Publicidad

¿estamos preparados para el desnudo femenino?

¿Qué está pasando con las mujeres y sus cuerpos en los medios de comunicación? ¿Puede un escote indigbar a alguien? Al parecer, sí.

por Elizabeth Hunt Brockway y Elizabeth Pankhurst Moffatt
|
19 Enero 2015, 4:10pm

2014 ha sido el año de la vuelta del feminismo a la opinión pública -vía Tumblr y en la calle- y, controversias a un lado, ha concienciado a muchas mujeres de lo que realmente significa tener tetas en el mundo actual. Activistas como Pussy Riot y actores como Joseph Gordon Levitt han puesto todos sus esfuerzos en demostrar que la situación de las mujeres mejore día a día. Aunque todavía quedan casos como el de gente que se ofende por ver a Rita Ora con un traje blanco de Ermanno Scervino sin sujetador en un programa de televisión. Por tanto, ¿qué nos espera en 2015?

Somos europeos: hemos crecido rodeados de mujeres en topless en las playas y desnudos de lo más arbitrarios en el cine. Entonces, ¿por qué tanto revuelo por un escote en televisión? Hasta los americanos están empezando a aceptar este tipo de cosas: Lena Dunham ha abierto la veda para una nueva generación de mujeres que aceptan su cuerpo al desnudo -aunque a algunos les cueste más digerirlo-. Hasta la ex-princesa Disney, Miley Cyrus, comparte fotos de sus largos baños de espuma.

Versus Versace primavera/verano 15. Fotografía Collier Schorr


Algunas, como Lina Esco y Lola Kirke, participan en campañas como 'Free The Nipple' y otras como la actriz Caitlin Stasey lanzan páginas como herself.com: una plataforma online que celebra la fluidez sexual y la diversidad del cuerpo desnudo de la mujer. Puede que sea hora de que los británicos aprendan un poco de la conducta de los estadounidenses.

Las mujeres están más confundidas que nunca: las modelos cada vez llevan menos ropa pero linchamos a las famosas por hacerlo. Puedes conseguir la fama vendiendo tu vida sexual pero una vez la alcanzas, la sociedad no te deja enseñar más carne de la que "es aceptable". No importa si eres una chica Tom Ford o una amazona bronceada al más puro estilo Versace: parece que la gente solo juzga la imagen y no entiende que el ser humano es mucho más complejo. ¿Acaso es incompatible que te guste la literatura del siglo XIX y llevar shorts de cuero?

La moda se malinterpreta muy a menudo. Miranda Priestly lo deja muy claro en El diablo viste de Prada: "Puede que creas que este mundo es solo es una máquina superficial que genera vestidos y champán, pero no importa que lleves un Oscar de la Renta o cualquier trapo de rebajas: lo que te pones por las mañanas representa millones de euros y puestos de trabajo. Así que, te guste o no, no puedes permanecer ajena a la industria de la moda". Nigel, en el mismo film, también nos recuerda que "el mundo de la moda nos ha dado algunos de los artistas más grandes del último siglo. Y la moda es todavía más grande que el arte porque vives con ella puesta". ¿Cómo se puede considerar que la moda es algo banal cuando Dior hace referencias a Hokusai y Dolce & Gabbana está fusionando el catolicismo con la alta costura?

Las mujeres están muy coaccionadas a la hora de vestirse cuando, en realidad, algo tan ligado a nuestras vidas debería ser la mayor de las expresiones artísticas. Pero claro, si se te ve un poco más el pecho… Mejor que no. El mundo ya tiene suficiente con los atentados de París y la crisis de Boko Haram y la gente debería reivindicar todos los derechos humanos que se están ignorando en lugar de quejarse porque Rita Ora "se ha pasado con el escote" en la BBC. Los cuerpos de las mujeres son como un campo de batalla: tenemos que lidiar con ellos como si se tratase de una guerra, cuando lo que en realidad hay que solucionar son las desigualdades que vivimos a diario en las calles.

Así que espero que en 2015 nos dejen de importar este tipo de cosas. Que nos quitemos los sujetadores cuando nos apetezca y que nos volvamos locas con los increíbles mini-vestidos de Moschino. Sin prejuicios: solo chicas que disfrutan de la moda. Como diría James St. James: "¿Qué más da? Cariño, si te sale joroba, ¡le pones purpurina y te vas de fiesta!".

Recomendados


Texto Elizabeth Pankhurst Moffatt
Fotografía Tesh
Director de moda Edward Enninful
Peluquería James Brown M.F.H.
Maquillaje Aaron De Mey At Streeters
Asistente de fotografía John Molloy, Tom Kletecka, Jeremy Nelson y Christian Macdonald
Asistente de estilismo Michelle Cameron, Sharon Sylvester y Caroline Newell
Modelo Kate Moss en Img 

Tagged:
Tom Ford
sexo
Versace
Rita Ora
feminismo
Cultura
Mujer
Edward Enninful
lola kirke
elizabeth pankhurst moffatt
lina esco
tesh