Publicidad

jemima kirke habla sobre el estigma del aborto

“El tema de reproducción es algo de lo que las mujeres deberían poder hablar libremente”. La estrella de 'Girls' protagoniza el nuevo vídeo de la campaña 'Draw the Line' en el que se traza una defensa del derecho de las mujeres al aborto.

por i-D Staff y Alice Newell-Hanson
|
16 Abril 2015, 8:08am

Photography Frances Tulk Hart

La artista y cantante Jemima Kirke (o Jessa, la chica que mean en la calle en Girls) siempre ha sido muy honesta en todo lo relacionado a los derechos de la mujer, tanto en la pantalla y fuera de ella. Esta semana es noticia porque ha manifestado públicamente su defensa del derecho del aborto libre de prejuicios y estigmas. En un vídeo para la campaña Draw the Line, habló abiertamente acerca de su experiencia personal con el aborto y la lucha de las mujeres por la libertad en la reproducción. "Aún veo vergüenza por la terminación de un embarazo", dijo. "Así que siempre he mantenido una actitud abierta con de mis experiencias personales".

La campaña Draw the Line, llevada a cabo por el Center for Reproductive Rights [Centro de los Derechos de la Reproducción], protege los derechos de la mujeres y les procura asistencia médica más asequible, seguro y atención médica durante todo el proceso del aborto.

Jemima explica que se quedó embarazada de su novio de la universidad en 2007, y decidió no tener al bebé porque no creía que en su vida hubiera "un ambiente adecuado para criar a un hijo saludable y feliz"(...). "Sentí que no era justo". 

No le dijo nada a sus padres y consiguió el dinero ella misma: vació su cuenta de ahorros y su novio le ayudó. Pero debido al alto costo del procedimiento, optó por no usar anestesia para no sumar un coste extra a la intervención. De acuerdo con Planned Parenthood, un aborto puede llegar a costar hasta 1.500 dólares si se produce durante el primer trimestre, y hasta 6.531 dólares si se hace a las 22 semanas. 

En España, desde 1985, el aborto está cubierto por nuestro sistema público sanitario en tres supuestos: riesgo grave para la salud de la mujer embarazada, violación y malformaciones o taras, físicas o psíquicas en el feto. Aún así, también es posible encontrar clínicas privadas, donde los precios oscilan entre los 350€ y los 1.700€ aproximadamente. 

La actriz también usó este vídeo como una plataforma para expresar su esperanza para el futuro de los derechos de la mujer: "Tengo dos hijas. Ya me estoy anticipando a sus problemas de autoestima respecto a su cuerpo; a todo el peso que conlleva ser una mujer en nuestra sociedad. Me encantaría que cuando fueran mayores los problemas políticos que rodean el cuerpo de la mujer no existieran más; que tengan una cosa menos contra la que luchar. Odiaría tener que verlas pelear por los derechos sobre su cuerpo".

drawtheline.org

Recomendados


Texto Alice Newell-Hanson
Fotografía Frances Tulk Hart
Estilismo Michelle Cameron