mia goth: el impacto de lo nuevo

Mia Goth es una actriz talentosa y bella convertida en estrella de Miu Miu, quien alcanzó la fama con 'Nymphomaniac'. El 2016 la ve de regreso en pantallas en el thriller post-apocalíptico 'The Survivalist' nominado para los BAFTA.

por Colin Crummy
|
14 Marzo 2016, 6:39pm

Mia Goth nunca se ha tomado una selfie. "¡Nunca!" exclama, "Creo que es demasiado banal. Un nivel de vanidad es sano pero creo que hay mucho más allá afuera. He visto los Instagrams de la gente y me parece muy bizarro que puedan tomarse selfies. Ese fenómeno entero me parece muy bizarro". No es que Mia, 22, tenga que tomarse sus propias fotos, cuando tantos otros han sido muy felices haciéndolo por ella. La han fotografiado bastante: primero cuando inició como modelo en su adolescencia; luego como el sujeto preferido de Lars von Trier en Nymphomaniac: Vol II. Recientemente ha sido retratada por sigilosos paparazzis ansiosos por registrar cada café al que ella y su novio Shia LaBeouf frecuentan. 

Como resultado de todas estas imágenes —quietas y en movimiento— conocer a Mia Goth trae sus propios prejuicios. En las columnas de chismes la reducen a una caricatura de una adolescente irritable. En las campañas de moda, como las de Miu Miu, es un misterio: contrastando su astucia infantil con una mirada como de otro mundo, como si a pesar de toda esa inocencia estuviera lista para lanzarse a lo que fuera. Es algo que Lars von Trier explotó de manera exitosa en Nymphomaniac cuando le pidió hacer el papel de P, la hija adolescente de criminales que es adoptada por Joe (Charlotte Gainsbourg) para ser su aprendiz y amante, y a quien al final traiciona. 

Mia es tan ferozmente segura en un papel que involucra desnudez y escenas de sexo explícito que, pues, es difícil no imaginar que intimide hablar con ella. Pero no es así. En persona Mia es alegre y encantadora y muy diferente a la niña gruñona que han retratado en la historia fabricada de su vida según los tabloides. Es un alma antigua en un cuerpo joven. O como ella lo dice, al explicar la falta de selfies en su smartphone: "Soy un poco abuela. Preferiría hablar con alguien que tomarle una foto. Así me comunico". 

Fue la abuela de Mia, una actriz exitosa en Brasil, quien la presentó por primera vez a las luces brillantes cuando la llevaba al set. Nació en Londres, hija de una brasileña y un canadiense, Mia creció siendo una trotamundos, un hecho que vemos reflejado en su nombre completo "Mia Gypsy". Pasó de ser adolescente viviendo con su madre en Catford, en las afueras de Londres, a entrar al mundo de la moda. La descubrió la fotógrafa Gemma Booth en el Underage Festival en Victoria Park y la contrataron en Storm Model Management. Ahora es uno de los rostros de Miu Miu, pero es la actuación lo que realmente la cautiva.

Para Mia, LA es su hogar. "Uno se despierta todos los días y se siente muy motivado. Quieres ser bueno contigo mismo". dice acerca de su base en EU. Ya sea que LA lo haga o no, la motivación es algo que Mia Goth tiene de sobra. No perdió la oportunidad de trabajar con Lars von Trier quien le llamó para Nymphomaniac sólo tres semanas después de sus exámenes finales. En ese momento estaba considerando estudiar actuación. Un cambio estrafalario con una cinta de conmoción, pavor y sex-plotación, y las clases de actuación se fueron por la ventana. "Charlotte [Gainsbourg] fue la mejor maestra que jamás podría imaginar. La pareja de baile más increíble que he tenido. Eso es algo que ningún profesor me hubiera podido dar", Mia dice. "Me gusta mucho David Mamet [director y dramaturgo estadounidense] y él siempre dice: no vayas a la escuela. Creo que tiene algo de razón. Si quieres saber sobre la gente, que es lo que hacen los actores, solo sal a la calle. Puedes aprender mucho". 

Esa motivación está cosechando frutos en cuanto a la actuación. Lo primero de este año es la película The Survivalist, nominada para los BAFTA, un thriller apocalíptico establecido en un futuro de hambruna global. En la película Mia hace el papel de Milja, parte de un duo madre-hija que buscan refugio de unas fuerzas oscuras en una choza en el bosque. El único residente de esta choza —interpretado por Martin McCann— claudica, y los tres forman una alianza inquietante, cultivando comida para su supervivencia, y vigilando su terreno ante posibles intrusos. Parte de su pacto involucra un intercambio sexual, una movida que para Mia resultó en escenas desafiantes que eclipsaron las vistas en el melodrama nihilista de Nymphomaniac

En The Survivalist Mia es como un muro perfectamente oscuro, luego pasión extrema. Detrás de cámaras hizo bien su tarea. Acampó en el bosque, no se bañó durante todo el rodaje y monitoreo su dieta para verse al borde del Apocalipsis. "En The Survivalist sentía que una especie de competencia sana se estableció entre el reparto", nos reveló. "Todos teníamos que estar bajo una dieta super estricta. Así que si descubría que Olwen [Fouere —quién interpretó a su madre] estaba en una dieta de 1,000 calorías al día yo pensaba "ah sí, tú estás en 1,000 al día, yo bajaré la mía a 900". Nos motivábamos y nos impulsábamos mutuamente".   

Una vena competitiva pasa a través de gran parte de la conversación de Mia cuando habla de su profesión. No se hará auto promoción en redes sociales pero sí entra con regularidad a Twitter para enterarse de qué papeles grandes han tomado otras actrices. "Veo lo que están haciendo", dice con indiferencia. "Pienso: 'Ella está haciendo eso. OK. Eso es interesante. Ella ganó ese premio. Eso está cool'. Me motiva lo que otras están haciendo".

En una analogía la cual Mia lleva más allá, habla de su preparación para un papel como la de un boxeador (no habla mucho cuando está en el set, se pone a escuchar música para poderse conectar a su zona. "Escucho a Mick Jenkins, Kendrick Lamar, J. Cole, Kanye West... Me gusta su impulso y cómo quieren ser lo mejor que se pueda".) Espera que su contrincante en el cine sea de mucho peso también, y cita a Tom Hardy, Michael Fassbender y Joaquin Phoenix como algunos de los actores con quienes quisiera trabajar: "Me atraen los actores que hacen cosas oscuras, siempre digo que ¡entre más oscuro mejor!" 

Temáticas oscuras con personas de calidad frente y detrás de la cámara están en su lista de cosas que hacer para 2016. Acaba de terminar de rodar A Cure for Wellness, una película de horror sobrenatural, junto a Dane DeHaan, y está a punto de comenzar producción de High Life, el debut en inglés de la aclamada directora Claire Denis con Robert Pattinson y Patricia Arquette. Mia interpreta a "una astronauta conflictiva en el espacio" en ésta película, aunque no puede decir mucho al respecto en este momento excepto que se va al Museo de Ciencias después de nuestra plática para hacer un poco de investigación galáctica.   

Como un ejercicio, eso suena igual de caprichoso de lo que Mia Goth puede aparentar. Pero no se dejen engañar. "Actuar es como boxear", nos dice ésta contrincante antes de alistarse para partir. "Puedes estudiar sobre la historia del box, quién estuvo antes que tú, los grandes comentaristas, pero no es hasta que estás en el ring y te dan un golpe que te das cuenta qué es lo que tienes que hacer". Lo más seguro es que Mia Goth logre un knock out.  

Más de i-D:

¡Ve el nuevo Fashion Issue de i-D!

Stay Punk

Hablando con Clémence Poésy

Credits


Texto Colin Crummy
Fotografía Alasdair McLellan
Peinado Mark Hampton de Julian Watson Agency usando productos de Toni&Guy
Maquillaje Hiromi Ueda de Julian Watson Agency usando Sisley Skincare & Cosmetics

Tagged:
Lars von Trier
Alasdair McLellan
Colin Crummy
The Fashion Issue
mia goth
entrevistas de moda