lady gaga revoluciona los grammy con su actuación tributo a david bowie

Diez canciones en seis minutos que vuelven a poner a Gaga en el ojo del huracán.

|
feb. 16 2016, 10:20am

Parece que fue ayer, pero Lady Gaga lleva casi una década sacando discos -recordemos queThe Fame se publicó en 2008- y más de medio lustro revolucionando con sus prácticamente indescriptibles looks los Grammy, esa gala de premios donde lo que menos importa son los premios y que sin embargo son el lugar ideal para dar un golpe de efecto a nivel planetario.

Y eso es precisamente lo que Gaga ha conseguido con su tributo a David Bowie. Tras muchos meses en los que la cantante estadounidense (e "italiana", como ella misma dice) ha mantenido un perfil bajo en la música -Artpop ha sido el primer gran flop declarado de su carrera- y se ha centrado en su carrera como actriz en American Horror Story -Globo de Oro incluido-, parece que con esta actuación ha vuelto a dar en el clavo (del pop).

Gaga no es del gusto de todos -¿quién lo es a estas alturas?-, pero nadie puede negar que el comienzo de la actuación es simplemente espectacular. Imagina el mapping de las máscaras que te ofrece Snapchat para ponerte orejas de perro, sueña con que la calidad sea mil veces más alta y ahora piensa en la cara de Gaga y de Ziggy Stardust unidas para interpretar un fragmento de Space Oddity. 

La actuación fue un mashup en toda regla en la que Gaga interpretó diez temas de Bowie: a Space Oddity le siguieron Changes, Ziggy Stardust, Sufragette City, Rebel Rebel, Fashion, Fame, Under Pressure, Let's Dance Heroes. Y más para los detractores de Gaga: aunque la cantante se cambió de look en medio de la actuación -que, por cierto, le diseñó Marc Jacobs-, para nada se convirtió en una sucesión de atuendos sin ton ni son, sino que se concentró en interpretar, bailar y compartir actuación con Neil Rodgers, el guitarrista líder del grupo Chic que fue también productor de Let's Dance.

Imagen vía @marcjacobs