con la industria. Me quedé completamente fascinado con el dramatismo del espejo y las mariposas".

Otoño/invierno de 2006. "Este look nos muestra a una Raquel Zimmeran convertida en una bestia angelical. Representa a la perfección la visión poética, gótica y macabra de McQueen. Un desfile que pasará a la historia gracias al inolvidable y revolucionario holograma de Kate Moss al final".

Primavera/verano de 2007. "Este vestido concluye una colección maravillosa que parece desintegrarse a cada paso que dan las modelos. La pasarela se acabó llenando de pétalos".

Otoño/invierno de 2009. "A este desfile llegué tarde y me quedé de pie al final. Miré a la pasarela y lo primero que vi fue una montaña de basura en el centro. Nunca lo olvidaré: era una especie una parodia del lujo parisino ideada por una mente retorcida y fetichista. Un arsenal de modelos enfundadas en bolsas de basura con sombreros hechos a base de latas de Coca Cola: fue como volver a las fiestas de los 80.

No te pierdas:
*Lo mejor de Alexander McQueen en i-D
*Los primeros desfiles de Alexander McQueen

Tagged:
Alexander McQueen
Alastair McKimm
mcqueen
archivo i-d