Elle Fanning de izquierda a derecha: Dior, Vivienne Westwood y Gucci 

detengámonos un momento para alabar el estilo de elle fanning en cannes 2019

La actriz no solo es la jurado más joven en la historia del festival de cine, sino que también es la más elegante.

por Liam Hess
|
24 Mayo 2019, 4:56pm

Elle Fanning de izquierda a derecha: Dior, Vivienne Westwood y Gucci 

Todos recordamos la primera vez que vimos a las hermanas Fanning en la pantalla: ya sea una joven Dakota con los ojos muy abiertos en I Am Sam (que le valió una nominación a los premios SAG con tan solo ocho años de edad) o Elle en la película de Sofia Coppola que la lanzó como la favorita del joven Hollywood, Somewhere. Desde el momento en que llegaron a nuestras pantallas, quedó claro que eran futuros talentos del cine.

Lo que no podíamos predecir, sin embargo, era que también terminarían siendo unos de los íconos de estilo más emblemáticos de Hollywood. Dakota ha protagonizado campañas para Marc Jacobs y Elle es musa de Miuccia Prada y las hermanas Mulleavy de Rodarte. Hace solo unas semanas, Elle llevó un encantador look (pero apropiadamente camp) a la Gala del Met, con un peinado alto y vestida de rosa de Miu Miu, junto a una manicura con patatas fritas y tubos de pasta de dientes colgando.

Elle no tiene intención de parar de sorprendernos, pues en Cannes 2019 nos ha dejado una buena lista de looks para el recuerdo. Como la jurado más joven que ha tenido el festival, ha estado paseando por la legendaria alfombra roja de Croisette y todo lo que podemos decir es: lo estás haciendo increíble, cariño.

Los primeros comentarios que escuché sobre el espectáculo de alta moda que Elle está dando me llegaron a través de un artículo de Variety de esta semana, que contaba cómo la actriz se acabó desmayando en una fiesta con un vestido de Prada por culpa de un ajustado corsé. Suerte que estaba allí Colin Firth para venir a su rescate mientras una sorprendida Marion Cotillard se llevaba la mano al pecho. Esa misma tarde publicó una imagen en Instagram que decía: "¡Oops, me desmayé con mi vestido de graduación de Prada de los años 50, pero todo bien!". Así que nos podemos quedar tranquilos.

Algunos insisten en que es ridículo que una mujer en 2019 se vea obligada a usar un corsé tan ajustado. Pero sentimos que hay algo un tanto icónico en su fabuloso estilo a la antigua. Además, parece apropiado para la particular ternura clásica de Elle: puedes imaginarla fácilmente como la descarada hermana menor en una novela de Jane Austen.

Después de esto, busqué más profundamente, y descubrí fotos de su llegada al aeropuerto de Niza con un traje de color crema escandalosamente elegante, acompañado de una pequeña bolsa roja capitonada. Es el tipo de look que grita "Sólo vuelo en primera clase", antes de pasarte de largo. Imagina a cualquiera de nosotros, en clase turista, tratando de sobrevivir un vuelo de larga distancia con ese atuendo sin derramarnos nuestra comida de avión. Elle ha tenido gloriosos looks fuera de la alfombra roja durante toda la semana: un look de volantes de Ryan Lo, o un traje de dos piezas de Prada con tacones de tiras y gafas geek que llevó a una rueda de prensa el miércoles.

Pero lo más extraordinario han sido los abundantes momentos de glamour en la alfombra roja. Si bien no fueron looks que revolucionarían las redes sociales, su look de Gucci en la noche de la inauguración dejó claro de inmediato que Elle no estaba bromeando. Apareció con un vestido de Gucci color durazno con un bordado de color púrpura, fue el primero de muchos personajes que habitaría en toda la semana.

Estamos sintiendo la fantasía, y su vestuario nos está dando lo siguiente: una debutante estadounidense de los años 50 que se casa con una familia aristocrática británica, antes de divorciarse de su marido por un ataque de furia después de descubrir su farsa. Se embarcó rápidamente en una gira por Europa para la temporada de eventos sociales, asegurándose de que sus looks, cada vez más fabulosos, terminaran en las páginas de la revista favorita de su malvada suegra. Ella empieza a fumar pero solo con un largo y delgado porta cigarrillos, y tiene un harén de hombres jóvenes en todas las capitales europeas a su entera disposición. Podríamos seguir y seguir.

En el estreno de la última película de Quentin Tarantino, Once Upon A Time In Hollywood, una figura solitaria con una falda de Dior comenzó a caminar por la alfombra roja, inclinando la cabeza para ocultar su rostro con un sombrero negro de ala ancha. "¿Quién podría ser?", susurraron.

Y de repente giró el cuello y su rostro fue revelado: era Elle. Obvio que era ella. En cuestión de minutos, Elle no solo prendió fuego a Twitter, sino que comenzó a pisotear sus cenizas. "Róbame, por favor", escribió un usuario de Twitter. "GRACIAS POR MOSTRAR ESTE NIVEL", escribió otro. "Dénle la Palma de Oro al estilista de Elle Fanning", escribió un tercero. Estamos muy de acuerdo.

Así que, bueno, podemos decir que Elle Fanning es nuestra nueva diosa del estilo y, francamente, no podríamos estar más orgullosos.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.