según damien hirst, "es imposible crear arte sin dinero"

"Mucha gente cree que los artistas tienen que ser pobres", aseguraba el artista en una reciente conversación junto a Jeff Koons.

por Hannah Ongley
|
23 Mayo 2016, 11:15am

@damienhirst

Síguenos en Facebook para estar al día de todas las noticias de moda y cultura joven

Puede que no nos sorprenda que a Damien Hirst —el especialista en conservar cadáveres de animales con cuernos y pezuñas de oro de 18 quilates— no le convenza la creación de arte con un presupuesto ajustado. Además, tampoco nos asombra demasiado que se muestre tan optimista ante la influencia del dinero sobre la expresión creativa, puesto que se dice que es el artista más rico del Reino Unido. 

El célebre provocador de 50 años, que batió el récord de recaudación en una subasta de un solo artista con la cifra de 176 millones de euros en 2008, defiende a toda costa que los jóvenes artistas deben respetar el dinero en lugar de ultrajarlo. Poco antes de presentar una exposición en Londres compuesta por obras de Jeff Koons, Hirst le contó a la BBC que está harto de que el dinero se considere como un "insulto".

"Creo que mucha gente piensa que los artistas deben ser pobres, o que no pueden centrarse en el dinero. Cuando hice mi subasta y recaudé todo ese dinero, toda mi vida cambió y lo conseguí en un breve periodo de tiempo", dijo y añadió: "Creo que el dinero es una parte muy importante de nuestras vidas. Siempre he creído que es tan importante como el amor, la muerte o algo con lo que tenemos que lidiar y que tenemos que entender. Es una pieza clave y algo que tenemos que respetar... No creo para nada que [el dinero] deba considerarse como un tabú".

Además, Hirst aprovechó para alabar a Andy Warhol por haber tratado el dinero de una forma tan abierta: "Creo que Andy Warhol hizo que estuviera bien que los artistas trataran con el dinero. Creo que, después eso, no se puede hacer arte sin asumirlo", y Koons, que estaba sentado a su lado, afirmó con la cabeza en señal de acuerdo.

Recomendados


Texto Hannah Ongley

Tagged:
arte
Damien Hirst
Londres
Jeff Koons