e​l coleta: “la nueva movida madrileña soy yo”

"Todo el mundo es artista, nadie tiene trabajo". Puede que no conozcas a El Coleta, pero quizá si hayas escuchado esta frase (o una similar antes). Hoy en i-D nos vamos a Moratalaz para hablar con el artífice del rap quinqui para que nos cuente de...

|
feb. 18 2016, 10:30am

fotografía adriana roslin

El Coleta pasa de salir de su barrio, Valdebernardo (Madrid), a no ser que tenga que dar algún concierto. Allí vive y allí se dedica a su música, esa que él mismo ha llamado 'rap quinqui' o 'rap macarra' y que defiende como un invento suyo.

Allí hace su vida, en un barrio que en los 90 vivió uno de los mayores escándalos de corrupción urbanística antes siquiera de que eso fuera algo de lo que se hablara en las noticias. Un entorno perfecto para hablar de los problemas que atenazan a la clase obrera de Madrid en forma de hip hop y con una aproximación que no ha gustado nada a quienes se declaran puristas de esta disciplina musical.

Todos los aspectos de su carrera los gestiona él mismo e incluso se ha dirigido en algunos de los clips promocionales. Lleva media vida haciendo música desde casa, pero es ahora cuando todo el mundo quiere escucharlo en ambientes que difieren mucho de las salas de Moratalaz en las que empezó. 

El Coleta actúa en el Festival Cara B el próximo 20 de febrero y nos dio algunas pistas de lo que podemos esperar de un rapero tan sui generis (y obsesionado con los 80 más callejeros) encima del escenario.

Lee: 6 artistas para comprender el nuevo rap español
Lee: La mujer en el hip hop

Antes de nada, ¿qué es eso del rap quinqui?
¿El rap quinqui? El rap quinqui puede considerarse un subgénero del rap que, a mi entender, me lo he inventado yo (o por lo menos he sido el primero). Te lo voy a definir como a mí me parece, que para eso me lo he inventado yo. Sobre todo hablo del rap macarra y dentro de él está la parte más quinqui. En mi caso hago un rap con referencias muy macarras de finales de los 70, 80, 90 y normalmente muy ibéricas.

Vale, pero eso es una época que tú no viviste, ¿no?
Hombre, yo no lo he vivido como adulto, pero en los 80 sí he vivido aunque fuera pequeño. Además existe la tradición oral. Yo no he vivido los 70 ni he sido adolescente en los 80, pero tengo familiares que sí los han vivido y me han contado cosas.

Y entonces, ¿cómo son de importantes para ti?
Cualquier cosa que sea macarra me vale, tanto musical como en forma de cine, social, cultural... Para mí son referentes las películas del cine quinqui y la música que sale en esas pelis como Los Chichos, Los Chunguitos o Las Grecas.

Trabajas sin el apoyo de un sello discográfico, ¿cómo lo consigues?
No sé, organizándome. Yo me hago la música, hago los vídeos, contesto los mails, me hago el booking o el management y así trabajo. Es mi trabajo, y es lo único a lo que me dedico: al final se trata de dedicarle tiempo.

Y ahora que se aproxima una buena tanda de conciertos, ¿cómo los preparas?
He pasado por Burgos, Donosti, Pamplona, y este sábado me voy a Barcelona. Quince días después toca Madrid y luego hay varias cosas que no están anunciadas. Ensayo un par de veces durante la semana porque ya llevamos bastante tiempo haciendo bolos con las mismas canciones y ya tengo un background, digamos. Todos los conciertos que he dado este mes ya me sirven como ensayo.

¿Cómo asumes las críticas de aquellos que se consideran más puristas del rap?
No sé, la verdad es que me da igual. Si son puristas y me critican hasta me parece guay y mejor para mí, porque yo nunca he querido hacer un rap puro si no más bien todo lo contrario.

Una de tus canciones más conocidas es Movida Madrileña. ¿Crees que estamos viviendo una segunda Movida Madrileña?
Lo que considero es lo que digo precisamente en la canción: todo el mundo es artista y nadie tiene trabajo. Hay bastantes cosas que se asemejan a la Movida como el cambio político, el rollo social, mucho paro. En la Movida todo el mundo era artista porque había mucho paro y poco que hacer y eso es algo que pasa hoy también. Hay herramientas para que cualquiera se haga un vídeo o se haga una canción, así que el espíritu se mantiene un poco pero no sé si hay una nueva Movida Madrileña. La nueva Movida Madrileña soy yo, que para eso he sacado el disco con el nombre.

En otra de tus canciones, Asingarap, cantas con La Mala Rodríguez, ¿cómo surge esta colaboración?
Por cosas de la vida contacté con ella. Me enteré de que le gustaba mi música, hablé un par de veces con ella y cuando saqué mi penúltimo 'pack' le escribí y le dije que si se lo guardaba y contestó que sí. Vino a Madrid a presentar Bruja, me pasé por la prueba de sonido y me pidió una colaboración en ese concierto sobre la canción de Quién Manda Aquí. La verdad es que le moló, hicimos buenas migas y de ahí surgió Asingarap, que es muy parecida a la primera canción que cantamos juntos en aquel concierto.

Reivindicas siempre mucho tu barrio pero, ¿qué tiene de especial Moratalaz?
No es algo especial, pero lo más característico es El Ruedo: unas viviendas de realojo al lado de la M-30. Es obra de un arquitecto muy famoso y tiene una forma muy peculiar, porque parece una plaza de toros y es casi una cárcel. Tiene unas ventanas muy pequeñas para que no entre el ruido de la carretera. No es lo más especial, pero sí es lo más característico de mi barrio.

¿Qué podemos esperar de tu concierto en el Cara B?
Yo qué sé, pues rap macarra. La peña dice que molamos más en concierto que en disco, que a lo mejor no les entraba de primeras nuestra música pero al final sí. No sé, yo sólo veo ahí unos macarras escupiendo al micro, con las bases por debajo, no veo mucho más allá de eso. Quizá tenemos una actitud que mola.

Antes de despedirnos, ¿de dónde viene lo de El Coleta?
(Se ríe) Es muy fácil, tengo coleta de toda la vida y antes de escribir mi primera canción ya me llamaban El Coleta. Desde los dieciocho o por ahí.

Recomendados


Texto Alberto Sisí Sánchez
Fotografía Adriana Roslin